Secciones
Policiales

Empieza en Santa Fe el juicio contra un cura acusado de abusar un nene de un año y una nena de 3

La primera denuncia contra el parroco se hizo en diciembre de 2015, y meses después los padres del primo de la primera víctima también se presentaron ante la Justicia.

El sacerdote Néstor Monzón comenzará a ser juzgado el próximo jueves 5 de diciembre acusado de abuso sexual gravemente ultrajante contra un niño de un año y su prima de tres. Los hechos fueron denunciados hace cuatro años por las familias de las víctimas, cuando el cura estaba al frente de la parroquia María Madre de Dios, ubicada en la localidad de Reconquista, en la provincia de Santa Fe.

La situación tomó estado público a finales de diciembre de 2015, cuando la madre de la menor fue hasta la Justicia para denunciar que el párroco había abusado a su hija. La familia de la víctima era cercana al padre, ya que concurrían a la Iglesia donde se desempeñaba Monzón y solían además colaborar con las actividades de la congregación.

Luego de que se abriera una investigación, la nena, que es prima del niño involucrado en la denuncia, contó los abusos en cámara Gesell, lo que permitió que Monzón fuera imputado por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su condición de pertenecer a un culto religioso. Además, se descubrió que la pequeña había sido contagiado por él con HPV, lo que complicó aún más su situación judicial.

Del mismo modo, los padres el otro menor implicado en los hechos también se presentaron ante la Justicia para denunciar al parroco, aunque el pequeño no fue sometido a una entrevista por consejo de las psicólogas, quienes detectaron rastros del trauma que le ocasionaron los abusos.

Del mismo modo, los familiares de la niña explicaron a medios locales que en todo momento la pequeña habló del sacerdote, y que en cada instancia que tuvo que relatar lo que pasó, siempre dijo lo mismo que le contó el primer día a su madre: que el padre Néstor le había hecho daño.

A pesar de que la causa comenzó hace años, recién este próximo jueves 5 de diciembre empezará el juicio contra el acusado, quien llegó en libertad al proceso debido a que la Justicia entendió que no existía riesgo de fuga o entorpecimiento de la causa. De todos modos, sí tiene prohibido poder acercarse a ambos menores.

Lee más. Caso Próvolo: condenaron a más de 40 años de prisión a los sacerdotes que abusaron de los menores

El fiscal de Reconquista Alejandro Rodríguez, ya adelantó que pedirá 12 años de prisión para Monzón, aunque la querella aspira a que el sacerdote sea condenado a 16 años. Del proceso participarán cerca de 50 testigos, entre los que se encuentran familiares y profesionales de la Salud, mientras que se prevé que el fallo judicial sea conocido el 17 de diciembre próximo.

Sobre esto, Rodríguez señaló al diario Uno Santa Fe que con las pruebas recolectadas hay suficiente para obtener un fallo condenatorio y remarcó “que los hechos fueron cometidos por un hombre mayor de edad, ministro de un culto religioso, practicado en contra de niños en condiciones de alta vulnerabilidad, quienes debieron soportar el abuso en circunstancias gravemente ultrajantes para su presente y futuro”.

Al momento de las denuncias Monzón era cura en la parroquia María Madre de Dios y vicepresidente de Cáritas Reconquista, por lo que ahora tiene una suspensión cautelar en el ejercicio del sacerdocio y se encuentra vigente un juicio canónico, en manos de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • sacerdote
  • reconquista
  • Juicio
  • Niños
  • Abuso sexual
  • Parroquia
  • Santa Fe

Comentarios

La primera denuncia contra el parroco se hizo en diciembre de 2015, y meses después los padres del primo de la primera víctima también se presentaron ante la Justicia.