Secciones
Femicidio

El crimen de Valentina: su novio la golpeó "por toda la casa", usó un cuchillo y un objeto contundente

Valentina, de 19 años, fue asesinada a golpes por su novio, Diego Ezequiel Pais. Su mamá había sido víctima de violencia de género en 2008. 

Valentina Gallina tenía 19 años y fue asesinada a golpes por su novio en su casa de Olavarría. Su pareja, Diego Ezequiel Pais, de 29 años, al ser detenido le aseguró a los policías que tanto él como Valentina habían sido atacados por “vecinos de otro barrio” por problemas que un hermano suyo tenía con estas supuestas personas.

La vida de Valentina estuvo ligada a la tragedia. Su mamá había sido asesinada en 2008 por su pareja en la misma localidad del centro de la provincia de Buenos Aires y por la cual el año pasado fue inaugurado un hogar de contención para mujeres en estados vulnerables.

El crimen de Valentina ocurrió el sábado, pasadas las 11.30, en la casa que compartía con Pais ubicada en la calle 108 entre Lamadrid y Moreno del barrio Isaura de Olavarría.  Valentina fue hallada en agonía por efectivos de la comisaría local que llegaron al lugar, alertados de que había sido atacada presuntamente por un grupo de personas que vivían en otro barrio

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según las fuentes, la joven fue trasladada de urgencia al Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió a los pocos minutos a raíz de las lesiones sufridas. Tras el crimen, el fiscal de la causa Christian Urlézaga dispuso una serie de medidas para dilucidar el ataque.

Al mismo tiempo, los efectivos de la Jefatura Distrital, del Comando de Patrullas y Policía Científica realizaron varias diligencias con el objetivo de identificar a él o los agresores presuntamente señalados por Pais.


El fiscal general del Departamento Judicial Azul, Marcelo Sobrino, indicó que Pais dijo que estas personas habían entrado a la casa, que hubo disparos de arma de fuego y que uno de ellos había impactado en Valentina. Pero la autopsia reveló que la víctima no presentaba ninguna herida de arma de fuego sino que murió a raíz de un "edema craneal" provocado por golpes.

"Él había dicho que lo habían ido a matar por problemas de vieja data que tenían con su hermano, una banda del barrio lindante, los cuales tienen frondoso prontuario penal, y fue todo mentira", dijo un vocero encargado de la pesquisa.

Ante estas contradicciones, y testimonios que refirieron que Valentina sufría violencia de género por parte de su concubino, el fiscal Urlézaga dispuso la detención del hombre y el domingo le tomó indagatoria aunque el imputado, que contó con defensa oficial, se negó a declarar.

Al finalizar la indagatoria, el fiscal solicitó a la Justicia de Garantías que el sospechoso quede formalmente detenido por homicidio triplemente calificado por la relación de pareja, mediar violencia de género y ensañamiento.

Según Sobrino, Valentina presentaba "heridas de hematomas y equimosis que no eran del día en que se produjo el hecho". "También hay varios testimonios de algunas amistades y familiares que tenían conocimiento de la situación, pero lamentablemente no se pudo hacer nada porque no había denuncia judicial ni policial", agregó el funcionario.

Sobrino también informó que Pais fue imputado también por "el agravante de ensañamiento", porque "el sufrimiento de la víctima abona esa hipótesis". "En la testimonial él adujo que Valentina tenía un disparo de arma de fuego y que esa fue la única violencia que supuestamente sufrió, pero luego, con la autopsia y los informes médicos, se contrastó y se vio que era una mentira", aclaró.

En ese sentido, dijo que "la realidad es que (Valentina) tiene varias lesiones, algunas anteriores y de larga data y otras que no son mortales, como heridas punzocortantes, sobre todo en el cuero cabelludo, y específicamente un hematoma intracraneal" que le produjo la muerte "a través de golpes de puño o patadas en la cabeza".

El informe de la Unidad de Criminalística confirma que Pais golpeó a Valentina por toda la casa, usó también un cuchillo y un objeto contundente. Según el informe, ella buscó escapar por la puerta, momento en el cual él la golpeó en el piso dejándola en estado de agonía.


Por su parte, Pais ya había estado involucrado en un homicidio cometido a fines de junio de 2016 cuando el comerciante Fernando Palahy (40) fue asesinado de un balazo en el pecho durante un robo. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Azul lo absolvió y condenó a Walter Ariel "Tata" Leal a la pena de 18 años de cárcel por ese crimen.

Un historial violento

Al menos tres mujeres declararon en las últimas horas ante la Justicia haber sido víctimas de violencia de género por parte Pais. Sobrino, confirmó que hay "varios testimonios de mujeres" que aseguraron haber sido víctimas de Diego Pais. "Todas son de Olavarría y declararon haber sido víctimas de Pais una vez que ya se había cometido el femicidio”, explicó.

De esas mujeres, tres ya declararon ante el fiscal Urlézaga, informó Hossana Casola, prima de la víctima y una de las integrantes de la "Casa Popular Valeria", un hogar de contención de mujeres en estado de vulnerabilidad que fue creado tras el femicidio de la madre de Valentina, Valeria Casola, en 2008.

Casola aseguró que "Diego Pais era un delincuente conocido" en Olavarría y que "tres de sus víctimas" ya declararon ante el fiscal. Por su parte, el padre de Valentina, Agustín Gallina, dijo que son diez las mujeres que denunciaron a País y pidió que "algún juez explique por qué estaba en la calle caminando".

"Diez mujeres víctimas de violencia de género, con armas, con cuchillos, con golpes, así trabaja esa gente, son lacra, miseria de la humanidad, la gente no puede estar caminando con estas personas en la calle", dijo. Según el hombre, al detenido se le atribuyen también dos homicidios, entre ellos el de "un comerciante y en otro de un chico en el barrio Isaura, que quedó impune".

Una historia de tristeza, violencia y gritos de “justicia”

Valentina era la mayor de los tres hijos que tuvo Valeria Soledad Cazola (24), asesinada de cinco puñaladas en el abdomen por su novio, Jorge Villanueva, durante la madrugada del 12 de junio de 2008, en una de las habitaciones de una pensión ubicada en el barrio Coronel Dorrego.

En aquella oportunidad,  los vecinos de la mujer vieron a Villanueva salir de la habitación con un bolso y al mediodía un amigo lo encontró en la calle y aquel le dijo: "Me parece que maté a Valeria". El hombre, que trabajaba como peón rural, volvió a la pensión pero luego de una denuncia en la comisaría la Policía fue hasta el lugar y encontró al acusado al lado del cuerpo de la víctima que estaba cubierto por una frazada.



Por el asesinato, Villanueva fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado en 2009 por el delito de "homicidio simple" ya que en la ley de ese entonces no estaba contemplada la figura de "femicidio" como agravante. Mientras que el año pasado, la familia de la joven había inaugurado el hogar para mujeres en estados vulnerables llamado "La Casa Popular de Valeria", situado Fassina 1931, de barrio Sarmiento Norte. "No tenemos palabras para expresar tanto dolor, nos arrebataron la vida de la Valen. Pedimos el rápido esclarecimiento del hecho y justicia por nuestra compañera", publicaron ayer en la red social Facebook tras el nuevo femicidio.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!