Secciones
Por el crimen de maría marta

Del "maté a mi padre" al "es un psicópata": las pruebas contra Pachelo en el juicio que hoy se reanuda

Todavía restan dos jornadas más destinadas a la presentación de testigos por parte de los fiscales.

El juicio contra Nicolás Pachelo y dos vigiladores del country El Carmel, acusados por el crimen de María Marta García Belsunce, cometido el 27 de octubre de 2002, continúa este lunes con testigos propuestos por la fiscalía tras un receso de dos semanas.

La audiencia empezó a las 11 en los Tribunales de San Isidro, y está previsto que la jornada se extienda por largas horas, dado a que hay varias personas citadas a declarar.

Los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González aseguraron que todavía restan dos audiencias para terminar de exponer a todos sus testigos, por lo que, de ser así, fueron 30 jornadas sólo para testimonios de la parte acusadora.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Hasta ahora, las pruebas presentadas contra Nicolás Pachelo son varias y, las declaraciones en su contra, también son demasiadas. Además de haberlo acusado por el crimen de María Marta, el sospechoso fue señalado por otros delitos, algunos de los cuales de hecho admitió.

El vecino que vio a Pachelo

Una de las exposiciones cruciales fue la de Pedro Apiroz Achával, quien aseguró ante el tribunal que vio a Pachelo la tarde del crimen trotando en dirección a la vivienda de la víctima, casi al mismo instante en que la socióloga regresaba en bicicleta a su casa tras jugar al tenis con una amiga en ese barrio privado de Pilar.

Tanto Apiroz Achával como Santiago Asorey y Marco Cristiani, cuanto tenían solo 14 años, vieron el día del crimen el partido de River y Boca en el Club House de menores de Carmel, y mientras regresaban por las calles, cruzaron a Pachelo vestido de short y buzo oscuro con capucha y que, casi al instante, María Marta García Belsunce pasó a bordo de una bicicleta tipo playera en la misma dirección.

El giro en la muerte del padre de Pachelo

Durante las diferentes audiencias, varios testigos comentaron que no tenían dudas respecto a que Nicolás Pachelo había matado a su padre en el 1996, aunque por aquel entonces la causa se investigó como un suicidio. Sin embargo, ante las reiteradas afirmaciones, los fiscales del juicio presentaron un pedido para que se reabra la causa por el presunto suicidio del padre del imputado.

Así, finalmente el juez de Garantías 5 tigrense, Diego Martínez, rechazó otorgarle el sobreseimiento definitivo a Pachelo en ese expediente, ya que existen nuevos elementos probatorios que vincularían a Pachelo hijo como autor del crimen de su padre.

La dura e incendiaria declaración del hermano del imputado

Francisco "Pancho" Pachelo, uno de los hermanos del acusado, aseguró sin pelos en la lengua que Nicolás es "un psicópata total, un enfermo mental, malo y un asesino". Desde sus primeras palabras, el hombre cargó contra el imputado y recordó que cuando él tenía 4 años, Nicolás intentó prenderle fuego un colchón que estaba junto a la cuna.

“Sé que es un asesino porque mató a mi padre. No me cabe ninguna duda de que mató a Roberto Pachelo. Lo mató a mi padre por plata y por resentimiento”, afirmó en otro tramo de su declaración el testigo. Consultado por el fiscal Andrés Quintana sobre si Pachelo asistió al velatorio de su padre, Francisco señaló que no porque “mientras lo velábamos, Nicolás estaba robando en la oficina de Pilar”, propiedad de su familia.

La acusación de la madrastra

La madrastra de Nicolás Pachelo, Jacqueline Barbará, esposa de Roberto Pachelo, sostuvo ante el tribunal que en la familia siempre se creyó que Pachelo era quien había asesinado a María Marta García Belsunce. 

“Siempre pensamos que Nicolás había matado a María Marta, que le fue a robar, y no a matar, y María Marta se tuvo que defender”, opinó Barbará, en una de las frases más comprometedoras que dijo contra su hijastro.

De igual modo, en varios tramos de su declaración, Barbará reiteró varias veces la mala relación entre Nicolás y su padre Roberto, al punto de que lo acusó de ser el asesino de su esposo. “Nunca me comí el tema del suicidio. Pienso que lo mató Nicolás”, afirmó.

La pregunta que incrimina a Pachelo

El encargado y un mozo de la confitería de una estación de servicio del partido bonaerense de Pilar aseguraron que Nicolás Pachelo les preguntó la mañana siguiente a la muerte de María Marta García Belsunce si habían escuchado algo relacionado "al crimen de la mujer en el country", cuando en ese momento todavía se creía que la causa de muerte había sido un accidente en la bañera.

El encargado Walter Mantovani y el mozo Miguel Ángel Monzón coincidieron en que el imputado llegó "entre las 6 y 7 de la mañana" del lunes 28 de octubre de 2002 a la estación de servicio Esso ubicada en el cruce del ramal Pilar de la autopista Panamericana y Ruta 25. Según los testigos, estaban preparando el salón cuando Pachelo ingresó, pidió una lágrima en jarrito y unas medialunas, y al cabo de unos minutos se acercó a la barra en dónde se encontraba Montavani.

"¿Che, saben algo de la mujer que mataron en el country?", coincidieron los testigos al indicar la pregunta que les hizo Pachelo, antes de pedirles el diario de ese día.

El audio en el que habla de un fusil

En las primeras audiencias, dos audios complicaron a Pachelo, ya que en uno hizo referencia a que poseía un fusil, y en otro habló mal de María Marta Belsunce. "Es todo negro, con culata negra, y carga tres tiros. Es una bestia, tirás a un árbol y lo partís, es una bestia", dijo sobre el arma.

Respecto a la segunda grabación, que fue con un amigo suyo, mencionó de manera denigrante a María Marta García Belsunce, a quien trató de "vieja conchuda".

El día que Pachelo admitió que mató a su padre

Un comerciante de autos de Pilar aseguró que el imputado lo estafó con la compra de una camioneta y lo amenazó diciéndole que si ya había asesinado a su padre, matarlo a él y a su madre “no significa nada”, y comentó que en otro encuentro intimidante que tuvo con el acusado vio “al diablo en sus ojos”.

El testigo explicó que en 2000 Pachelo le compró una camioneta Jeep Grand Cherokee que tenía en consignación valuada en 25.000 dólares y que el problema se dio cuando advirtió que lo había estafado porque le pagó con cuatro cheques que vinieron rebotados porque al menos uno de ellos estaba denunciado como robado.

El comerciante contó que una de las amenazas que recibió fue en forma telefónica, cuando él venía manejando por la ruta 8 desde San Antonio de Areco, de donde es oriundo, y recibió en su celular una llamada de Pachelo con una frase que, según declaró, nunca pudo olvidar. “Si yo tuve huevos de matar a mi padre, imagínate que matarte a vos o a tu vieja para mí no significa nada”, le dijo.

Interrogado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, el testigo se refirió a otro hecho intimidante que vivió con posterioridad a que Pachelo le rompiera los vidrios del local e incluso dañara de un piedrazo a un costoso BMW que tenía a la venta.

“Una vez viene Nicolás, se sienta en el escritorio y me dice: ‘Yo te rompí los vidrios y no te prendí fuego la agencia porque te considero un buen tipo’. Y su pedido era que esto no trascienda”, afirmó.

Las pruebas que lo siguen incriminando

Un policía especialista en comunicaciones aseguró que dos informes suministrados por la empresa de telefonía celular señalaron que el acusado Nicolás Pachelo "se encontraba a las 19.32 en la zona de Carmel" el 27 de octubre del 2002, día en que fue asesinada María Marta García Belsunce, a pesar de que el acusado afirmó que se retiró del lugar antes de las 19 para dirigirse a Capital Federal a encontrarse con su madre.

Según expresó el especialista en comunicaciones, “Pachelo estaba 19.32 en la zona de Carmel” según el registro de una de las tres antenas que estaban en la zona de Pilar, al norte del Gran Buenos Aires. “Fueron dos llamadas, a las 19 horas 10 segundos y 19 horas, 32 minutos y 45 segundos. Son tres antenas que tienen cobertura en Carmel, ambas comunicaciones impactaron en una sola. Eso significa que a las 19.32 Pachelo estaba en la zona del Carmel”, reveló el perito.

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!