Secciones
Policiales

En silencio, con barbijos y sin violencia: la multitudinaria movilización en reclamo de justicia por Blas Correas

La familia del adolescente pidió que llevaran un tapabocas, mantuvieran el distanciamiento social y que la marcha se lleve a cabo en silencio y sin violencia.

Esta tarde, miles de personas, entre las que se encontraban familiares, amigos y vecinos de Blas Correas, realizaron una multitudinaria marcha para pedir justicia por el crimen del joven de 17 años que murió de un disparo en la espalda cuando circulaba a bordo de un auto con amigos en la ciudad de Córdoba. Por el crimen están imputados los policías Javier Alarcón (31) y Lucas Gómez (35).

La marcha comenzó a las 18.30 desde la intersección de las avenidas Colón y General Paz, en el microcentro de la capital provincial, y culminó con la lectura de una carta por parte de Juan, hermano de la víctima. 

“No es solo una marcha para pedir justicia por Blas sino para que esto no vuelva a repetirse. Que nadie pase por el dolor que estamos pasando", dijo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y agregó: "Queremos recordar a Blas como quién era, un chico tranquilo. Por esto es que marchamos de forma pacífica. Una marcha desde la paz y el dolor y no desde el odio y la venganza. Esto trasciende cualquier partido político o religión. Esto le pudo haber pasado a cualquiera. Y no queremos que vuelva a pasar”.

Cientos de personas marcharon junto a la familia de Blas, la cual llegó en la primera columna de la marcha una bandera blanca con la inscripción:  “Justicia por Blas”.

La familia del adolescente convocó la movilización a través de las redes sociales y pidió que llevaran un tapabocas, mantuvieran el distanciamiento social -algo que se cumplió de a momentos-  y que la marcha se lleve a cabo en silencio y sin violencia.

El martes, los dos policías detenidos por el crimen del adolescente quedaron imputados también por la tentativa de homicidio de los otros ocupantes del vehículo. El fiscal a cargo del caso, Alberto Mana, decidió hoy ampliar la imputación para los detenidos Alarcón y Gómez (35), quienes estaban acusados del delito de "homicidio calificado, agravado por el uso de armas".

Ahora también se les agregó la "tentativa de homicidio" para el caso de los acompañantes de la víctima. Es que uno de los abogados que representan a los chicos que se movilizaban en el auto aseguró que al menos uno de los balazos disparados por los policías quedó incrustado en el apoya cabeza de uno de los asientos delanteros y que el buzo de uno de los ocupantes quedó con un agujero al ser atravesado por un disparo.

En tanto, el secretario de la fiscalía, Gabriel Prunotto, manifestó que se consideró el “riesgo la vida” de todos los ocupantes del automóvil por los disparos que efectuaron los efectivos policiales, debido a que algunas balas habrían traspasado hacia el interior del auto.

El funcionario judicial dijo que continúa el secreto sumarial en la causa y que las imputaciones están sujetas a los resultados de las pericias balísticas, y de otros estudios que aún están en etapa de análisis, por lo tanto aún no está en agenda las indagatorias.

Prunotto agregó que también se está “evaluando” al personal policial femenino del puesto de control, desde donde se efectuaron los disparos, y de los que habrían testimoniado falsamente que desde el vehículo, en que se transportaban los chicos, se arrojó un arma de fuego, tendiente a encubrir a los policías con un falso tiroteo.

También se está analizando si corresponde algún grado de responsabilidad a la clínica Aconcagua, donde se negaron a atender a Valentino luego de recibir el impacto de bala, como así también determinar si en esa circunstancia la víctima aún estaba con vida, explicó Prunotto.

Leé más | 

El homicidio de Correas ocurrió en la madrugada del jueves 6 de agosto cuando, junto a cuatro amigos y compañeros de colegio, circulaban en un auto luego de reunirse en un bar y, según el sumario policial que aún se investiga, evadieron un control policial en la zona sur de la ciudad de Córdoba. Los policías dispararon varios tiros, de los cuales cuatro impactaron contra el vehículo, uno de ellos ingresó por la luneta y se incrustó en el omóplato de Blas, quien iba en la parte de atrás del vehículo, y le ocasionó la muerte.
 

Temas

  • Blas Correa
  • córdoba
  • Homicidio agravado

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios