Secciones
Policiales

Declaró la enfermera acusada de las muertes de los bebés: habló de "pinchazos", "encubrimiento" y "faltantes"

La imputada por “homicidio agravado reiterado por procedimiento insidioso”, sostuvo que dentro del Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo sabían lo que ocurría con los recién nacidos. 

Brenda Agüero, la enfermera y principal apuntada por la Justicia en la causa que investiga la muerte de al menos cinco bebés recién nacidos y sanos en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de la ciudad de Córdoba, rompió el silencio el martes de esta semana y no solamente se declaró "inocente", sino que además sostuvo que le advirtió a las autoridades del nosocomio "sobre pinchazos en manos de algunos bebés el año pasado".

La joven de 27 años permanece detenida desde el 19 de agosto, imputada por “homicidio agravado reiterado por procedimiento insidioso”, luego de ser apuntada como sospechosa de inocular con sustancias tóxicas y de manera intencional a los bebés que luego murieron. La acusada declaró de manera presencial ante el fiscal de instrucción Raúl Garzón. "Soy inocente", afirmó luego de que el funcionario público le leyera las acusaciones en su contra.  

El fiscal Garzón había manifestado que la enfermera fue detenida por "dos hechos, que son los que al día de la fecha se ha podido avanzar en los estudios complementarios de las autopsias de dos de los niñitos fallecidos". Los resultados de la autopsia concluyeron que dos de los cinco bebés murieron a poco de nacer en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo como consecuencia de "exceso de potasio" que fue "inyectado de manera intencional". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Según el informe de la autopsia, "se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida". En ese sentido, Agüero negó su autoría y dijo que las autoridades del Hospital Neonatal "estaban al tanto de la situación" desde 2021. La causa tiene como imputadas, además de la enfermera, a tres ex directivos del Neonatal, una de ellas es la ex directora, Liliana Asís, quienes se encuentran acusados por responsabilidades mediatas, vinculadas a su función.

Por ejemplo, las ahora ex autoridades del nosocomio están acusadas por la omisión de deberes de funcionario público. De acuerdo con los datos oficiales, los fallecimientos de los bebés ocurrieron el 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y dos el 6 de junio de este año. De acuerdo con la enfermera, en el hospital había un “sistema de ocultamiento y encubrimiento” y contó que lo que estaba ocurriendo con los bebés “lo sabía todo el mundo en el hospital”. 

 

Según sus dichos, le había advertido a su jefe “inmediato superior” su “preocupación” por las muertes de los bebés, aunque aclaró que fue ignorada. A raíz de esta situación -explicó- en mayo, le pidió a su jefa que la sacara de Obstetricia por la angustia que vivía. Estuvo a punto renunciar y volver al Allende (sanatorio a donde ya había trabajado) en marzo o abril de este año. Algo que -también detalló- se le fue negado. 

Un dato clave para la investigación es que una compañera de trabajo de Agüero -según la declaración de la propia enfermera- le habría enviado en abril de 2021 una foto de un bebé internado en el Neonatal con un pinchazo extraño en forma de V en la mano. “Puede ver en el celular secuestrado las fotos que tengo que me envió una compañera con un bebé con tres pinchazos en la mano en forma de V”, le señaló al fiscal.

En las más de dos horas de indagatoria, relató otras irregularidades como la faltante de medicamentos, entre ellos, adrenalina, y reveló que en las reanimaciones cardíacas participaba una enfermera que había regresado de una larga licencia psiquiátrica y que no tenía que tener a cargo procedimientos técnicos. El abogado de la enfermera, Luis Pareja, sostuvo que su defendida manifiesto cuadro generalizado de conocimiento dentro del hospital de la situación.

El letrado advirtió que en sus dichos ante la Justicia, la enfermera de 27 años "justificó y acreditó su falta de participación respecto a los dos hechos por los cuales se la acusa". “El primer hecho no es sólido y el segundo hecho es aún más indeterminado, impreciso. Todo está basado en el registro laboral, la coincidencia de los días de trabajo de mi defendida con los días en que hubo muertes o problemas más algún señalamiento no individualizado de un testigo", explicó.

Luego de definir como "endeble" la causa contra su clienta, sentenció: “Desbarató toda la acusación, que es raquítica, y contó que les había avisado a su jefa y a la delegada del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), Viviana Martínez, de su preocupación y que nadie hizo nada. La única prueba que hay es la planilla de horarios de su trabajo que coincide con los días de las muertes y un reconocimiento indirecto”.

Mientras tanto, las madres, padres y familiares de los bebés fallecidos se movilizaron en pleno centro de la capital cordobesa, para exigir “justicia” y “cambios en las políticas de salud que garanticen la vida de los recién nacidos”. La investigación judicial se conoció el 11 de agosto a partir de las denuncias por la muerte de cinco bebés nacidos sanos entre marzo y junio pasados.

 

De acuerdo con los datos oficiales, los fallecimientos de los bebés ocurrieron el 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y otros dos el 6 de junio de este año. Los informes periciales preliminares determinaron que dos bebés, nacidos el 6 de junio último, ocurrieron por cuadro de "hiperpotasemia” que fue causado por “por exceso de potasio inyectada de manera intencional”, ya que se descartaron otras patologías, error y mala praxis en las muertes.

En el marco del expediente, la exdirectora del Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, Liliana Asís, se encuentra imputada por “omisión de los deberes de funcionario público”, al igual que dos jefas del área de Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Morales. Un dato no menor es que este miércoles encontraron un feto -de 9 centímetros, 30 gramos de peso y aproximadamente 12 semanas de gestación- dentro de una cámara séptica. El hallazgo fue de parte del personal de mantenimiento, que estaba realizando tareas de limpieza en el lugar. El servicio de Anatomía Patológica "procedió a su resguardo y análisis" y se hizo la denuncia en la Unidad Judicial 18".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!