Secciones
Policiales

Desesperada búsqueda de una nena de 4 años en Tucumán: un familiar habría confesado donde estaría el cuerpo

Rocío Rojas, de solo 4 años, desapareció ayer después de salir de su casa ubicada en la pequeña localidad de Lules, a sólo media hora de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

En medio de la desesperada búsqueda de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años que desapareció en la provincia de San Luis y de la que nada se sabe desde hace casi tres semanas a pesar del gran n+úmero de efectivos, operativos policiales y rastrillajes que se realizaron hasta el momento, se dio a conocer otro caso de una nena de tan solo 4 años que fue vista por última vez el jueves al mediodía.

Se trata de Rocío Rojas, quien desapareció ayer, después de salir de su casa, ubicada en la pequeña localidad de Lules, a sólo media hora de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Actualmente hay más de 200 efectivos policiales que participan en la búsqueda de la nena luego de que su madrina, María Carolina Granero, quien además estaba a su cuidado, denunciara el caso.

Según relató, Rocío es delgada, tiene el pelo largo, ojos marrones, cutis de color blanco y al momento de la desaparición vestía un pantalón de jean azul, saco blanco y calzado rosa. El comisario Manuel Castaño, responsable de la Unidad Regional Oeste a cargo de la investigación sobre la desaparición de la nena, confirmó que son pocas las pistas que tienen hasta ahora los investigadores sobre el paradero de la menor. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La pequeña vive en el asentamiento llamado “La Chabela”, en el pasaje Neuquén. Se trata de una zona humilde, con viviendas precarias y rodeada de vegetación. Además, según detalló la Policía, cerca de la casa de Rocío hay un matorral atravesado a las vías del ferrocarril. No tuvimos respuesta satisfactoria hasta el momento”, dijo el oficial, quien que informó que la denuncia por la menor fue realizada ayer a las 16 en la Comisaría de Lules.

Apenas se conoció la noticia, en el barrio los vecinos y familiares participaron activamente de la búsqueda. De hecho, medios locales afirmaron que un familiar de la nena se "quebró" y habría señalado donde estaba enterrado el cuerpo: en un descampado de la zona. Según señaló el medio La Gaceta, a raíz de esta información fueron detenidas cuatro personas, entre ellas, tres familiares de la menor: su madrina (37), el yerno (21) de la mujer y su concubino (36).

Maira Rojas, la mamá de Rocío, acusó a la madrina de la nena. "La vecina de mi casa me pidió ser la madrina y yo acepté pensando en que no iba a ocurrir esta situación y le hizo daño a mi hija", dijo. Según Maira, la madrina la acusó por una amenaza de homicidio y maltrataba a la nena. "Me la maltrataban y le pegaban", contó. Cabe destacar que la mamá de la nena no tenía la tenencia de la misma y a cargo de ella estaba su madrina.

En ese sentido, explicó: "Yo no sé leer ni escribir. Me sacaron los documentos y los carnet de vacunas. Hicieron papeles sin mi autorización. Yo estuve internada y cuando salí, fui a la comisaría y no me quisieron tomar la denuncia. Yo nunca firmé ningún papel. No voy a parar hasta que se haga justicia por mi hija".

Humberto Castaldo, abogado de la madre de Rocío, manifestó que su clienta  "no cometió ningún hecho, está en libertad y se va a presentar como querellante en la causa, exigiendo justicia". Hasta ahora, los efectivos no pudieron dar con el cuerpo de la nena. ”Se inició una intensa búsqueda de la niña en las inmediaciones del domicilio, en el barrio donde vive. Los equipos de búsqueda se pusieron al frente del operativo", detalló Castaño en diálogo con Los Primeros.

Al mismo tiempo, señaló que de la búsqueda de Rocío también participan activamente "la sección Canes, Infantería Capital, Oeste, Brigada, Sección de Caballería y de la policía Lacustre porque hay un canal en la zona”. Hasta ahora, solo fueron secuestrados los teléfonos del entorno de Rocío en el afán de investigar a toda su familia. Además, desde la Comisaría solicitó la intervención de personal del Grupo Cero, Infantería, policía motorizada 911 Lules y Guardia Municipal.

Al operativo también se sumo la colaboración de la perra Wanda, una animal especialista en la búsqueda de personas. Por ahora, luego de que un familiar se "quebrara" ante los investigadores, los efectivos intensificaron los rastrillajes en una zona en particular, a 5 kilómetros de su casa, sitio en el que había sido vista por última vez.

En medio de la búsqueda, la Policía peritó un pozo donde creen podrían haber intentado quemar el cuerpo. Sospechan que, al no poder hacerlo, decidieron enterrarla en el sitio que indicó este familiar. Según la denuncia de la madrina, la nena había salido el jueves, alrededor de las 12, de su casa, ubicada en el barrio Chabela, y -según dijo- no supieron más de ella.

En ese momento, la mujer indicó que en el momento de la desaparición ella no estaba y que su hija, de 18 años ,había quedado a cargo de la nena y de su otro hijo, de solo dos meses. La causa quedó en manos de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, a cargo del fiscal Alejandro Noguera, quien dispuso un rastrillaje por las inmediaciones del domicilio de la menor. Según precisó el diario La Gaceta de Tucumán, el operativo cada vez es más amplio y excede los límites del asentamiento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!