Secciones
Policiales

El desgarrador relato de la tía del nene que encontró electrocutados a sus padres: "Es una criatura"

Ciro, de 8 años, quedó al cuidado de su tía tras encontrar a sus dos padres sin vida en la terraza de su casa. 

Damián Horacio Guzmán, de 39 años, y su mujer, Natalia de los Ángeles Paserín, de 36, fueron hallados sin vida en la terraza de la casa  que alquilaban desde hacía tres años en la localidad de Haedo: las primeras hipótesis señalan que ambos fallecieron debido a una falla en una conexión eléctrica que generó una tensión entre las paredes y la escalera de la terraza.

Luego del temporal que se desató este lunes por la mañana, ambos habían subido descalzos a la terraza a descolgar la ropa. Damián, el primero en subir, tomó contacto con la pared, que tenía tensión, y se electrocutó. Su pareja, Natalia, intentó asistirlo, pero se electrocutó al agarrarse de la baranda metálica de la escalera. Fue el hijo de ambos, Ciro, de tan solo 8 años, quien encontró a sus padres tendidos y ya sin vida en el suelo. 

El pequeño estaba jugando en su computadora cuando sus papás salieron a sacar la ropa que estaba tendida. Mientras ambos estaban afuera, se cortó la luz y decidió ir a buscarlos: como vio que tanto su mamá como su papá estaban tirados en el suelo, tendidos junto a una escalera metálica y sobre un charco de agua, llamó al 911 para dar aviso y pedir ayuda. "Mis papás están tirados en el fondo", fueron las palabras del nene.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Desgarrada por la situación, Carina, la única hermana de Natalia y tía del nene, dio más detalles de lo ocurrido, advirtió que su deseo es poder cuidar de su sobrino de ahora en adelante y contó la llamativa conversación que tuvo con su hermana días antes del trágico accidente: “El domingo habíamos dicho que si a mí me pasaba algo ella se iba a hacer responsable de mi hija y si ella le pasaba algo yo me iba a hacer responsable de su hijo, no sé por qué hablamos de eso”.

Según contó la quebrada mujer, al cortarse la luz, “Ciro se levantó y vio que estaba la puerta de atrás abierta, salió, vio que estaba el papá y la mamá tendidos en el piso". "La tocó a la madre y dice que tenía electricidad, entonces alcanzó a salir corriendo, agarrar el teléfono y llamar al 911. No sé qué fue lo que pasó. Los cuerpos están en una autopsia y tengo que esperar que me los entreguen”, contó Carina.

De acuerdo con su relato, en un principio le dijeron a Ciro que sus padres tuvieron un accidente y que estaban graves, pero por consejo de los psicólogos y psicopedagogos del colegio al que asiste Ciro, optaron por decirle la verdad:  “El nene está conmigo, en mi casa. Estamos tratando de contenerlo porque la psicóloga dijo que hay que decirle la verdad, que los padres no están, que fallecieron, con su idioma, es una criatura".

A pedido de los profesionales, Carina remarcó que no le mentirán ni le esconderán la situación. “En un primero momento le habíamos dicho que los padres tuvieron un accidente y que estaban graves, pero la psicopedagoga del colegio vino y nos dijo que le digamos la verdad. Nos sentamos a hablar y le dijimos la verdad. Le dijimos a Ciro que él va a estar donde quiera estar, que yo iba a apelar por él todo lo que pueda, como se lo prometí a mi hermana”, detalló. 

Al lugar se presentaron rápidamente personal policial de la Comisaria 2° de Morón y los bomberos, que lograron advertir a tiempo el nivel de tensión eléctrica que había en las paredes y el suelo del lugar. La investigación quedó a cargo de la fiscal Claudio Oviedo, quien ya caratuló la causa como "averiguación de causales de muerte" y ordenó que se realicen las autopsias a los cuerpos. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!