Secciones
Policiales

El ex marido de la mujer desaparecida en Tucumán admitió que la mató y la enterró

Julia Ríos estaba desaparecida desde el 26 de diciembre. Su ex marido, Guillermo Nieva se quebró y confesó el crimen.

Otro femicidio. Más dolor. Guillermo Nieva, el ex marido de Julia Ríos, la mujer de 42 años que estaba desaparecida desde hace 70 días, confesó que la asesinó y la enterró en Lules, en Tucumán. Lo hizo durante una audiencia con autoridades judiciales. Según fuentes policiales, el hombre se quebró y dio precisiones del lugar donde enterró el cuerpo. Los investigadores ya están en el lugar.

 

Julia estaba desaparecida desde el 26 de diciembre

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El 3 de enero, cuando Julia llevaba ocho días sin aparecer, el femicida había compartido en su muro de Facebook una publicación que había realizado una de las hijas de la mujer, donde se pedía información sobre su madre, de quien no tenía noticias desde el 26 de diciembre.

 

 

La víctima había sido vista por última vez en la mañana del 26 de diciembre de 2020, en la localidad de La Reducción. Esta mañana, las autoridades del Ministerio Público Fïscal (MPF), encabezadas por el secretario judicial Tomás Robert, recibieron a los familiares. Después de la reunión, el ex marido se quebró.

 

Ríos tenía un hijo con el femicida

 

Ríos había pasado la Nochebuena y la Navidad con su familia. En la mañana del 26 de diciembre, salió a comprar pan para visitar a su madre, pero después de pasar por la panadería no se la vio más. Hace pocos días, la familia de Julia había denunciado que la Policía había dejado de buscarla.

 

 

“Se encontraron testigos, se encontró evidencia y aún nadie hace nada. Hay varios sospechosos. Aunque se dieron versiones cruzadas sobre la desaparición de Julia, aún no sabemos nada de ella. La Policía ya no la busca, parece que hay intenciones de que no se sepa dónde está o qué le pasó”, expresó Lucena Serafina, la mamá de Julia, en una entrevista.

 

 

En la investigación se había determinado que la última conexión en el WhatsApp de Ríos fue el 26 de diciembre a las 9.30 de la mañana. Se la vio por las cámaras en La Reducción, cuando estaba comprando pan. Vestía una remera bordó y pantalón azul oscuro.

 

En enero, la Policía había encontrado una bolsa de plástico que contenía prendas y otros elementos al costado de la Ruta 301, en una zona que ella recorría a diario para realizar sus compras, visitar a familiares y caminar. Pero aún no se había podido determinar si esa ropa le pertenecía a Julia.

 

 

En tanto, Brenda, la hija mayor de la víctima, había dicho: “Mi mamá el 24 a la noche pasó la noche con su ex pareja y su bebé de 2 años. El 25 yo cumplí 22 años. El 25, a las 16 horas, fui a la casa de mi mamá. No la noté rara ni nada por el estilo. Estuvimos conversando y tomando mate hasta las 6 de la tarde”. Y completó sobre la última pareja de su madre, con quien tuvo un niño de dos años: “Muchas cosas se dijeron, pero tenemos otra sospecha. Su ex pareja cambia la declaración: primero dijo que había ido a la casa de mi mamá a buscar unos auriculares y después que había ido a buscar al bebé y se lo llevó. Eso me genera sospecha”.

 

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género comunicate al 144

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!