Secciones
Policiales

Denunciaron al hermano de Dybala por robar y destrozar un auto en Córdoba: "Fue una cosa de borrachos que hicimos"

Gustavo Dybala ya había sido imputado meses atrás por "desobediencia a la autoridad" por no respetar el aislamiento por coronavirus después de haber regresado de Italia. 

Meses atrás, exactamente una semana después de que el presidente Alberto Fernández decretara el aislamiento social y obligatorio,  la Justicia cordobesa había imputado a Gustavo Dybala, hermano del delantero de la Juventus, Paulo Dybala, y a su novia tras una denuncia por haber incumplido la cuarentena obligatoria al retornar de Italia, donde fue a visitar al jugador.

En aquel entonces, la decisión judicial recaía por "desobediencia a la autoridad", a partir del protocolo que el Gobierno nacional impuso para todos aquellos que volvieron después de estar visitando países calificados de alto riesgo, como lo eran, por ejemplo, Estados Unidos, China, Irán, Brasil, Chile y toda Europa, entre otros.

Pero en las últimas horas, la situación del hermano de "La joya" se complicó: volvió a ser denunciado, pero esta vez fue acusado de robarse un auto en Laguna Larga, ciudad donde nació el futbolista y donde aún reside su madre con el resto de sus familiares, durante la noche del pasado domingo 21 de junio, fecha en la que se celebró el Día del Padre.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Según el relato de la víctima, identificado como Walter Nievas, se dio cuenta que su vehículo no estaba en el lugar donde lo había dejado estacionado al salir de un bar cercano a la terminal de ómnibus. Totalmente desesperado, el hombre de 50 años vio cómo desde la calle se le acercó su propio auto, con Gustavo Dybala al volante y dos amigos, quienes se lo devolvieron.

En la denuncia, la víctima remarcó que el hermano del delantero de la Selección Argentina iba al volante, a su lado se encontraba Maximilano Díaz, uno de sus íntimos amigos, y uno más en el asiento de atrás. Nievas remarcó que todos ellos estaban alcoholizados y que le habían dañado el auto, por lo que de inmediato realizó la denuncia en la comisaría.

Si bien durante aquella noche no pudo dejar asentada su denuncia en la Comisaría del Departamento de Río Segundo debido "la señora que tomaba la denuncia no estaba", logró realizar el trámite el lunes siguiente después de contactarse con su abogado, por lo que ya fueron citados los testigos del hecho para esclarecer lo sucedido.

Nievas remarcó en diálogo con infobae que Gustavo Dybala se comunicó con él por celular para explicarle lo sucedido y pedirle que no hiciera la denuncia. “Lo de anoche fue una cosa de borracho que hicimos con Gonzalo y Maxi. No creo que sea para que me denuncies. También, quiero pedirte perdón. Disculpas. Siempre tuvimos la mejor, no sé por qué me denunciás”, fue el mensaje que recibió Nievas en su WhatsApp.

Y en esa línea, Nievas aclaró: “Los tengo todos guardados los mensajes. Yo no sé qué hicieron con el auto. Me rompieron el levantavidrios, el tambor de arranque y me forzaron el volante. Ellos me hicieron mucho daño, yo no le hice un daño a nadie. No tengo nada que esconder y no le tengo miedo a nada. Somos grandes como para andar haciendo una cosa así. Yo no tengo confianza como para que me hagan estas cosas".

La víctima aclaró que al vivir en un “pueblo chico”, todos se conocen, por lo que es común dejar los autos abiertos o incluso con las llaves puestas. “Acá nadie toca lo del otro. Es la primera vez que estoy involucrado en una cosa de estas. Yo no lo hago por prensa ni por plata, yo solo quiero que me paguen los daños. Quiero que se haga justicia", concluyó.

Temas

  • Gustavo Dybala
  • Robo
  • córdoba
  • Paulo Dybala

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios