Secciones
En su casa

Encontraron sin vida a Nicolás Nardelli, uno de los dueños de la cerealera Vicentín

Se trata del hijo de Gustavo Nardelli y sobrino de Sergio Nardelli, quien falleció hace un año y era la cara visible de la compañía. Investigan si se suicidó.  ​

Nicolás Nardelli, uno de los dueños de Vicentin, la cerealera santafesina y la firma de productos primarios de exportación más importantes de la provincia y del país, fue hallado sin vida durante la noche de este miércoles en una vivienda de Campo Timbó. Las primeras versiones apuntan a que el hombre de 37 años se habría suicidado. “Se divisa el cuerpo sin vida colgado, suspendido con una manguera de riego", señala el parte policial.

Y agrega: "No se observan a simple vista rastros de violencia en el lugar del hecho”. Nicolás era el hijo de Gustavo Nardelli y sobrino de Sergio Nardelli, quien falleció hace un año y era la cara visible de la compañía. Efectivos de la Comisaría novena de Timbúes fueron alertados sobre el hecho por un llamado cerca de las 21 horas del miércoles y al llegar a la casa, constataron que el empresario ya se encontraba sin signos vitales.

El caso ya recayó en manos de la Fiscalía de San Lorenzo, desde la cual -si bien todos los indicios apuntan a un suicidio- solicitaron que el cuerpo sea enviado a autopsia para las diligencias pertinentes y protocolares. De acuerdo con el relato policial, el cuerpo sin vida del empresario, de rodillas y con su torso levemente inclinado en posición de ahorcamiento, se observaba desde la primera planta de la casa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, el parte agrega: "Tenia alrededor de su cuello una manguera de riego color celeste y blanca, anudada y sujetada al tirante del techo". Allegados de la víctima señalaron que sufría de una fuerte "depresión". “Nuestro acompañamiento en este momento de profundo e inenarrable dolor para la familia de Gustavo Nardelli, ex gerente de Terminal Puerto Rosario como representante de Vicentin por el suicidio de su hijo más chico, Nicolás”, escribió el diputado Carlos Del Frade.

Esta tragedia se le suma a la ocurrida en agosto del año pasado, cuando Sergio Nardelli, de 59 años, falleció en su casa en calle Ley 1420 al 500, a pocos metros de la plaza principal de Reconquista, de un infarto masivo. “Las personas que lo conocieron y trabajaron con él están conmovidas porque entendían que su personalidad distaba mucho del potencial perfil de un suicida”, agregó Del Frade. 

En diciembre de 2019, Vicentin S.A.I.C entró en default e inició un proceso de reestructuración de pagos debido a una fuerte crisis económica:​ se declaró en una situación de "estrés financiero" debido a que adeudaba 1350 millones de dólares, principalmente al Banco Nación. ​Fue el año pasado cuando el gobierno de Alberto Fernández anunció su intervención por decreto y envío al Congreso un proyecto de ley de expropiación de los activos de Vicentin.

Gustavo Nardelli

El jefe de Estado afirmó que la cerealera -endeudada y en concurso de acreedores- corría riesgo de quiebra, razón por la cual se había preparado una suerte de rescate seguido de expropiación con el objetivo de transformarla en una empresa de carácter público. Esto originó una serie de discusiones sobre si la intervención y expropiación serían las mejores opciones para el rescate de la agroexportadora.

Finalmente, el 19 de junio de este año, el presidente aceptó la propuesta del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti (Frente de Todos), la cual implicó desistir de la expropiación de los bienes -que ya se había anunciado y que se concretaría con el envío de un proyecto de ley al Congreso, algo que nunca ocurrió-, tomar el control de la administración de la compañía y, bajo la supervisión del juez que maneja el expediente, poner a funcionar sus estructuras industriales.

Fue el juez Fabián Lorenzini el que estableció que los directivos de la empresa debían seguir en el directorio de Vicentin, como veedores a los interventores designados por Alberto Fernández. También abrió como un incidente aparte del concurso de acreedores la propuesta de intervención presentada por el gobernador Perotti; la resolución del juez no rechaza la presentación que hizo el gobierno, pero le resta relevancia dentro de la causa.

El magistrado la trató como un incidente para resolver por fuera de la misma. De esa forma, volvió a tomar protagonismo la posibilidad de la expropiación de Vicentin, algo que Alberto remarcó cuando afirmó: "Si no me dejan esta opción, no tengo otro camino más que la expropiación". Sin embargo y ante las críticas, aclaró: "Yo me equivoqué con el tema Vicentín porque pensé que todos iban a salir a festejar el rescate de la empresa y sus trabajadores, pero eso no sucedió".​

Actualmente, Perotti intenta poner en marcha un fideicomiso bajo control provincial que maneje la empresa hasta que se forme una nueva sociedad mixta, sin los actuales dueños; proyecto que cuenta con el respaldo del presidente de la Nación. Mientras tanto, la compañía viene sufriendo reclamos de parte de sus trabajadores, sobre todo en la Algodonera Avellaneda, empresa parte del grupo Vicentin, la cual está ubicada en el Parque Industrial de la ciudad de Reconquista.

Los empleados venían protestando por “salarios de miseria” -cobran salarios entre 20 y 25 mil pesos mensuales promedio- y falta de pago. Además, los directivos de la algodonera no se presentaron en la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe para destrabar el conflicto. Parte de los sueldos, la empresa abona con vales de mercadería que se descuentan del ingreso salarial, según señaló el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros y Desmotadores de Algodón.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!