Secciones
Policiales

El pediatra Ricardo Russo fue condenado a 10 años de prisión por tener, producir y distribuir pornografía infantil

Russo llegó al debate con prisión domiciliaria, y tras un pedido de la fiscal por posible riesgo de fuga, en las próximas horas será trasladado a un servicio penitenciario.

Luego de varias audiencias, este miércoles el pediatra Ricardo Russo, ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, fue condenado a 10 años de prisión por los delitos de distribución, tenencia y producción de pornografía infantil. Aunque el médico llegó al debate con el beneficio de la prisión domiciliaria, tras un pedido de la fiscal por riesgo de fuga, el juez resolvió que en las próximas horas el acusado sea trasladado a un servicio penitenciario.

Según consideró el magistrado Gonzalo Rúa, a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas número 6 porteño, entre el 26 de septiembre de 2018 y el 12 de noviembre del mismo año, Ricardo Russo tuvo en su poder y ofreció a través de la plataforma Emule 66 archivos de video de abuso o explotación sexual infantil.

"También los peritos dijeron que detectaron 67 archivos de video de explotación sexual infantil en su computadora. Eran archivos de mucha violencia sexual, y en algunas casos se trataba de bebés. Se comprobó que las víctimas de estos abusos eran menores de 13 años, algo que es un agravante para la ley", agregó.

Del mismo modo, el magistrado dio por acreditada la tenencia de material de abuso o explotación sexual infantil con fines de distribución. "El día que se hizo el allanamiento, Russo tenía 117 archivos de imagen y 66 archivos de video. En la otra notebook había 378 archivos de imagen y 2 de videos, con fines de distribución", aclaró.

Además, Rúa indicó que en la computadora de su oficina del Hospital Garrahan, se encontraron también 100 imágenes de menores, en las que había material de explotación sexual infantil. De todos modos, el juez no pudo confirmar que ese material se haya tenido guardado con el fin de luego ser distribuido.

Lee más. Amalia Granata en problemas: la denunciarían por abuso sexual y ella dijo que está disposición de la Justicia

En su explicación, el magistrado también mencionó que tiene acreditado que Russo produjo pornografía infantil, y que lo hizo dentro de su consultorio en el Garrahan. "Tengo acreditado que usted produjo nueve fotos a dos niñas menores de edad. Esas imágenes estaban en la computadora de su domicilio. También tengo acreditado que en 2017 en el interior del consultorio extrajo dos fotos a una niña menor enfocando en su partes genitales. Fueron halladas en la misma computadora. El tercer hecho que tengo acreditado fue también en el consultorio a donde le sacó dos fotografía a una menor de edad. El cuarto hecho fue en el 2018 donde también le sacó a otro menor", confirmó.

Al terminar la audiencia, la fiscal Daniela Dupuy solicitó que se le revoque al acusado el beneficio de la prisión domiciliaria, ya que existen un gran riesgo de fuga. "Le solicito que desde este lugar el condenado se vaya detenido", indicó la representante del Ministerio Público.

Ante esta situación, la defensa del médico indicó que no había riesgos procesales, mientras que Russo dijo que estaba sorprendido por la decisión del juez, y que debería permanecer en su domicilio hasta que la sentencia quede firme. A pesar de estas explicaciones, finalmente Rúa resolvió que el pediatra deje su vivienda, y pase en las próximas horas a estar detenido de un servicio penitenciario.

En la audiencia del martes, la cuarta desde el inicio del debate oral el 28 de octubre pasado, declararon los últimos seis testigos ofrecidos por la defensa, y también hizo uso de sus últimas palabras el propio acusado, momento que usó para defenderse y negar todas las acusaciones.

"No tuve ningún tipo de interés de almacenar cualquier tipo de imagen o pornografía. Todo lo que yo veía, y me parecía incorrecto o indebido, iba a la basura. Y si seguían ahí es porque yo no lo vi. Casi todos los archivos que se encontraban en mi computadora estaban en la basura, lo que demuestra que yo no tenía ningún interés en conservarlos", explicó.

Por su parte, en los alegatos la fiscal pidió 10 años de prisión y la inhabilitación de por vida para ejercer la medicina, ya que según sus dichos, "está probada la distribución, tenencia y producción, ya que el pediatra tenía imágenes y distribuía material de bebés y niños menores de 13 años, que eran o habían sido violados". "El material estaba en sus computadoras de su consultorio en el hospital, en su casa y en su teléfono", aclaró. 

En cuanto a la abogada del Garrahan, María Susana Ciruzzi, solicitó 13 años de prisión e inhabilitación perpetua para Ricardo Russo, mientras que Ricardo Izquierdo, abogado del acusado, señaló que su cliente nunca negó la existencia de los archivos en su computadora e indicó que muchas de esas imágenes eran médicas o se encontraban encubiertas en archivos descargados por el médico.

El pediatra, que era jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan desde hacía 11 años, había llegado al debate con prisión domiciliaria tras haber pasado 99 días detenido en el Complejo Penitenciario de Ezeiza, aunque ahora se decidió que vuelva a prisión.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Pediatra
  • Garrahan
  • Juicio
  • Condena
  • ricardo russo

Comentarios

Russo llegó al debate con prisión domiciliaria, y tras un pedido de la fiscal por posible riesgo de fuga, en las próximas horas será trasladado a un servicio penitenciario.