Secciones
Policiales

Era albañil, se pasó de copas en un bar, se quedó dormido y murió calcinado en Liniers

Guilber Fernández Cabrera fue encontrado completamente calcinado en el interior de su camioneta, una Ford EcoSport.

Guilber Fernández Cabrera, un albañil de nacionalidad boliviana, fue encontrado completamente calcinado en el interior de su camioneta, una Ford EcoSportla cual se incendió mientras se encontraba estacionada en Liniers. De acuerdo con su esposa, se dirigió a dicho barrio para ir a la peluquería y luego, cerca de la medianoche, la llamó para avisarle que estaba tomando algo en un bar de la zona. 

Si bien el hecho trascendió este martes, ocurrió durante la madrugada del domingo, cerca de las dos de la mañana y, por ahora, la hipótesis que cobra más fuerza entre los investigadores del caso es que el albañil se quedó dormido después de haberse excedido con el alcohol y no llegó a escapar cuando el vehículo ardió en llamas tras un cortocircuito sobre la calle Palmar y la colectora de la avenida General Paz.

 

Fue el llamado de uno de los vecinos al 911 el que alertó a los bomberos del Cuartel 9 de Versailles que una camioneta se estaba incendiando en el barrio de Liniers. Si bien los profesionales lograron extinguir el fuego en cuestión de minutos, al observar el interior del vehículo encontraron un cuerpo calcinado en el lugar del conductor. De acuerdo a las primeras versiones, Cabrera estaba apoyado sobre la ventana, quizás en su afán por escapar de la situación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Fue entonces que se dio aviso a las autoridades y una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) se presentó en el lugar para constatar que el cuerpo era de un hombre. El hecho comenzó a ser investigado como "muerte por causa dudosa de criminalidad", por la fiscal Marcela Sánchez, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 30, quien logró dar con el paradero de la esposa de la víctima y así fue como lograron identificarlo.

Luego de las primeras pericias llevadas a cabo por la Unidad Criminalista Móvil de la Policía de la Ciudad y el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona, se estableció que el hombre murió calcinado y que no había sido atacado. De hecho, la pericias establecieron que, al menos, en tres oportunidades se acercaron dos personas para robarle algunas pertenencias, entre ellas su celular, que fue activado cerca de las 5 de la mañana.

Sin embargo y a pesar de que la Policía halló a pocos metros del lugar manchas de sangre sobre el suelo, quedó descartado que estén involucrados en el incendio del vehículo. Aparentemente las manchas de sangre que están siendo investigadas por la fiscal se originaron a partir de una pelea entre otros dos hombres que, según las primeras averiguaciones, no está vinculada con la víctima. Por esta razón, quedó descartado que hayan participado del incendio. 

 

Uno de los investigadores del caso contó que la víctima "se había ido a tomar algo a un bar que quedaba enfrente de donde se incendió la camioneta". Dijo también que "en las imágenes -tomadas por las cámaras de seguridad de la zona- se lo ve con dificultad para ingresar al vehículo y que ya adentro, le dio arranque, pisó el freno varias veces pero no logró" ponerlo en marcha para irse.

Por ahora, la versión que cobra más fuerza señala que el hombre de nacionalidad boliviana dejó el vehículo encendido, se quedó dormido y fue entonces cuando se produjo "un cortocircuito y se prendió fuego tan rápido que el hombre no pudo escapar". Los informes de la autopsia confirmaron que la víctima no presentaba rastros de heridas cortantes, punzantes o de arma de fuego. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!