Secciones
Policiales

En busca de Justicia: piden perpetua para un joven que mató al bebé de seis meses de su pareja

Para la madre de la víctima solicitaron 10 años de prisión por el delito de abandono de persona seguido de muerte, agravado por el vínculo en calidad de autora.

Todo ocurrió en un abrir y cerrar de ojos, el 23 de abril de 2017, cuando Aldana Jackeline M., de 25 años, fue a bañarse y mientras se duchaba escuchó el llanto descontrolado de su bebé, el pequeño Mateo, de seis meses, a quien había dejado durmiendo junto con su novio, Franco Nahuel L. de 24 años. 

Al salir desesperada, descubrió que su pareja había agredido físicamente a su hijo con un fuerte golpe, provocándole lesiones gravisímas como traumatismo encéfalocraneal, que luego le provocaron la muerte. El hecho ocurrió a las 9.30, en Pasaje Matacos al 2000, de Granadero Baigorria. Este miércoles, comenzó el juicio oral en el Centro de Justicia Penal de Rosario por el brutal crimen.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo al informe del Ministerio Público de la Acusación (MPA), la fiscal Georgina Pairola, de la Unidad de Homicidios Dolosos, le atribuyó a Franco el delito de homicidio calificado por alevosía en carácter de autor, solicitando la pena de prisión perpetua. En tanto, para Aldana, la madre de la víctima, solicitaron 10 años de prisión por el delito de abandono de persona seguido de muerte, agravado por el vínculo en calidad de autora.

A la mujer se la acusa de que, en las mismas circunstancias, omitió sus deberes de asistencia y de cuidado que tenía de su pequeño hijo, de tan solo seis meses de edad. La joven tenía conocimiento de que en anteriores ocasiones su novio ya había maltratado al bebé.  Según la reconstrucción que hicieron los investigadores, Aldana y Franco tuvieron durante mucho tiempo una relación marcada por la violencia.

Luego de estar separados algunos meses, el joven de 24 años se enteró que ella había tenido una relación con otro hombre durante el tiempo que estuvieron distanciados y había quedado embarazada de él. Una vez juntos de nuevo, la pareja se convirtió en familia y cuando nació Mateo los tres se mudaron a la parte trasera de la casa de la abuela de la chica, pero -según sostienen los investigadores- Franco nunca aceptó a Mateo.

Los investigadores se apoyaron en los resultados de la autopsia al bebé, que además de arrojar que el menor falleció por un traumatismo encéfalocraneano grave, señaló que presentaba lesiones ocasionadas un mes antes del episodio fatal. A eso se le sumaron algunos mensajes del joven en el celular de la madre donde se refería a su pareja y a su bebé de manera agresiva o despectiva.

Hace tres años, ella fue a bañarse a lo de su abuela y al escuchar el llanto descontrolado de su bebé, salió corriendo y se topó con una desgarradora escena: el informe de la fiscalía sostiene que el acusado actuó con alevosía y mientras estaba solo con la víctima le dio un fuerte golpe en la cabeza, que le provocó la muerte. El bebé fue asistido primero en la guardia del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria y derivado después al Hospital de Niños de Rosario, donde murió como consecuencia del fuerte traumatismo de cráneo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!