Secciones
El negocio de la efedrina

El enigma maldito del Triple Crimen: ¿quién ordenó los asesinatos?

Los crímenes mafiosos de Sebastián Forza (34), Diego Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), ocurridos en General Rodríguez el 7 de agosto de 2008, podrían seguir sin resolverse en un aspecto fundamental: la autoría intelectual de los asesinatos. El miércoles 28 de diciembre de 2015, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría resolvió dictar la falta de mérito a Ibar Esteban Pérez Corradi, quien era señalado como el hombre que dio la orden de matar a los tres empresarios. 


Pero ahora el enigma crece: ¿quién mandó a matarlos? 

Pérez Corradi recibió una buena noticia. 
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La pista Corradi se desvanece

A Ibar Esteban Pérez Corradi se lo señaló como el villano de esta historia. Acusado de ser un poderoso traficante de efedrina, estuvo prófugo cuatro años. Usó varias identidades y hasta se hizo quemar las huellas dactilares.

Para los investigadores tuvo motivos de peso para ordenar los crímenes mafiosos: al parecer Forza le debía dinero y se había metido en el negocio de la efedrina a partir del vínculo con narcos mexicanos. Según un testigo, Forza había contado que Corradi lo había amenazado ade muerte y hasta le había mandado una silla de ruedas.  

El móvil, según los investigadores, fue la intromisión de Forza y sus socios en el negocio de la efedrina y la deuda que mantenía con Corradi. Además se llegó a decir que rebajó la efedrina con sal y eso enfureció a los narcos mexicanos.

Forza, Ferrón y Bina, las tres víctimas.

El factor Aníbal

"Contra Aníbal no hay pruebas", dice una fuente judicial de Comodoro Py. Más allá de las acusaciones de Martín Lanatta, condenado por ser el presunto autor material de los crímenes junto a su hermano Cristian y su amigo Víctor Schillaci, según los investigadores no hay pruebas contra el jefe de Gabinete del gobierno de  Cristina Kirchner. 

Martín Lanatta, su hermano Cristian y Víctor Schillaci.

"La Morsa es Aníbal, él ordenó los crímenes y manejaba el negocio de la efedrina. Yo recaudaba para él", lo acusó Lanatta, quien el 27 de diciembre de 2015 se fugó de la cárcel de Alvear. Ahora está detenido en Ezeiza.

Aníbal Fernández fue acusado por Lanatta.

La pista policial

Pérez Corradi declaró que Forza le había dicho que La Morsa era Aníbal. Eso tampoco fue considerado como prueba. "Al caerse la acusación contra Corradi, corre riesgo de que se caiga la acusación contra los Lanatta y Schillaci", admite una fuente judicial. Al mismo tiempo, la pista policial en el Triple Crimen nunca fue agotada. Es más, Juan Manuel Zalloechevarría, el productor de cine detenido hace dos meses por ser presunto miembro de una banda narco, contó que con una productora realizaba un documental sobre la efedrina se encontró con un testimonio clave. "Un delincuente de la zona sur me dijo que sabe quiénes mataron a Forza, Ferrón y Bina. No son los Lanatta ni lo Schillaci. Son sicarios que trabajaron con la Policía. A cambio de matar a los empresarios, les dieron dinero y les borraron los antecedentes penales", dijo. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!