Secciones
Policiales

El video de la mujer que apuñaló a un colectivero porque le pidió que se pusiera barbijo

La mujer había sido condenada el año pasado a dos años en suspenso por varios episodios de violencia . 

Una mujer de 37 años, que había sido condenada a dos años en suspenso por varios episodios de violencia en 2020, atacó a puñaladas a un chofer de colectivo que simplemente le había pedido que usara el tapabocas dentro del vehículo, tal y como indica las normas sanitarias establecidas a partir de la pandemia del coronavirus. Furiosa, la mujer identificada como T.O. se acercó al chofer, lo insultó y luego le propinó dos cuchillazos.

Todo ocurrió el último viernes, en el interior del interno de la línea 70 perteneciente a la empresa Mi Bus. La secuencia de violencia quedó registrada en su totalidad por la cámara de seguridad que fue instalado dentro del vehículo para combatir la inseguridad a la que los colectiveros se enfrentan a diario. La mujer subió en la intersección de las calles Moreno y Palacios, Bariloche, acompañada por un hombre y sin utilizar su barbijo.

Fue en ese momento que el colectivero le pidió amablemente que se pusiera el cubreboca. Pero lejos de entender, la mujer estalló en furia y comenzó a insultarlo: se puso el tapaboca, caminó hasta el asiento del conductor, retiró a a la fuerza el plástico de contención que utilizan los choferes para prevenir un eventual contagio de COVID-19 y con su navaja, un cuchillo de doble filo de 10 cm, lo atacó por la espalda.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tal y como se puede ver en la secuencia, el colectivero sufrió una herida en la mano y en la zona costal derecha. Unas cuadras después, la mujer fue detenida por personal policial que ya había sido alertado de lo sucedido por los pasajeros del micro. Del caso intervino en un primer momento el fiscal de turno Inti Isla, aunque luego la causa pasó a manos de la fiscal Silvia Paolini.

Luego de las averiguaciones pertinentes, los investigadores determinaron que la mujer, de 37 años, es oriunda de Bariloche y había sido condenada por la Justicia el año pasado: se la obligó a cumplir un tratamiento psicológico que nunca cumplió, razón por la cual se ordenó su detención poco tiempo después al declararla en rebeldía. Sin embargo, estuvo prófuga de la justicia todo este tiempo.

La detenida fue imputada por el delito de lesiones y el juez de Garantías Ricardo Calcagno ordenó la prisión preventiva por al menos dos semanas tras el pedido de la Fiscalía. En este período se deberá evaluar psicológicamente a la imputada al igual que su capacidad para estar sometida al proceso, “por los riesgos procesales vigentes de entorpecimiento a la investigación y riesgo de fuga”, señaló el Ministerio Público Fiscal.

Un hombre que le amputó un dedo a un colectivero durante un ataque en Berazategui

Por otra parte, un hombre que le amputó un dedo a un chofer de colectivo de 33 años durante un ataque por una presunta infidelidad en la localidad bonaerense de Berazategui. El hecho se registró el lunes por la noche cuando la víctima, de nombre Gonzalo, estaba terminando su recorrido en una formación de la línea 148 de la empresa "El Nuevo Halcón", luego de reemplazar a otro compañero que, aparentemente, era a quien buscaba originalmente el agresor.

Según trascendió, el chofer llevaba sólo al sospechoso en el colectivo cuando en la intersección de las calles Autonomista y 116 el hombre, que llevaba consigo un arma de fuego y una cuchilla, comenzó a amenazarlo y lo obligó a cambiar de recorrido. En ese momento se produjo un forcejeo entre ambos, en el que el atacante le ocasionó un corte en el dedo índice y le amputó el pulgar de la mano derecha a la víctima.

Sin fuerzas, condujo varias cuadras hasta la esquina de las calles 8 y 118, donde el atacante se bajó del colectivo y escapó a pie. El chofer se comunicó rápidamente con el servicio de emergencias 911, y al entrevistarse con el personal de la comisaría 1ra. que acudió al lugar, relató que durante el ataque el sospechoso lo acusaba de haber cometido una infidelidad con su pareja, aunque negó estar relacionado a eso.

La Policía solicitó el traslado del conductor al Hospital Evita Pueblo, en Ranelagh, donde los médicos le realizaron las curaciones correspondientes y lograron reinjertarle el pulgar, para poco después ser dado de alta. Intervino en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Berazategui, a cargo de Gabriela Mateos, quien ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona y la toma de testimonios para intentar localizar y establecer la identidad del atacante.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!