Secciones
Policiales

Detuvieron a un traficante y a un químico que fabricaron la cocaína adulterada: quiénes son sus jefes narcos

Se trata de Joaquín "El Paisa" Aquino, de 33 años y nacionalidad paraguaya. Está acusado de ser el jefe que mandó a distribuyó la droga adulterada en Puerta 8 que ya se cobró 20 muertos. 

Durante la madrugada de hoy, la Dirección de Investigaciones Contra el Crimen Organizado de la Policía Bonaerense allanó nueve domicilios y detuvo a ocho personas vinculadas a la fabricación, distribución y venta de la cocaína envenenada que le costó -por ahora- la vida a 20 personas, dejó a 74 personas internadas en grave estado durante las últimas 24 horas y que, según sus testimonios, fue vendida en el asentamiento Puerta 8, en Loma Hermosa. 

Entre los detenidos y acusados de ser los responsables de la fabricación de la droga adulterada, figura el nombre de Joaquín “El Paisa” Aquino, de 33 años y que estaba prófugo desde el 3 de junio del 2020, cuando el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín le había revocado la excarcelación  en una causa iniciada en 2018. Aquino está ligado a Max Alí Alegre, alias “Alicho”, cuyo nombre surge en la causa por el brutal asesinato sicario de un inspector de la Policía Federal.

“El Paisa”, de nacionalidad paraguaya, fue detenido esta madrugada en la calle Chile sin numeración (a la altura del 600) en José C. Paz. Allí, se le secuestró una Glock 9 milímetros con la numeración limada y tres celulares. La PROCUNAR -la Procuraduría de Narcocriminalidad- había presentado una investigación preliminar en la Justicia federal donde señalaba que Aquino era el encargado de la recaudación de la banda.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Lo definen como un traficante movedizo que cambiaba de domicilio rápidamente, alojado por la familia de su pareja, principalmente en la Villa Loyola. De una investigación realizada en agosto 2019 e iniciada en la Justicia Federal de Tres de Febrero, surgieron varios allanamientos en los que se secuestraron unas 15.000 dosis de cocaína. Aquella droga estaba embalada en el mismo nylon de color rosa que tenían las muestras envenenadas rescatadas por la policía.

Por ahora, la investigación apunta a una guerra narco por el control de tres asentamientos del oeste: la Villa Loyola, la villa Sarmiento y la Villa 18 de Septiembre. Esta guerra enfrenta a la banda liderada por Max Ali Alegre (32, alias "Alicho") y Blas "El Negro" Gomez (28) -ambos presos-, y por otro lado a Iván Villalba, hijo del mítico jefe de la droga de la Villa 18, Miguel Angel "Mameluco" Villalba.

A pesar de esto, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, descartó que esta tragedia esté vinculada a una batalla entre narcotraficantes por los diversos puntos de venta. "No es una guerra narco", afirmó y dijo que "si fuera una guerra narco no estaríamos deteniendo a los que estaban distribuyendo esta droga". "Detuvimos al cabecilla de la banda de distribuir esta droga. El detenido es el sucesor de 'Mameluco Villalba'", relató en relación a la detención de "Paisa".

A su vez, el ministro reveló que ya fueron sacadas de circulación otras 7.000 dosis de cocaína, en el marco de la investigación. "Se está trabajando desde anoche con más allanamientos con resultado de otras 7.000 dosis de cocaína secuestradas que se suman a otras 5.600" incautadas ayer y también que "se avanza en detenciones que hubo, hasta la misma del cabecilla de la banda", dijo en diálogo con radio FM Urbana Play.

 

 

Y agregó: "Estamos en San Martin. Yo especialmente estoy desde anoche siguiendo los allanamientos que se suman a otros diez que se están haciendo en Ezeiza, lo que arrojó el resultado de 7.000 dosis de cocaína sacadas de circulación que se suman a las 5.000 ayer a la mañana y otras 600 de ayer a la tarde". ​La cocaína adulterada incautada en el asentamiento Puerta 8 del partido bonaerense de Tres de Febrero donde las compraron las personas intoxicadas se vendía a un valor de entre 350 y 700 pesos, en dosis de entre 0,4 y 0,5 gramos envasadas en un particular envoltorio rectangular de nylon transparente color rosado y termosellado.

Desde la puerta del Hospital Municipal de Hurlingham San Bernardino, Beatriz, madre de Ariel (41), una de las víctimas, relató el dramático momento que vive con su familia. "Está muy mal. Está en terapia intensiva, con respirador. No lo puedo ver, no me lo permiten. Está estable, está ahí. Hay que esperar. Encontré yo a mi hijo en la cocina, cuando fui a apagar la luz. Estaba tirado en el piso. Quería hablar, pero no podía hablar”, reveló.

A la salida del nosocomio, la mujer enfrentó a las cámaras de televisión y confirmó que su hijo compró la droga en Puerta 8: "Todos van a ese lugar. Yo solo pude ver una bolsita y un papel grande. Fue terrible. Llamaba a la ambulancia, tardó media hora. Pero es entendible, porque no daban abasto con todos los jóvenes que venían uno por uno y estaban internados, y en un momento les tuvieron que decir que fueran a otros hospitales. Mi hijo ya estaba con un paro”.

Finalmente y con lágrimas en sus ojos, reveló que su hijo lucha contra sus problemas de adicción desde la adolescencia. “Mi hijo no recibió asistencia, porque si él no se quiere internar no lo atiende nadie. Él dormía todo el día y salía de noche. No conseguía trabajo. Y si conseguía trabajo, se lo gastaba en droga. Desde los 14 años que consume y que yo vengo luchando. Yo pedí ayuda, nadie te la da: si el joven no quiere internarse, no te la dan”, sentenció.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!