Secciones
Policiales

El ilegal reclamo del padre de Máximo Thomsen, uno de los rugbiers detenidos, a cuatro meses del asesinato de Fernando

Es el padre de uno de los diez rugbiers más complicados por el crimen.

Se cumplen cuatro meses del asesinato de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años que se encontraba de vacaciones junto amigos en Villa Gesell cuando fue atacado por un grupo de rugbiers a la salida del boliche Le Brique. Con ocho de los imputados detenidos, la causa quedó paralizada por el brote de coronavirus en el país. El ilegal reclamo del padre de Máximo Thomsen, sindicado como coautor material del crimen.

"Mi hijo está pagando, está privado de su libertad", advirtió Javier Thomsen en diálogo con Diario Popular. En efecto, ocho de los diez imputados por el crimen permanecen detenidos en la Alcaidía La Plata 3, en Melchor Romero; penal al que fueron trasladados el pasado 13 de marzo para que se les realizaran las pericias psicológicas y psiquiátricas ordenadas por el juez de Garantías de la causa, David Mancinelli. Sin embargo, ambos estudios fueron pospuestos por la pandemia y no tienen fecha de realización.

Si bien los imputados tienen acceso al teléfono de la alcaidía para hablar una hora diaria con sus familias, Thomsen padre cuestionó que el resto de la población carcelaria tiene acceso a celulares, un delito. Sin embargo, el hombre no cuestionó la irregularidad que beneficia a los otros reclusos, sino que acusó al penal de "discriminar" a los rugbiers por la presión mediática.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Los chicos no pueden acceder a algunos objetos por la presión mediática que hay contra ellos. Todos tienen celulares, menos ellos", se quejó. "El mayor miedo que tengo es que no se haga justicia por la presión mediática, porque el morbo vende y los derechos se pierden por la presión mediática o la opinión pública", ratificó, pese a que su pedido es ilegal.

Leé también | 

En línea con el abogado de los imputados, el hombre cuestionó el accionar de la Fiscal, Verónica Zamboni. "Quiero que los chicos cuenten con el debido proceso, porque se merecen que la Justicia actúe como con cualquier ser humano. Se cumplen cuatro meses y todavía esto no empezó. Están ilegalmente detenidos porque no tuvieron el justo proceso desde el inicio", se quejó, sin tener en cuenta que los tiempos procesales se demoraron por la pandemia y la Cámara ya desestimó el pedido de nulidad presentado por Hugo Tomei, abogado de los imputados.

"Mi hijo estaba estudiando educación física, estaba preparando una carrera bárbara en su equipo de rugby. Encima era la última semana de vacaciones porque ya tenía que empezar con todas las actividades que hacía", lamentó, sin hacer alusión al asesinato por el cual su hijo está detenido.

Leé también | 

El hombre también reconoció que intentó comunicarse con Silvino y Graciela, los padres de la víctima, pese a que ambos hicieron público su rechazo a hablar con los padres de los imputados. "Llamé varias veces a los padres de Fernando. Cada vez que sonaba el teléfono era un dolor enorme. La situación era llorar todo el tiempo. Nunca me atendieron y una vez dejé un mensaje. Si alguna vez pudiera hablar, lo haría sin que se entere nadie y sin que haya intermediarios. Me gustaría que sea algo íntimo, de persona a persona".

Temas

  • Máximo Thomsen
  • Rugbiers
  • Fernando Báez Sosa
  • Crimen
  • Villa Gesell

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios