Secciones
Está detenido

"El nene vio todo": festejaba el Mundial y su ex pareja la mató frente a su hijo de 4 años

Tenía el botón antipánico a su lado, pero no llegó a presionarlo.

La violencia machista volvió a cobrarse una nueva víctima en la localidad cordobesa de Salsipuedes, luego de que en la madrugada del lunes el femicida José Luis Gómez asesinara a su ex pareja Sofía Sosa en la casa de ella, apuñalándola frente a su hijo de 4 años. También hirió a un amigo de la víctima que estaba allí, quien afortunadamente no corre riesgo de vida.

La mujer de 23 años, que tan solo unas horas antes había estado festejando la victoria de la Selección Argentina en Qatar 2022, tenía a su lado el botón antipánico que la Justicia le otorgó luego de que radicara una denuncia por violencia de género contra Gómez.

El asesino saltó el muro de la casa del barrio Villa Sol en la madrugada del lunes, y enseguida la increpó y comenzó a atacarla con un arma blanca. Cuando la mató, su hijo de 4 años estaba allí. El amigo que se encontraba con ella terminó en un centro asistencial de la localidad de Unquillo por los diversos cortes recibidos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando las fuerzas del orden llegaron al lugar, a partir de los llamados de los vecinos que se dieron tras oír gritos en la casa de Sosa, los efectivos no pudieron hacer nada para reanimarla, porque la víctima prácticamente se había desangrado.

En las próximas horas, el fiscal Pablo Cuenca Tagle del Fuero de Violencia Familiar indagará al femicida, quien quedó detenido luego de que la Policía del Departamento Colón despliegue un operativo cerrojo para cercar la zona, tras haberse fugado del lugar de los hechos.

El relato de Analía, la madre de Sosa, estremeció a los televidentes que pudieron verla en El Doce, donde contó que el hijo de la víctima "vio toda la escena del crimen" y que 10 días antes ella le había hecho la denuncia en la Justicia "por las constantes amenazas de muerte y se liberaron del problema dándole un botón antipánico".

"A mi hija le habían dado un botón antipánico porque la amenazaba de muerte", detalló la madre, quien confesó que ella "lo tenía en sus manos cuando fue encontrada sin vida en su casa". Sobre Gómez, Analía lo definió como una persona muy complicada y de temer: "Son drogadictos, son enfermos y peligrosos que deberían estar internados. Sin embargo, la Justicia los tiene libres, no se hacen cargo y hoy a Sofía no la tenemos más".

Mientras unas horas antes había pasado uno de los momentos más felices de la historia, como todos los argentinos y las argentinas, la violencia machista de este femicida la privó de continuar su vida.

Ahora Gómez será procesado y juzgado por homicidio calificado por el uso de arma y por mediar violencia de género, por homicidio calificado por el uso de arma en grado de tentativa, y por las heridas que le propinó al hombre que estaba con la víctima cuando la mataron, pero Sofía Sosa no estará más, y su hijo se llevará una marca terrible para toda la vida.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!