Secciones
Policiales

El relato de otra joven que resistió un abuso de Villa: "Te ahorca y te pega cachetazos"

Todo ocurrió la noche del 26 de junio de 2021 en el country "Venado II" de la localidad bonaerense de Canning, donde vivía el futbolista. 

El último viernes, una nueva testigo afirmó ante la Justicia que fue abusada sexualmente por Sebastián Villa la misma noche en la que Rocío Tamara Doldán dijo que el jugador de Boca la violó en un country de Canning, en junio de 2021. Durante su relato, la nueva víctima aseguró que tenía “miedo” y que por ese motivo, no quería hacer la denuncia formal.

La joven tiene 23 años, trabaja en boliches, y aseguró que no denunció el calvario que tuvo que transitar en ese momento por culpa del colombiano por "miedo" a que se complique su situación laboral y aclaró que busca seguir con mi vida y olvidarse de todo lo que ocurrió esa polémica noche en Canning. La joven declaró en la UFI N°3 de Esteban Echeverría y dijo haber sido parte de la fiesta que Villa organizó en su casa del country Venados II.

De acuerdo con su testimonio, esa noche salió del boliche "Kapital" en San Telmo -lugar al que asistió para trabajar junto a una amiga- y se topó con la pareja de la persona a cargo de la seguridad de Villa, al cual apodan Vikingo. "El le dijo a ella que los jugadores de Boca estaban ahí en el country y que necesitaban presencia y que nos pagaban el Uber. Eran cerca de la 1 de la mañana, porque era pandemia y cortaban temprano los boliches", contó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La joven de 23 años relató que aceptaron la invitación y se dirigieron a la casa del futbolista en el country de Canning. “Nos abrió la puerta Vikingo. En otro Uber creo que fueron otras dos chicas, solo me acuerdo de una. La recuerdo porque también tuvo relaciones en esa fiesta con Villa. Cuando entramos estaba todo apagado, había whisky y otras bebidas. En ese momento, el salió de la pieza con Tamara (Doldán)", reveló la nueva testigo.

Según explicó, les ofrecieron bebidas alcohólicas y pusieron música. "Vikingo nos dijo que tomemos lo que queramos, que nos acomodemos y pusieron música. Nos pusimos a tomar, a bailar y Villa bailaba con las chicas. Tamara estaba ahí con él. Estuvimos un rato ahí. En un momento él se fue a la cocina con una de las chicas, que no recuerdo el nombre y estuvo ahí con ella, tuvieron relaciones", alertó.

Además, explicó que en un momento dado quiso ir a la cocina y la persona a cargo de la seguridad del futbolista no se lo permitió: "Cuando quisimos ir a la cocina, Vikingo no nos dejó pasar porque dijo que estaba con una chica”. En ese momento, la joven rompió en llanto y le pidió a la fiscal del caso, Vanesa González, de Violencia de Género de Esteban Echeverría, que la detuviera si quería hacer preguntas.

Recordemos que Roberto Castillo, quien representa como particular damnificada en la causa a Tamara, había contado la semana pasada que la joven fue con Villa a buscar una camiseta de Boca, porque es hincha, a uno de los cuartos y que fue en ese momento cuando el jugador intentó propasarse. "En el living yo le dije a Villa si me regalaba una camiseta, yo soy hincha de Boca. Me dijo que sí. Ahí estaba Vikingo con su novia y Sebastián me dijo que había una en la habitación", recordó.

Y siguió: "Me agarró del brazo y de dos empujones me metió, fue dos segundos. Cerró la puerta y me empezó a besar, yo le dije que no quería estar con él, que solo quería la camiseta. Me quería besar, yo me quería correr y el me besaba igual en la boca. Cuando intento salir de la pieza, me empujó a la cama. Forcejeamos, el igual me agarraba de los brazos y me empujaba. No entendía que le decía que no, estaba muy borracho".

Siempre según los dichos de la joven ante la fiscal, el colombiano "se bajó los pantalones y se subió" encima de ella. "Cuando yo quería abrir la puerta, Villa me empujaba a la cama. Él en un momento me arrancó la bombacha. Le decía que no pero él seguía. Me tenía agarrada de los brazos y, si bien me apoyaba, no llego a penetrarme porque yo me corría. Le pedía que se pusiera el preservativo o que se sacara el buzo", detalló.

La joven explicó que le hizo ese pedido a Villa para que le quite las manos de encima y así poder huir de la habitación. “Cuando abro mi amiga estaba del otro lado diciéndole a Vikingo que abra la puerta y Vikingo me dijo que ´yo trabajo para Villa, no para vos´. Mi mejor amiga me dijo que nuestros amigos nos estaban esperando afuera en el auto y nos fuimos", manifestó.

Fue entonces que contó que anteriormente ya había tenido una relación sexual con colombiano y que la había pasado realmente muy mal. “Lo conocí en otra presencia, en Puerto Madero, en un departamento. Fui con otras dos amigas y cuando se terminó la fiesta ahí, él dijo que vayamos a su casa en Canning. Él ahí estaba bien, normal, nos llevamos bien. Yo estuve con él la primera vez que nos pagó la presencia, el día de Puerto Madero, pero lo hice porque yo quise", dijo.

Sobre aquella experiencia, sostuvo que Villa es "bruto", que la "ahorcó" y le pegó "cachetazos" al momento de tener relaciones sexuales. “Yo trabajo en boliches, lugares donde van jugadores de fútbol y esto me podría afectar. Yo quiero seguir con mi vida y olvidarme”, concluyó. Al finalizar su relato, la fiscal de la causa le explicó a la testigo que había sufrido “un abuso sexual sin acceso carnal” y le preguntó “si iba a denunciar”, pero que la joven no quiso.

En ese momento, ella le dijo a la funcionaria que tenía mucho "miedo" y que si bien estaba dispuesta a contar todo lo que sabía y lo que había vivido con el delantero, buscaba evitar el impacto público que tiene la causa debido a que no quiere perder su trabajo. La fiscal ya aceptó el pedido de la defensa de Villa para que la indagatoria -que en un principio estaba prevista para el sábado- se realice el próximo 30 de junio, luego del encuentro de Boca por Copa Libertadores en Brasil.

Estas testimoniales forman parte de las nuevas medidas de prueba que la fiscal González suma al expediente con el fin de profundizar la pesquisa por el abuso sexual, como le ordenó el juez de Garantías 2 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, cuando rechazó el pedido de detención de Villa formulado el 7 de este mes. Si bien la fiscal González consideró que era necesario detener al futbolista por la existencia de peligro de fuga debido a la expectativa de pena que tiene el delito que se le imputa -de 6 a 15 años de prisión, no excarcelable-, el juez le dijo que debía profundizar antes la pesquisa.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!