Secciones
Policiales

El dolor de los amigos de Lucas durante la reconstrucción y el pedido clave que hicieron

El impacto que tendrá la reconstrucción en la causa judicial y cómo podría afectar la situación procesal de los tres policías porteños procesados.

Después de la postergación que tuvo lugar la semana pasada a pedido de la defensa de los tres policías de civil de la Ciudad de Buenos Aires acusados de haber asesinado a Lucas González, los tres adolescentes que viajaban con el deportista de 17 años al momento del ataque debieron regresar a la escena del crimen. "Los chicos no pudieron soportar la situación, pero pidieron quedarse hasta el final porque quieren llegar hasta el final de todo esto", reconoció Emanuel, tío de Lucas y padre de uno de los jóvenes atacados.

"Esta reconstrucción es muy dolorosa. Como verán, los papás de Lucas hoy no están acá porque no pudieron soportar la situación. Esto es algo que ninguno de nosotros hubiese querido vivir, pero acá estamos: nuevamente pasando por esta reconstrucción. Tuvimos que traer a los chicos de nuevo a la escena del crimen en la que tres delincuentes asesinaron a Lucas y quisieron asesinar a los chicos que habían quedado vivos. Los chicos están mal y se quebraron, pero pidieron quedarse hasta el final porque entendieron que estamos todos haciendo un esfuerzo enorme para seguir con la situación y que se haga Justicia", sumó el tío de la víctima.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En un principio, de acuerdo a los familiares de los chicos, la reconstrucción iba a terminar en el punto en el cual Lucas recibió el disparo con el que fue asesinado. Pero, a pedido de los chicos, la reconstrucción sumó también el momento posterior en el que se acercaron a dos efectivos de la Policía para pedir ayuda, dado que entendían que lo que acababan de sufrir había sido un intento de robo y no una persecución en manos de efectivos de civil de la fuerza de seguridad que depende de Marcelo D'Alessandro.

"Los chicos pidieron terminar la reconstrucción en el momento en el que se intentó por todos los medios incriminarlos y encarcelarlos, como sucedió esa noche; que la pasaron sin justificación en un instituto de menores. Los trataron como delincuentes desde un primer momento. Vimos que hay testigos que vieron todo y que gracias a Dios concuerdan con lo que cuentan los chicos. Estamos hablando de delincuentes que usaron un auto sin patente, sin identificación. Son chicos que creyeron que les iban a robar el auto. Los chicos son las víctimas. Yo veo a mi hijo llorar. Hace veinte días que estamos con esta situación y no sabemos cómo manejarnos ya", sumó, visiblemente compungido.

Javier, el padre de otro de los menores que viajaba junto a Lucas al momento del ataque y que esta mañana participó de la reconstrucción en el barrio de Barracas, también apuntó contra los efectivos y denunció que intentaron incriminar a su hijo. "Tuvieron que volver a la escena nuevamente, después de todo lo que pasó la semana pasada. ¿Por qué? Porque los delincuentes querían estar presentes. Bueno, acá están. Lamentablemente, los chicos tuvieron que estar con ellos. Ahora que paguen. Les inventaron un montón de cosas, estuvieron una noche presos y nadie les, ni nos, explicó nada".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!