Secciones
En bragado

El dolor del padre de la mujer policía que se suicidó por la pornovenganza: "No me entra en la cabeza, no lo entiendo"

Belén tenía 26 años y se disparó el 30 de noviembre, luego de que su ex viralizara videos e imágenes íntimas.

Marcelo San Román, el padre de la policía de 26 años que se quitó la vida luego de que su ex pareja viralizara un video íntimo, solicitó la aprobación del proyecto de ley que busca establece penas para la "pornovenganza", y pidió que la muerte de su hija ayude a "tomar conciencia" a la sociedad. "Nunca pensé que mi hija se iba a quitar la vida. No me entra en la cabeza, no lo entiendo", agregó.

El papá de la policía dijo que ella nunca pidió ayuda.

"Espero que el día de mañana, cuando a alguien le quieran mostrar este tipo de cosas, lo piense y se acuerde de lo que pasó con Belén, que le diga a esa persona borralo, no lo reenvíes, acordate de lo que pasó con esa chica de Bragado", dijo el papá de la mujer policía en declaraciones a la prensa.

Belén San Román murió ayer en el hospital municipal de Bragado, cinco días después haberse disparado en la cabeza con su arma reglamentaria luego de la viralización de una serie de fotografías intimas y un video y, según sus familiares, el responsable de la difusión de esas imágenes fue su ex pareja, Tobías Villarruel.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Graciela Álvarez, madre de la joven, denunció a través de su cuenta de Facebook que Villarruel, oriundo de la ciudad de Chivilcoy fue "el que viralizó fotos y videos" de su hija "hostigándola y amenazándola", y que esta situación provocó "que ella termine con su vida".

Belén San Román se quitó la vida luego de que se viralizan imágenes íntimas suyas.

La joven, que desde hace algunas semanas desempeñaba tareas en el Comando de Patrullas Rural, "no soportó la presión, la exposición y la vergüenza", precisó el padre y agregó que su hija "no lo supo manejar y no se abrió a pedir ayuda".

"No juzgo a nadie, no soy quién para hacerlo, pero espero que estas cosas nos ayuden a todos a pensar y a entender que el que ve un video así, o lo manda, también es responsable", apuntó.

Además comentó que su hija recibía burlas, hostigamiento, y que había gente que le mandaba mensajes privados diciéndole barbaridades a raíz de la publicación del video.

Por otro lado, comentó que la ex pareja de Belén no aceptó que ella lo dejara, y que en venganza, publicó ese material. "Con mi hija hablé, Belén estaba bien, sentía vergüenza. Nunca me demostró, nunca dijo nada de que no podía manejar la situación. Desde el entorno de ella no notamos nada. Nunca pensé que mi hija se iba a quitar la vida. No me entra en la cabeza, no lo entiendo", se lamentó.

Se cree que fue la ex pareja de la joven quien compartió el material.

Con mucha tristeza, también dijo que la joven era un ser de luz, y que amaba a sus dos hijos, quienes se encuentran contenidos por su padre. Además, Marcelo admitió que ahora la Justicia realiza las pericias en el celular de Bélen, donde la joven dejó una carta, pero judicialmente aún no hay pistas claras. “No importa lo que ella hizo en su vida privada ni con quién lo hizo ni a dónde estaba, confió en alguien y esa es la situación”, aseguró.

El caso motivó una marcha apoyada por familiares, amigos y organizaciones sociales, en reclamo del urgente tratamiento del proyecto de ley contra la "pornovenganza", que cuenta con media sanción en el Senado desde julio pasado.

La iniciativa, cuya autora es la senadora santiagueña Claudia Ledesma Abdala, modifica los artículos 155 y 169 del Código Penal, y propone penar la difusión de contenidos no consentidos de desnudez, sexual o erótico, incluso si se han obtenido con autorización de la víctima.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!