Secciones
En mar del plata

Dijo que su marido se había caído, pero tenía puñaladas en todo el cuerpo: fue detenida por homicidio

La mujer ya había atacado a su esposo en febrero pasado.

Un hombre de 41 años fue asesinado esta madrugada de varias puñaladas en su vivienda del barrio Libertad de Mar del Plata y su esposa, quien había llamado al 911 por una presunta caída de la víctima, terminó detenida como sospechosa por el homicidio.

La víctima fue identificada por los investigadores como Sergio Palacios y su pareja, y ahora imputada, Erika Spinardi, fue alojada en el destacamento de la Mujer de la ciudad, acusada como autora de un "homicidio agravado por el vínculo", delito que prevé una pena de prisión perpetua.

Según las fuentes del caso, el hecho se conoció cuando Spinardi llamó minutos antes de las 2 de esta madrugada a la línea de emergencias 911 y denunció que su esposo se había caído de la cama y estaba herido. En esa comunicación la mujer no mencionó que el hombre estaba apuñalado, y muchos menos que había fallecido.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por eso mismo, cuando llegaron al domicilio de la calle Colombia 1300, los efectivos policiales observaron que un hombre yacía muerto sobre el piso y presentaba varias heridas.

La situación era extraña, pero los peritos policiales que acudieron a la escena del crimen determinaron, a prima facie, que el cuerpo de Palacios presentaba varias heridas de arma blanca y no eran producto de una caída de la cama. De esta manera, la declaración de la mujer era inconsistente, sobre todo porque había dicho que su esposo se había lastimado tras caerse.

Ante las sospechas sobre lo ocurrido, finalmente Spinardi fue detenida como presunta autora del asesinato y está previsto que en las próximas horas la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Mar de Plata, Romina Díaz, le tome declaración indagatoria, mientras que también se aguarda que esta tarde se realice la autopsia al cuerpo de Palacios.

En las últimas horas además se confirmó que la pareja ya había tenido un episodio previo de violencia. De hecho, había una restricción de acercamiento vigente para con Spinardi, porque en febrero pasado también había atacado con un cuchillo a su esposo, quien había tenido que ser internado.

El matrimonio tenía también una hija de 5 años, quien tras el pasado episodio había sido resguardada en el Hogar Scarpati del municipio hasta que se le otorgó la custodia al abuelo materno. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!