Secciones
Policiales

El último audio de Fernando Báez Sosa y el desconsuelo de sus padres a tres meses del crimen

Ocho de los diez imputados por el crimen permanecen detenidos. El reclamo de los padres del joven de 18 años asesinado en Villa Gesell.

Fernando Báez Sosa fue asesinado a golpes en la madrugada del sábado 18 de enero. Había llegado dos días antes a la ciudad de Villa Gesell para pasar sus primeras vacaciones junto a sus amigos y su novia, después de haber aprobado el CBC para ingresar a la carrera de Derecho en la Universidad de Buenos Aires. El joven de 18 años falleció a la salida del boliche Le Brique, después de que un grupo de rugbiers lo atacara en la vereda.

"Sé que no va a volver, pero por las noches siempre voy a su habitación y abrazo un muñeco de Spiderman que él tenía desde chiquito y me pongo a llorar", reconoció Graciela Sosa, la mamá de Fernando, en diálogo con la agencia de noticias Telam. "Cada vez que me siento triste, escucho el último audio que me envió cuando estaba de vacaciones y lloro", reconoce con pesar.

En las últimas horas se cumplieron tres meses del asesinato y el matrimonio se encuentra en cuarentena. El vacío y la ausencia de su hijo se siente aún más. "Se cumplen tres meses del brutal asesinato de nuestro hijo y para nosotros es como si hubiera sido ayer. Todavía no podemos entender por qué le hicieron esto, no le dieron la oportunidad ni quisiera de defenderse. Es una masacre total lo que le hicieron estos asesinos, lo mataron hasta burlarse".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Yo extraño hasta las peleas, las necesito", sumó Silvino, papá de Fernando. "Eran peleas por pavadas y ahora me doy cuenta de que gastábamos energía en cosas que no valían la pena. Discutíamos por las tácticas y estrategias cuando veíamos los partidos de Boca, cuadro del que él era hincha".

Fernando fue atacado por los imputados primero dentro del boliche. Luego, los patovicas sacaron a ambos grupos del lugar. El joven había comprado un helado para esperar en la vereda de enfrente a que salieran el resto de sus amigos y su novia, Julieta. "A él le gustaban las milanesas con papas fritas, el fútbol y el helado. Y murió comiendo un helado", lamentó Graciela.

"Si esto no hubiera pasado, hoy estaría disfrutando con mi hijo esta cuarentena. Haciendo la comida que le gustaba, las cosas dulces. Lo extrañamos muchísimo, ya no tengo más ganas de cocinar porque todo me recuerda a él".

Leé también | 

El día que partió de vacaciones, Fernando sorprendió a su mamá con un pedido. "No le gustaba que le sacaran fotos, pero ese día me dijo: 'Qué raro mami que no trajiste el celular para sacarme fotos'. Le contesté que pensaba que se iba a enojar, pero me respondió que lo fuera a buscar. Salí corriendo a buscar la cámara y esa es la última foto que le saqué a mi hijo".

Silvino también recuerda el último momento que compartió con su hijo. "Lo filmé cuando se iba caminando con la valija. No sabés el dolor que siento cada vez que veo esa filmación, estoy destrozado. De a poco voy a aprender a aceptar que Fer no va a volver".

La Justicia rechazó el último pedido de prisión domiciliaria realizado por el abogado de los diez imputados. Sin embargo, la causa se demoró por la pandemia y el juicio oral, que estaba previsto empezara este año, podría llegar recién en el 2021.

Leé también | 

"El apoyo es importante para nosotros y nos hace poner de pie para seguir pidiendo justicia por Fernando y para que esto no vuelva a pasar más", resaltó Graciela. Pero la espera se hace larga. "Cuando nos dan ganas de llorar, lo hacemos juntos. La gente nos ve y piensa que somos fuertes, pero cuando cerramos la puerta, nadie sabe lo que pasa. Ese dolor y ese vacío que tenemos", cerró Silvino.

Temas

  • Fernando Báez Sosa
  • Asesinato
  • Villa Gesell
  • Rugbiers

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios