Secciones
Policiales

El rol del Jíbaro y la traición de una amiga: las claves de la histórica condena a Carrazzone

El abogado fue condenado a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su mujer, Stella Maris Sequeira, cuyo cuerpo aún no fue encontrado.

A más de cinco años de la desaparición de Stella Maris Sequeira, el abogado Rubén Carrazzone, su pareja y principal apuntado en la causa, fue condenado a prisión perpetua por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de La Plata, integrado por los jueces Alejandro Esmoris, Nelson Jarazo y Fernando Canero, por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haberse cometido mediando violencia de género".

La última vez que se supo algo de Stella fue el 29 de diciembre de 2016. La adinerada mujer convivía y llevaba una relación de 15 años con Carrazzone en su casa de la localidad de El Ombú, partido de Ezeiza, hasta que un día descubrió que su marido le era infiel con su mejor amiga y socia en un restorán de Lobos, Lourdes Oliveira, oriunda de Brasil. "Yo sabía que llegó a las 9 de la noche porque me estaba cagando, que estaba en lo de Lourdes...", le djo la víctima a orea de sus amigas un día antes de aquel trágico 29 de diciembre. Esa amiga no era otra que Zully Insaurralde, un de las testigos principales de la causa cuyo testimonio le permitió a la justicia dar con el móvil del crimen.

Lourdes era su amiga, pero aquel lazo se rompió cuando Stella descubrió la infidelidad. "Con esta no me va a cagar, este me engaña, pero con esta no me va a cagar. Voy a sacar fotos de Lourdes y voy a empapelar todo, para que todos sepan quién es, se va a tener que ir a trabajar a Brasil...", decía entre lágrimas la mujer que al día siguiente, el 30 de aquel mes, iba a cumplir 61 años. El último audio que le envió Stella a su amiga Susana el 29 de diciembre de 2016, 16 horas antes de su desaparición, daba cuenta de su cansancio y del deseo de separarse de Carrazone. "Cuánto pagaría por volver atrás la vida, cuánto pagaría. ¡Qué triste!", fueron las últimas palabras de la víctima antes de su desaparición. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Carrazzone denunció la desaparición de Stella recién el 31 de ese mes y, un día después, aseguró haber recibido un llamado extorsivo en el que le exigieron 80.000 dólares para liberarla. "Vino con un bolsito y se va a tener que ir igual. Le conozco muchos chanchullos a Rubén y me las va a pagar", había sido la última frase que Stella le dijo a Insaurralde. Pero antes de su desaparición, usó su cuenta de Facebook para hacerle un reclamo puntual a su marido y la amante: “Quiero mi plata, manga de hijos de puta”. Aquel posteo fue el 29 de diciembre de 2016, a las 18.24. La pesquisa determinó que la denuncia de Carrazzone, sobre que su mujer había sido secuestrada, era falsa.

Rubén Carrazzone y Stella Maris Sequeira.

Por ese falso secuestro estuvo detenido Miguel Angel Franco (63), quien había sido cliente de Carrazzone y que fue acusado de colaborar en las llamadas extorsivas, aunque finalmente fue sobreseído. A las 4.15 de la madrugada del 1° de enero de 2017, Carrazzone se presentó en la comisaría 5° de Ezeiza y denunció la desaparición de su pareja. "Viejo hijo de puta, ayer te llamé todo el día, tenemos a tu mujer", rezaba uno de los mensajes armados por Carrazzone. A partir de allí se inició la búsqueda desesperada de Stella: en la casaquinta, los investigadores encontraron sangre humana, tanto en la ducha del baño principal como en la manija de un ropero.

En uno de los siete autos de la pareja, una cupé Chevy blanca, había algo más: bajo una alfombra, un precinto. ¿El cuerpo? Sigue sin aparecer desde entonces. "Encontraron ese auto lavado con agua hasta debajo de las alfombras, lo que quiere decir que fue casero el lavado, con un precinto y en el baúl había una tela elástica blanca. Se encontraron rastros de sangre en la casa, pero ningún perito puede certificar cuando hay un lavado de por medio", resalta Raquel Hermida Leyenda, abogada de Solange, hija de la víctima de parte de otro matrimonio,  y querellante en el juicio contra Carrazzone que comenzó el 31 de marzo del año pasado y fue llevado adelante por la Justicia Federal. 

Una de las últimas medidas que se adoptaron en la causa fue un allanamiento que se realizó en un galpón de la ciudad de Lobos, donde se encontró la camioneta de Sequeira y otros vehículos ligados a Carrazzone. Sin embargo, al realizarse los peritajes no se encontraron rastros de sangre. La sospecha de los investigadores es que alguno de ellos pudo haber sido usado para trasladar el cadáver, pero no se pudo probar. En ese sentido, la cupé Chevy blanca tiene todos los números. Para la querella, el móvil del crimen estaba claro, el abogado asesinó a su mujer porque ella lo iba a dejar y, con eso, perdería el nivel económico que había tenido durante los últimos 13 años.. 

Lourdes Oliveira, la amante de Carrazzone.

En diálogo con BigBang, Hermida Leyenda sostuvo que para la querella la principal hipótesis siempre fue que el 18 de diciembre, 11 días antes de su desaparición, Carrazzone, su amante, Lourdes, y Oscar Silvestre León, bautizado por Enrique Sdrech en 1982 como “El Jíbaro de las Pampas”, planificaron el femicidio de Stella. León sería la pieza clave para demostrar qué Stella no desapareció, sino que fue disuelta en "ácido" y sus restos fueron enterrados en algún lugar del país."Empecé en esta causa en enero de 2017 como la apoderada de la hija de Stella. Él hace la denuncia el 1° de enero y empieza una investigación a cargo del fiscal Gómez Barbella", relata la letrada.

Satisfecha por lo logrado, Hermida Leyenda recuerda que comenzó ese día a trabajar en conjunto con el fiscal haciendo una investigación privada. "Cambié mi auto para que no me identifiquen por uno polarizado y empezamos una investigación privada y pública. Así conseguimos todos los testigos, pero fue muy duro. Había gente que no quería declarar por miedo a Carrazzone, como los chicos menores que estaban cortando el césped ese 29 de diciembre.. Nosotros no sabíamos que habían estado porque el padre de uno de ellos, el parquero, los quiso esconder. Fue otro testigo el que le dijo a mi clienta que escuchó en un almacén que habían estado presentes ese día", sostiene.

Con esta frase, la abogada resaltó una de las claves del juicio: cuando Stella llegó a la casa, después de poner en Facebook que le debían plata, hubo dos testigos -que eran menores de edad en ese momento y tenían 18 años al momento de declarar- que la vieron llorando. Habían ido a cortar el pasto con el parquero de la casaquinta, un hombre de la colectividad paraguaya cuyo temor a Carrazzone lo obligó a callar y a esconder a los chicos. Uno de ellos era el hijo del hombre. La vieron vestida de verde, ir de una casa a la otra y uno de los chicos la quiso ayudar. Pero el otro no quiso meterse porque su papá ya le había aconsejado no hacerlo antes.

Pocos días después del Femicidio de Stella Maris: Carrazzone junto a Oscar Silvestre León.

Al declarar, los chicos contaron cómo Carrazzone y Stella se pelearon aquel 29 de diciembre de 2016. "Contaron que ella le dijo ´hijo de put..., que hizo ruidos de dolor como si la estuvieran golpeando y que se tiraban cosas. De hecho, el amigo del hijo del parquero le dijo que llamaran al 911 porque a Stella le estaban pegando y el parquero le contestó que era cosa privada y que no se metieran. La hubieran salvado. El hijo del parquero quedó psicológicamente muy mal por la culpa, porque según sus palabras- Stella era como su abuela y dijo que la pudo haber salvado. El otro dice que sueña de vez en cuando con Stella, también por la culpa", detalla Hermida Leyenda. 

En el inicio del juicio, Carrazzone sostuvo que "jamás" fue violento con su pareja y que no hay "ni una sola prueba científica" en su contra. "No haría absolutamente nada en contra de mi mujer. Yo para ella sólo tengo agradecimiento, la adoro. Fue ella quien me hizo progresar mucho como abogado y como persona", sostuvo el condenado por "homicidio doblemente calificado por haberse cometido sobre su pareja conviviente y mediando un contexto de violencia de género y falsa denuncia". Desde un principio, vestido con un traje negro y corbata gris casi de manera habitual, Carrazzone siempre cuestionó a la querella, calificándolos de "inmorales" y "mentirosos". "Jamás hubo un hecho de violencia en la pareja", dijo.

La segunda clave que le permitió a la justicia condenar a Carrazzone fue su repentina amistad con el ya mencionado Oscar Silvestre León. "Nosotros creemos que León, con este sistema de reducir de cabezas, tiene mucha experiencia en lo que es la utilización de ácidos y compuestos. Desde el 29 que mata a Stella, Carrazzone no se separa mas de León a pesar de que no eran amigos. Tanto la querella como la fiscalía, que adhirió a mi pedido, solicitamos un nuevo juicio para que se los investigue, tanto al Jíbaro como a la amante de Carrazzone. Hoy están denunciadas por participio en el homicidio y el grado de esa participación resultará de la investigación", aclaró Hermida Leyenda.

