Secciones
Policiales

Desesperada búsqueda de Sara Morduhay, una mujer trans de 39 años: el sospechoso último mail

La causa quedó en manos de la Fiscalía N° 35, a cargo del fiscal Ignacio Mahiques.

Desde hace poco más de tres semanas que nadie sabe nada de Sara Javiera Morduhay, una mujer trans de 39 años que desapareció el pasado 28 de enero sin dejar rastros. En su departamento del barrio porteño de Belgrano, donde trabajaba bajo la modalidad home-office (se desempeña desde hace diez años en el área de informática y sistemas) dejó su celular conectado a su cargador. 

Morduhay mide aproximadamente 1.75 metros y tiene el pelo corto color castaño oscuro con canas, de acuerdo con el aviso de búsqueda difundido a través de las redes sociales. Desde hace poco, Sara había comenzado su transición y es integrante del espacio feminista Mala Junta-Poder Feminista, encargado de la difusión de su búsqueda a través de las redes.

Según contó su familia, tuvo una última comunicación con su teléfono celular el 28 de enero: una charla “normal” con un familiar, sin indicios que revelaran algo fuera de lo común. Sin embargo, hace pocos días, precisamente el 17 de febrero, la tía de Morduhay recibió un correo electrónico desde la casilla de la mujer desaparecida: el mensaje decía que estaba “todo bien” y que iba ausentar durante “unos días”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En el mismo correo habla de ir a “una quinta”, sin dar más explicaciones o una ubicación. Hasta el momento no existen hipótesis sobre la desaparición de la mujer y el hecho de que no lleve consigo su teléfono celular dificulta su búsqueda, ya que  no hay antenas o celdas para rastrear su paso. La causa quedó en manos de la Fiscalía N° 35, a cargo del fiscal Ignacio Mahiques, quien recibió la denuncia de la familia el último domingo. 

Su familia teme que algo le haya ocurrido por ser transexual. Cabe resaltar que los ataques hacia la comunidad de travestis, transexuales y transgénero en Argentina aumentó en el último tiempo. De acuerdo a estimaciones realizadas por distintas organizaciones sociales, estas personas tienen una esperanza de vida de entre los 35 y 41 años y están altamente expuestas a distintas formas de violencia y discriminación motorizadas por el odio de género.

El 10 de enero, en la localidad santafesina de Granadero Baigorria, situada en el Gran Rosario, fue asesinada Natalia Maldonado, de 24 años. La joven se encontraba conversando en la vereda con un grupo de personas. En ese momento, un auto pasó por el lugar y sus dos ocupantes comenzaron a disparar: Maldonado recibió varios impactos de bala en el tórax, abdomen y brazos, por lo que fue trasladada de urgencia por sus amigos al Hospital Escuela Eva Perón.

Murió pocos minutos después de ingresar a raíz de la gravedad de las lesiones. En noviembre del año pasado, una joven trans llamada Mía Retacco fue víctima de un brutal ataque a cuchillazos en su propio departamento, en la localidad bonaerense de Escobar. El autor fue Franco Pérez, su pareja. Sin embargo, la joven de 26 años y activista de la comunidad transgénero, terminó detenida por tentativa de homicidio al defenderse con un trozo de vidrio.

Según había relatado Retacco, su novio le pidió dirigirse juntos al baño y allí comenzó a atacarla con un cuchillo. En medio del ataque, ella contó que logró hacerse de un pedazo de vidrio y le provocó a Pérez un corte a la altura de la yugular. Esa reacción salvó su vida, remarcó la referente trans, pero un fiscal evaluó lo contrario: la acusó de querer asesinar a Pérez. “Me quisieron matar en mi propio departamento y me culpan a mí”, sostuvo.

El lunes 15 de diciembre pasado, Alejandra Salazar Villa, de 54 años, fue asesinada en su departamento de Balvanera. El cuerpo de la oriunda de Perú fue encontrado en avanzado estado de descomposición dentro de su departamento sobre la avenida Corrientes al 2200, en el barrio porteño de Balvanera: fue asfixiada y estrangulada. Estaba semidesnuda, con una bolsa de nylon que cubría casi completamente su cabeza.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios