Secciones
Policiales

Detuvieron a los entrenadores acusados de abusar de menores: planeaban fugarse al Norte

Omar Giménez quedó imputado por grooming y su hijo, Diego Giménez, fue acusado del mismo delito y de abuso sexual.

Omar Giménez  y su hijo, Diego Giménez, los ex entrenadores del Club Atlético Argentino de Quilmes, fueron detenidos, acusados de acosar y abusar sexualmente a un grupo de jugadoras de fútbol femenino del club de tan solo 13 años. De acuerdo a la denuncia, las adolescentes recibían mensajes subidos de tono, insinuaciones, fotos y videos de los genitales de sus entrenadores. 

Al mismo tiempo, un madre denunció que su hija, además de ser acosada, fue abusada sexualmente luego de un entrenamiento. Contó que Diego también es peluquero y que la semana pasada estuvo en el barrio donde vive la víctima, en la zona del río, haciéndole trencitas a todas las nenas de la zona. La madre de la chica narró que, como se hizo tarde, le permitió al DT que se quedará a dormir, ya que lo conocían desde hacía algunos años. 

El hijo de Omar aprovechó la noche para ingresar a la habitación de la menor y abusarla sexualmente. La nena pudo contarlo recién cuando el escándalo por los chats se había hecho público. También una joven de 21 años también denunció que cuando tenía 11 años fue abusada por Diego: dijo que él fue su cuñado, ya que el menor de los sospechosos estaba en pareja con su hermana, y que abusaba de ella cuando se quedaba a dormir en la casa familiar.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

 

El caso quedó en manos del fiscal Daniel Ichazo -mientras que la denuncia de la joven de 21 años recayó en la fiscalía de Alejandro Rugger- quien en principio imputó a Omar Giménez por el delito de grooming y a Diego Giménez por el delito de grooming y abuso sexual. En el día de ayer, el juez firmó el pedido de detención contra ambos basándose en los testimonios de las víctimas y en las capturas de los chats que evidencian una situación de acoso grave.

 

En varios de los chats que están en poder de la justicia se puede leer como Omar le decía a una de las víctimas que precisaba “ir a tomar una ducha” o que “estaba más buena que comer dulce de leche con cuchara”. Además, le respondía a fotos publicadas con “sos re linda” y “la próxima, foto con el entrenador”.  A raíz de la primera denuncia, se detectaron más de 10 presuntos casos de nenas que sufrían de este tipo de situaciones.

A pesar de esto, hasta el momento son tres las denuncias formales en su contra, una por acoso y dos por violación a menores de entre 13 y 15 años. “Estamos hablando de dos personas que convirtieron en víctimas a todo un equipo. Algunas de manera directa y otras indirectamente. Pero todas estaban sometidas por estas dos personas. Tenían armado un andamiaje para perpetrar los delitos”, declaró el fiscal Ichazo en el programa MP 910 de Radio La Red.

Padre e hijo fueron detenidos en Luján por la DDI de Quilmes cuando planeaban fugarse al Norte. "Creemos que estaban a punto de tomarse un micro hacía algún lugar. Ya sabíamos que no podían estar muy lejos porque estaban sin dinero y no tenían a nadie que los ayude. No nos extrañaría que ahora que están detenidos aparezcan nuevas denuncias en su contra", señaló una fuente del caso al sitio Infobae. 

 

El Club Atlético Argentino de Quilmes, que milita en la Primera B Metropolitana, fue el primero en denunciar y hacer públicos los nombres de los entrenadores de la Sub-16 y Sub-14 del fútbol femenino. La institución lo hizo a través de su cuenta de Twitter: "Hemos realizado las acciones correspondientes, acompañando a las damnificadas a realizar la denuncia correspondiente y nos pusimos a disposición de las familias para afrontar este duro momento".

Además, las autoridades del club expulsaron a Omar y Diego Giménez con "entrada prohibida" al club. "Estoy muy sorprendido, asqueado con estas calañas que nos tocaron, lamentablemente. Trabajaban en el club hace un mes y medio. Tristemente fuimos todos engañados porque vinieron con un proyecto a simple vista muy lindo, tenían un perfil social que era conocido en la zona (trabajaban en villas de emergencia, hacían ollas populares y también estaban con el fútbol femenino allí). Nos contaron que su idea era sacar a las nenas de la calle, traerlas al club para también fortalecer las inferiores y nos pareció muy bueno", sostuvo el presidente del club, Roberto Romero.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!