Secciones
Policiales

El maestro acusado de pedofilia, grooming y abuso infantil se negó a declarar y seguirá preso

Adrián Rowek fue detenido el martes, cuando lo sorprendieron con un alumno en su cama durante un allanamiento. 

El maestro acusado de grooming, abuso sexual y suministro de pornografía infantil detenido ayer en Villa Devoto, Adrián Rowek, se negó a declarar ante la fiscal Daniela Dupuy y continuará detenido en la Alcaidía N° 12. El aberrante caso salió a la luz este martes, cuando el docente de 50 años fue detenido y se encontraba en su vivienda con un alumno menor de edad.

Rowek fue detenido ayer en Villa Devoto acusado de los delitos de grooming, suministro de pornografía infantil y posibles abusos sexuales. El docente de 50 años se negó a declarar este miércoles ante la fiscal Dupuy, que investiga el caso desde hace días, cuando familiares de uno de los alumnos de Rowek, presentaron la denuncia ante el maestro y aportaron pruebas, entre las que se encontraban conversaciones de WhatsApp con alto contenido sexual y erótico, así como fotos pornográficas enviadas al estudiante.

El caso tomó una mayor repercusión porque ayer cuando el Cuerpo de Investigaciones Judiciales ingresó con una orden de allanamiento a la vivienda del hombre lo encontraron en la cama con otro alumno, también menor de edad. Tras negarse a declarar este miércoles, la fiscal Dupuy pedirá que continúe en prisión preventiva y si la jueza de la causa, Cristina Lara, acepta el planteo, Rowek será trasladado a una cárcel común.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Rowek se presentaba en las redes sociales como “maestro de profesión” y “racinguista de corazón”. En Linkedin aseguraba que “hace más de 25 años” se desempeñaba “en el ámbito de la educación formal y no formal” y que se ha desempeñado en “diferentes funciones”.

Además, afirmaba que es profesor de enseñanza media “especialista en tutorías de nivel medio” y “capacitador en el área de prácticas del lenguaje” y “director de educación no formal”. Lo más extraño es que también se presentaba en las redes como animador de eventos y “encargado personal y asistente de dirección en empresas de eventos y catering”.

La investigación quedó a cargo de Dupuy, fiscal de la Unidad Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas, quien el año pasado estuvo a cargo de la causa por el escándalo de pornografía infantil en el hospital Garrahan, por la que fue detenido y condenado el pediatra Ricardo Russo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!