Secciones
dolor

Mala praxis: una nena de seis años fue atendida por un raspón y murió a las 72 horas

Primero la trataron en General Moldes y luego en Río Cuarto. Murió el 8 de enero.

Hace dos semanas, Hugo Olguín y Karen Baldobino recibieron la peor de las noticias: su hija Danae, de seis años, había muerto, después de tres días de internación. La pareja de General Moldes, en Córdoba, no entendía qué había sucedido con su hija. Habían llevado a la niña porque se había raspado la rodilla mientras patinaba y tres días después estaba muerta. Al pedirle explicaciones, los médicos solo atinaron a decirle que la pequeña había sufrido un “shock séptico”. Pero no dieron mayores detalles.

 

Entonces, entre el dolor fulminante y la bronca, Hugo y Karen denunciaron a los médicos del Hospital Municipal Tomás Ponson de Moldes, donde la atendieron por primera vez, y de donde fue trasladada a un hospital de Río Cuarto, donde murió el 8 de enero. La denuncia es por “mala praxis”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Según la mamá de la nena, el estado de salud de la pequeña se complicó en cuestión de horas, tras un accidente doméstico. En una entrevista, Karen detalló: “El 5 de enero decidimos llevar a Danae a la guardia porque presentaba un cuadro de fiebre y dolor en la rodilla. Se había caído mientras patinaba dos días antes. Al otro día, había comenzado con fiebre y por eso le dimos ibuprofeno. Pensábamos que era solo un raspón y un poquito de fiebre. A la madrugada volvió a levantar fiebre y la llevamos al hospital de Moldes”.

 

Y continuó: “Tuvimos que esperar un montón y mi hija gritaba porque no aguantaba el dolor. Seguía con mucha fiebre. Cuando le hicieron un hisopado dio negativo, así que se descartó esa enfermedad. Pero cuando me lo hicieron a mí, di positivo y me tuve que aislar. Entonces la médica que nos atendió dijo que volviéramos a casa porque seguro que estaba incubando el virus y nos recetó un medicamento. Nunca le revisó la rodilla”. 

 

En ese punto, la madre le pidió a la abuela de la menor que la llevara otra vez al hospital el miércoles por la tarde. “La nena seguía con dolor. Tardaron en darle asistencia. En la guardia, una médica le hizo un análisis. Así comprobaron que no tenía ningún virus sino una posible infección. Entonces ordenaron el traslado a Río Cuarto”. 

La pequeña fue junto a su abuela al Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto y quedó internada. “Me dijeron que la iban a trasladar a Río Cuarto, porque la iban a poder atender mejor que acá. Durante la internación, el estado de salud de mi hija empeoró. Ningún médico me llamó. En el medio, la volvieron a hisopar y dio positivo, aunque nos dijeron el resultado el viernes 7. Desde que llegó al hospital Padua y supieron que estaba contagiada, pasaron casi dos días sin que le hicieran otro análisis”.

Ese viernes, Karen se comunicó con su hija. “Noté que en ese momento, Danae estaba bien, había comido y se había bañado”. Pero el estado cambió por la tarde. La nena debió ser trasladada a terapia intensiva. En la madrugada del sábado, Danae murió. “Recién le hicieron los análisis correspondientes todo cuando ella estaba grave, cuando entró a terapia intensiva, cuando ya era tarde. Se dejaron estar”, denunció la mamá de la nena.

En ese sentido, Karen afirmó: “Jamás nos explicaron qué le pasó a nuestra hija. Jamás nos dijeron si Danae murió por la infección o si fue por un virus. Solo nos dijeron que fue porque en el raspón que tenía en la pierna se metió una bacteria y generó una infección grave que se sumó al COVID que tenía, pero nosotros no podemos entender qué pasó. Yo entregué a la nena bien, y la devolvieron muerta”.

Tras la denuncia realizada por los papás de Danae, la causa quedó a cargo del fiscal Daniel Miralles, quien ordenó la entrega de toda la documentación con la historia clínica de la nena en el hospital de Coronel Moldes le sea entregada. También pidió que se realizara una autopsia, que se llevará a cabo en las próximas horas. 

 

Por su parte, el abogado de la familia, Sergio Bernal Valverde dijo: “La menor murió por un shock séptico, es decir, una infección generalizada. En el acta de defunción sale que la causa de la muerte de la niña fue un ‘shock séptico’, no dice que fue Covid”. 

 

En tanto, desde la Municipalidad de Coronel Moldes se difundió un comunicado: “Consternados y afligidos por el dolor de su familia, quedan a disposición de todos ellos, en lo que pudiere serles útil, a la vez que manifiesta su irrevocable decisión de colaborar con las autoridades judiciales en pos de lograr el esclarecimiento de las circunstancias del deceso de la menor”.

Y agregaron: “Acompañamos el pedido de esclarecimiento efectuado, por la familia de Danae, necesidad conjunta del Municipio, su Hospital, el personal del mismo y de la comunidad de Coronel Moldes. Estamos a disposición de la justicia para que así sea”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!