Secciones
Investigación

Dijo que tenía Covid, desapareció y la secretaria reveló que estaba enterrado en el jardín

Se trata del conferencista sobre asuntos cósmicos, Daniel Cipolat

La muerte de un argentino en México conmocionó al país del Norte. Se trata del conferencista sobre asuntos cósmicos, Daniel Cipolat, conocido en el ambiente por su nombre artístico: 
Dandelion (diente de león). Sin embargo, aún no está del todo claro cómo fue que sucedió, en qué condiciones, y para colmo las declaraciones de su secretaria le generaron más misterio a una muerte que nadie puede explicar.

Hace un mes, Cipolat comunicó en sus redes sociales que había dado positivo de Covid-19 (Coronavirus). “Ahora me tocó a mí”, fue el primer posteo en redes sociales con el cual avisó de su problema de salud. “Recen por mí”, escribió al día siguiente. Hasta ahí no había ninguna sospecha sobre lo ocurrido ya que hubo y hay millones de personas en el mundo con esa enfermedad. 

Sin embargo, a partir de ese momento empezaron todas las sospechas. Cipolat cortó todo contacto con sus seguidores y sus afectos. Por consiguiente, todos los ojos se posaron sobre su secretaria privada, Linda Uribe, después de que se anunció la muerte del conferencista, pero su cuerpo no aparecía. El cadáver se encontraba desaparecido. Es ahí cuando sus hijos empezaron a tomar cartas en el asunto e intentar saber qué sucedió con su padre; iniciaron una campaña en pedido de Justicia para que las autoridades en ese país reaccionen ante el hecho.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando la Embajada Argentina en México se enteró del caso, empezó a activarse la búsqueda de Cipolat. Al mismo tiempo, Nicolás, uno de los hijos del fallecido, viajó a México de urgencia (con los retrasos típicos por la pandemia del Covid-19) para poder hablar con la secretaria de su padre y saber de primera mano qué sucedió.

En esos encuentros, según relató él mismo en una serie de videos que se difundieron junto al pedido de Justicia, Uribe le habría confesado el crimen y le indicó que el cuerpo de su padre estaba enterrado en el jardín de la casa. Ante esta noticia, Nicolás alertó a la policía de ese país que fue a la residencia a buscar el cadáver; finalmente lo encontraron.

El cuerpo estaba despojado de toda documentación y de pertenencias. Lo mismo la casa de Cipolat. En ese momento, Uribe desapareció del radar de todos por lo que es considerada como prófuga de la Justicia, que busca indagarla para saber qué fue lo que sucedió con el argentino y los motivos de su muerte. Una de las dudas de los investigadores es si los mensajes en las redes sociales en los que Cipolat contó que contrajo Covid-19 fueron escritos por ella o por él.

Por estas horas, el cuerpo de Cipolat se encuentra en la morgue en donde los peritos buscan determinar no sólo la causa de la muerte sino también el momento de la misma. Esto, según explicaron, es importante para poder tener una idea cierta de si los mensajes que aparecieron en las redes sociales fueron escritos por la principal sospechosa del crimen que buscó de estar forma encubrir su muerte con el Covid-19.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!