Secciones
Policiales

Después de declarar ante el fiscal, el chofer del accidente en la ruta 2 quedó detenido

El fiscal acusó al chofer de los delitos de "homicidio culposo agravado y lesiones graves agravadas" que prevén una pena de entre tres y seis años de prisión y la inhabilitación para conducir.

Alberto Gustavo Maldonado, el chofer del micro que volcó ayer en la Ruta 2, lo que provocó la muerte de dos nenas de 11 años y decenas de chicos heridos, atribuyó el accidente a una "falla mecánica" y a un “viento” que le evitó “corregir” el sentido del vehículo. Además, negó haber utilizado el celular o haber tenido sueño mientras conducía.

El chofer prestó declaración indagatoria ante el fiscal Jonatan Robert, quien al finalizar la testimonial pidió su detención. "Acabo de solicitar la detención al juzgado de Garantías, ahora el juez tendrá plazo legal para analizar mi requerimiento", dijo el fiscal. El juez resolvió en línea con el pedido del fiscal y dispuso su arresto.

Maldonado, de 48 años, quedó imputado por "homicidio culposo agravado en concurso real con lesiones culposas agravadas". Robert señaló que el conductor del micro introdujo la hipótesis de una "falla mecánica en la unidad que podría ser vinculada al sistema de dirección del rodado".

El chofer fue trasladado a la comisaría de Dolores desde la unidad fiscal 10 de Chascomús, donde declaró durante una hora y media. El fiscal comentó que los estudios preliminares accidentológicos que se realizaron "no marcan ese desperfecto", y dispuso una ampliación de las pericias mecánicas "para determinar en base a lo que dijo el imputado".

Maldonado "manifestó que un momento hubo un viento, que lo lleva hacia la mano izquierda de la calzada y pierde el dominio de la unidad, intenta esquivar la alcantarilla y eso da el vuelco, también menciona una explosión, pero la alude a un neumático lo que va a ser materia de nuevas evaluaciones mecánicas", informó el fiscal.

Robert aclaró que la declaración de Maldonado "se contradice con las pericias mecánicas" y que por eso se ampliarán esos estudios también sobre el volante del rodado. El chofer sostuvo que “en el kilómetro 141 de la Ruta 2 hay como un puentecito y siempre lo paso del lado izquierdo porque tiene como un salto, tiene un desnivel la ruta en ese lugar y si se pasa por ahí, el neumático golpea y los pasajeros se despiertan”.

“Paso esa parte, lo voy a poner del lado derecho y siento que me lo saca al coche un viento, quiero corregir, se va de costado, lo trato de enderezar al lado izquierdo donde está la alcantarilla, trato de corregirlo de vuelta hacia el lado derecho y hace como una explosión el micro”, graficó ante el fiscal. El funcionario judicial detalló que durante su declaración el chofer se quebró en varias oportunidades y pidió perdón a las familias de las víctimas.

"Declaró que aparentemente tuvo una falla técnica en el volante del micro, y que por eso no pudo realizar la maniobra, se quebró y se largó a llorar varias veces", apuntó el fiscal. En cuanto a los exámenes toxicológicos, informó que "están dispuestos para el día martes en la ciudad de Dolores", aunque el test de alcoholemia realizado tras el vuelco le dio negativo.

En cuanto al uso del celular, Robert dijo que el chofer negó haber utilizado el teléfono y dijo que había dormido lo suficiente ya que el día anterior realizó un viaje, tras lo cual descansó. Por otro lado, el fiscal informó que además del chofer, ya declaró el acompañante como testigo, tres adultos, y otro testigo que iba en moto circulando cuando ocurrió el accidente.

"El acompañante no relata las mismas cosas que el chofer", dijo el fiscal, quien indicó que en cuanto a la velocidad, el tacógrafo determinó que "desde que salió la unidad hasta el momento del accidente prima facie como un aproximativo, podría haber circulado entre los 92 y 98 km por hora sin perjurio de actuaciones posteriores".

El fiscal acusó al chofer de los delitos de "homicidio culposo agravado y lesiones graves agravadas" que prevén una pena de entre tres y seis años de prisión y la inhabilitación para conducir.

El estado de las víctimas

En tanto, una de las niñas accidentadas ayer en el vuelco del colectivo de dos pisos en la ruta 2 sufrió la amputación de su brazo izquierdo, se encuentra con respirador y pronóstico reservado, mientras que los restantes 9 chicos que permanecen internados en distintos centros de salud evolucionan favorablemente, informaron fuentes médicas.

Fuentes del hospital Eva Perón del Municipio de San Martín precisaron hoy que "la niña (que sufrió la amputación de su brazo) se encuentra en unidad de terapia intensiva, con respirador y pronóstico reservado". Además, detallaron que durante el accidente la menor sufrió "politraumatismos y heridas cortantes con babeo que requirieron transfusión" por lo que "se encuentra sedada de manera continua para controlar el dolor".

Las fuentes médicas explicaron que los cortes le generaron un desprendimiento del cuero cabelludo con heridas en la oreja y mejilla derechas, que completan su cuadro de salud. En tanto, los otros nueve niños y una maestra alojados en diferentes hospitales de la provincia continúan evolucionando en forma favorable y en los próximos días podrían recibir el alta médica.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Ruta 2
  • Viento
  • Accidente
  • Falla

Comentarios

El fiscal acusó al chofer de los delitos de "homicidio culposo agravado y lesiones graves agravadas" que prevén una pena de entre tres y seis años de prisión y la inhabilitación para conducir.