Silvestre León vive en lobos, donde su "amigo" Carrazzone alquilaba una casa y el galpón que fue allanado, y se define como un experto en el arte de "reducir" cabezas de animales. Este hombre gozaba de notoriedad en todo el planeta –le hicieron notas en medios de los Estados Unidos, Arabia Saudita, Bulgaria, Sudáfrica y Omán–, y hasta tuvo su propio documental llamado OSL reducciones.

La fama de León saltó del barrio a la ciudad. Llegó a Buenos Aires y organizó exposiciones con sus mascotas momificadas, que atraían a 300 personas por semana. "Los jíbaros conservaban la piel del rostro y tiraban todo lo demás. Yo, en cambio, conservo todo. Andá y fíjate en internet. No hay nadie que haga lo que yo hago”, aseguraba León, entre frascos de ácido y recortes, durante una entrevista que había brindado años atrás. 

Para Hermida Leyenda, no hay dudas....León fue coautor del femicidio: "Creemos que utilizaron este método para deshacerse del cuerpo". La abogada argumentó ante el juez que, según le dijo la propia amante, Carrazzone y “El Jíbaro de las Pampas” habrían estado juntos aquel 29 de diciembre de 2016, cuando desapareció Stella. "Tenemos claro que se dedicaba a mezclar ácidos. La enterraron, previo con ácidos, para desmenuzar el cuerpo", sostiene la querella.

Además, señaló, “El Jíbaro” tendría ahora las llaves de la casa de Carrazzone en Lobos y las del galpón. "Para nosotros el 18 de diciembre estas tres personas (por Carrazzone, su amante, Lourdes, y León) terminaron de planificar el femicidio de Stella que, seguramente, no iba a ser el día 29 porque el 30 de ese mes era el cumpleaños de Stella. Pero debido a que Stella lo quería dejar, de acuerdo con una testigo, porque estaba saliendo con su amiga, adelantaron sus planes", afirmó.

 

Al enterarse de la infidelidad de su marido con su amiga y socia, Stella le dijo a otra amiga por teléfono: "Me cago toda la vida, está vez no me va a joder más. La casa es mía, no lo necesito para vivir. De lo contrario, voy a tener más plata porque este es un vividor. Así como llegó con un bolsito, se va a ir con un bolsito". Se espera que en abril de este año comience la investigación contra la amante del condenado y el "jíbaro".

Según le explicó Hermida Leyenda a este sitio, fue Lourdes la que le presentó a Carrazzone a “El Jíbaro de las Pampas”. "Esa mujer ,y él lo declara, le presenta a León poco tiempo antes del femicidio de Stella. Carrazzone venía alquilado una quinta en Lobos, que se la había conseguido León y forjó una amistad con él. Es un tipo que vive solo y no se sabe de qué trabaja", sostuvo la letrada.

Finalmente, Carrazzone fue condenado este miércoles a la pena de prisión perpetua por el delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haberse cometido mediando violencia de género". Tan solo días antes, el fiscal de juicio Hernán Schapiro y la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, habían solicitado esa misma condena.

Ambos fiscales consideraron al abogado autor penalmente responsable de los delitos de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido mediando violencia de género (femicidio) y por el vínculo, en concurso real con la falsa denuncia” de un secuestro, que para la Justicia, nunca existió. “Se encuentra acreditada la existencia previa y coetánea al hecho de una violencia estructural de género en la cual se encontraba inmersa la señora Stella Maris Sequeira por parte del señor Carrazone, que fue ejercida por quien fuera su pareja durante 15 años”, sostuvo el fiscal y mencionó que, de acuerdo a los testigos, hubo por parte del acusado “violencia simbólica, material y actos de microviolencia” hacia su mujer. 

En ese contexto, Hermida Leyenda explicó que 20 días antes de su desaparición, Stella comenzó a manifestarle a su círculo más cercano cierto temor al enterarse de cómo fue asesinada Marisol Oyhanart, cuyo crimen ocurrió en 2014 y tuvo a Carrazzone como abogado del primer imputado en la causa. "Stella tuvo mucho miedo porque se enteró todo lo que había pasado en el femicidio de Marisol Oyhanart, a la cual secuestran, violan y asesinan con un piedrazo en la cabeza. Carrazzone defendió al primer imputado en ese femicidio. A partir de ahí, cuando se enteró de cómo la habían matado a Marisol, Stella empezó a sentir terror. Esto fue 20 días antes de desaparecer", concluyó la abogada.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!