Secciones
Policiales

El Terminator platense: defendió a su padre de un robo y sobrevivió a un disparo en la cabeza

El proyectil había ingresado en su cabeza pero no llegó a penetrar en el cráneo. La bala quedó entre el cuero cabelludo y el hueso del hombre de 46 años.  

Sergio Fluxa tiene 46 años y asegura tener un Dios aparte. Y no es para menos: el vecino de La Plata sobrevivió a un disparo en la cabeza, luego de enfrentarse a tres delincuentes que intentaban robarle a su padre, un jubilado de 73 años.

“Días atrás fue mi cumpleaños, hoy volví a cumplir años porque es como volver a nacer”, dijo horas después de sobrevivir al brutal ataque desde la puerta de su casa, ubicada en la localidad de Tolosa.

En la puerta de su hogar, de la calle 15 bis entre 528 y 529, su padre fue asaltado por dos delincuentes armados que lo abordaron cuando sacaba el vehículo a la calle. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Eran las 9:45 de la mañana. Mi papá sacó el auto y en ese momento viene otro auto y se bajan dos malvivientes. Cuando se dio cuenta, mi papá pegó un grito; yo estaba en el fondo y salí a ayudarlo”, aseguró Sergio, quien actuó sin pensar en las consecuencias.

Pero el platense no esperaba recibir un disparo apenas se asomó para ver qué sucedía. Y es que al escuchar el pedido de auxilio de su padre, Sergio salió a la calle y uno de los delincuentes le disparó a quemarropa sin mediar palabra. 

“Uno me ve, apunta y dispara, sin mediar palabra. Estaba a unos pocos metros. Nunca imaginé que me iba a disparar y menos a tan poca distancia", contó la víctima.

En diálogo con El Día, Sergio contó que los delincuentes se movilizaban en un Chevrolet Prisma de color gris plata con vidrios polarizados y que uno de ellos se mantuvo siempre al volante, esperando que los otros dos terminaran de perpetrar el ataque para huir rápidamente del lugar.

Siempre según sus palabras, el hombre de 46 años asegura haber sentido el impacto del disparo, pero aclaró que gracias a la "adrenalina" siguió como si nada hubiera ocurrido.

Los delincuentes le arrebataron todo el dinero que llevaba encima el jubilado y huyeron del lugar al dispararle a Sergio, quien corrió varios metros a los malvivientes hasta que comenzó a sentir que algo le había pasado. 

“Cuando veo que ya no los podía alcanzar, me toco el cuerpo para ver si la bala me había impactado y de golpe me cae un hilo de sangre de la cabeza”, explicó.

Para su suerte,  el proyectil había ingresado en su cabeza pero no llegó a penetrar en el cráneo. Por sus propios medios, Sergio se dirigió al Hospital San Roque de Gonnet: “Estuve siete horas internado. Nunca perdí el conocimiento. Después me dijeron que la bala estaba entre el cuero cabelludo y el hueso, que no había hecho fractura". Al determinar que su vida no corría peligro, fue dado de alta y regresó a su casa.

Según explicó, los médicos que lo atendieron no podían creer que haya sobrevivido a semejante ataque: "Los médicos no lo podían creer. Van a dejar la bala ahí. Y a partir de ahora voy a tener un grano”.

El titular de la Comisaría 11°, Martín Patelli, se reunió con Sergio y le comunicó que habían identificado el Prisma en cámaras de seguridad y estaban siguiendo sus rastros. Pero por ahora, los delincuentes siguen prófugos. 

Temas

  • La Plata
  • disparo
  • Robo
  • asalto
  • Sergio Fluxa

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios