Secciones
Policiales

El relato del amigo de Lucas: "Los policías nos dijeron que nos tenían que dar un tiro"

Julián, el adolescente que manejaba el auto que fue perseguido y tiroteado por la policía, apuntó contra la fuerza de seguridad porteña, denunció que los tildaron de "villeros y que “tiraron por tirar”. 

La muerte de Lucas González generó tristeza, bronca y repudio por igual. El joven de 17 años había sido diagnosticado con "muerte cerebral" tras ser herido de un balazo en la cabeza durante una persecución con un grupo de policías vestidos de civil ocurrida mientras iba a bordo de un auto con tres amigos por el barrio de Barracas. “No nos ayudaron, nos trataron mal. Nos decían que éramos villeros y delincuentes", contó Julian, el amigo del joven fallecido y quien manejaba el auto.

Todo comenzó cerca de las 9.30 de la mañana del miércoles en Luzuriaga, en Barracas, cuando policías de la Comisaría Vecinal 4C irradiaron un alerta por la presencia de varios jóvenes en la zona a bordo de un auto Volkswagen Suran color azul que aparentemente se negaron a ser identificados y huyeron. "Nos dijeron que nos tenían que dar un tiro a cada uno”, recordó el joven diálogo con IP Noticias al reconstruir la escena luego de la persecución.

Según la versión policial, los adolescentes habían salido de la villa 21-24 y la persecución se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, donde fueron detenidos "tras un supuesto tiroteo". Una de las balas impactó en la cabeza de Lucas, mientras que un cuarto ocupante logró escapar a la carrera. “Ellos tiraron por tirar. Entre toda la desesperación buscábamos otros policías para que nos ayuden hasta que mi amigo gritó y ahí me nublé", denunció Julian.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y agregó: "Vimos a un patrullero que estaba recorriendo la zona, le toqué bocina, pero no me ayudó y siguió de largo. Mientras tanto, cuando manejaba tenía a mi amigo baleado encima, sobre mi rodilla. Con su mano me tocaba la pierna. No lo podía creer”. Durante su relato, el amigo de Lucas recordó que se cruzaron con dos policías mujeres a quienes les pidieron auxilio, pero remarcó en vano. “No fueron capaces de ayudarme", dijo.

De acuerdo con sus dichos, las agentes le pidieron que se baje del auto. "Yo estaba asustando y llamé a mi mamá para que supiera qué nos había pasado- también a mi papá- hasta que llegaron un montón de policías que nos trataron mal. Nos pusieron contra las rejas, con esposas, y después al piso. Nos preguntaron de dónde éramos y nos dijeron que éramos unos villeros y que nos tenían que dar un tiro a cada uno”, reveló. 

Los familiares de los cuatro detenidos rechazaron la versión policial, aseguraron que no habían cometido ningún delito y que acaban de salir de un entrenamiento. “Uno de ellos me preguntó cuál era el arma con la que había matado a mi amigo cuando habían sido esos hijos de puta que frenaron y le dieron a mi amigo y nos trataron como delincuentes cuando nosotros teníamos nuestras cosas de mate, botines, galletitas, todo para entrenar", afirmó Julian.

 

Los tres policías involucrados, identificados como el inspector Gabriel Isassi, oficial mayor Fabián López y oficial José Nievas, fueron apartados preventivamente de sus tareas. El caso en un principio quedó a cargo del Juzgado de Menores N°4, del juez Alejandro Cilleruelo, que dispuso que la causa pase al fuero penal de instrucción porque ninguno de los cuatro chicos cometió delito alguno. De hecho, los tres chicos quedaron en libertad. 

El nuevo juez de la causa será Martín Del Viso, quien ya recibió el expediente y ordenó la autopsia sobre el cuerpo de Lucas. No hubo tiroteo; solo hubo disparos que partieron de las pistolas de los policías. En la escena, peritos de la Policía Federal Argentina recolectaron cinco vainas servidas, todas calibre 9 milímetros, como las de las armas reglamentarias de los policías porteños implicados.

A los efectivos involucrados se les secuestraron sus armas para peritajes balísticos en los que se intentará determinar cuántos tiradores hubo y de qué arma partió el tiro que mató a Lucas. La familia de González y los tres adolescentes que viajaban con Lucas en el auto aseguran que la Policía de la Ciudad "plantó" la réplica del arma hallada dentro del Volkswagen Suran de las víctimas.

 

Se trata de una réplica de revólver calibre 38, hallada en el piso del asiento trasero, del lado derecho, detrás del asiento del acompañante donde iba sentado Lucas. El auto de civil en el que se desplazaban los policías de brigada implicados es un Nissan Tiida tipo sedán, cuatro puertas, color champagne, que no tenía patente trasera, no llevaba la sirena encendida, ni tenía baliza luminosa en el techo.

El juez menciona en su resolución un único video de una cámara de la Ciudad de Buenos Aires con la lente averiada que solo captó, de manera parcial, la secuencia de la interceptación que los policías de brigada hicieron del auto de las víctimas, pero no los disparos. El magistrado comparó la maniobra a "un asalto" y no a un procedimiento para identificar sospechosos.

Los tres sobrevivientes que iban con Lucas en el auto o sus familiares, relataron a la prensa lo irregular que fue el operativo. Explicaron que venían de entrenar en el club Barracas Central, pararon en un kiosco a comprar "un jugo", subieron al auto, fueron interceptados por un vehículo, del que bajaron tres hombres armados a los que creyeron ladrones. "Bajan así chorros, tipo a robarnos, a apuntarnos así ya con arma en mano, No parecían nada policías", dijo Niven, otro de los sobrevivientes.

Y agregó: "Yo me agacho y ahí nomás escucho cinco disparos más o menos. Yo no levanté la cabeza hasta que paró, y ahí lo veo a Lucas, que estaba adelante mío, y veo que le sale una bala por acá (señaló la cabeza)". Todo el material de prueba fue resguardado en la división de Policía Científica de la PFA y los resultados de la pericia para determinar de qué pistola salió el proyectil que le quitó la vida a Lucas podrían conocerse a mediados de la semana que viene.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!