Secciones
Policiales

"Es un prostituyente habitual y un abusador sexual": denunciaron a Pepe Cibrián por violación grupal

Raphael Dufort es un productor teatral uruguayo que afirma que el dramaturgo lo violó junto a otros dos hombres en su casa de avenida Libertador. 

Raphael Dufort se desempeña como productor teatral y conoció a José Cibrián Campoy, mejor conocido como Pepito Cibrián, en el famoso Hotel Conrad, hace ya más de 21 años, en Punta del Este, Uruguay. Por aquel entonces, el uruguayo trabajaba como vestuarista y al famoso director teatral, autor y dramaturgo le interesó su trabajo. Buscaba un vestuarista para Las mil y una noches, la famosa comedia musical inspirada en el escrito oriental homónimo, adaptado por Pepe y con música original de Ángel Mahler. Fue producida por Tito Lectoure y presentada en enero de 2001 en el estadio Luna Park, con un elenco de 102 personas. Después de algunos contactos, el director lo invitó a su departamento de Buenos Aires.

 

La intención era que trabaje en sketchs para los trajes de aquella recordadísima puesta. Pero aquel gran sueño laboral, la primer gran apuesta de su carrera, no tardó en convertirse en una pesadilla. Según denunció, Cibrián y otros dos hombres lo violaron en la casa que el director teatral tenía en Libertador. "Es un prostituyente habitual y un abusador sexual", es la definición que dio la víctima ante Tribunales en la declaración realizada este mismo lunes.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El episodio ocurrió -siempre según la denuncia de Dufort- en el departamento de Cibrián en avenida del Libertador. "Pepe Cibrián le pidió a Dufort, que es coreógrafo, uruguayo y que por aquel entonces tenía 26 años, que haga el vestuario de Las mil y una noches, musical que se estrenó en el 2001. Lo primero que hizo fue llevarlo a su casa de Uruguay, en la zona de la playa Chihuahua, donde Raphael vio muchos jóvenes a su alrededor", le explicó la abogada de Dufort, Raquel Hermida Leyenda, a BigBang .

 

La letrada relató que el coreógrafo uruguayo advirtió que Cibrián "era un prostituyente" y destacó: "Lo que le llamó la atención es que vio menores. No le gustó, pero intentó negar la situación porque necesitaba el laburo. Después, Pepe lo invita a Buenos Aires para completar su contratación. Dufort se quedó en un hotel de Retiro y Cibrián lo fue a buscar en taxi. Lo invitó a su casa de avenida del Libertador, donde los estaba esperando la empleada doméstica de nacionalidad paraguaya".

En más de una oportunidad, el propio Dufort rompió el silencio y consultado por esta situación, aclaró en algunos medios que lo primero que le llamó la atención fueron los gestos de aquella empleada doméstica. "Cuando llegué me extrañaba la cara de la empleada, me miraba como diciendo 'otro más'. Empecé a dibujar y al rato llegaron dos tipos, dos chongos, tipo taxi boys, y pasaron por un pasillo", había relatado la víctima.

En este contexto, Hermida Leyenda destacó que por estas horas intentan dar con el paradero de la empleada para que pueda testificar en la causa. "La están tratando de localizar. Durante aquella jornada, Cibrián tuvo varios modos desagradables a la hora de tratar a Raphael. Lo estaba contratando porque le gustaba su trabajo, pero lo menospreciaba y bastardeaba. Hasta que en un momento aparecieron dos tipos lomudos de veintipico de años", detalló la abogada.

Estas dos personas -identificadas por la víctima como "taxi boys"- pasaron por un pasillo y le pidieron a Pepe que suba hasta el segundo piso de la casa. Tan solo media hora después, el director teatral llamó a Dufort. "La empleada se va y le piden a Raphael que suba. Él agarró sus papeles, los fibrones que le había regalado su papá y fue hasta la habitación de Pepe. La puerta estaba entreabierta, la persiana estaba baja y la televisión prendida", destacó Hermida Leyenda.

 

De acuerdo con la denuncia del productor teatral, Pepe estaba completamente desnudo y recostado en la cama mirando películas pornográficas. "Me dice: 'vení Raphael'. Me quedé helado, no por ver a un hombre desnudo, sino por su actitud corporal, estaba alzado",  había manifestado años atrás la víctima. "Los tres lo agarraron, le rompieron la camisa, la ropa y si bien trató de defenderse, uno de los taxi boy lo penetró", destacó la abogada en diálogo con este sitio.

La situación -tal y como el propio Dufort la había definido años atrás- era similar a una "película porno gay". "Entonces me di cuenta de que los dos taxi boys estaban atrás mío. Me agarraron, me tiraron arriba del tipo (por Pepe), me bajaron el calzoncillo y me empezaron a manosear, a tocarme el pene. Me decían cosas obscenas y se lo tomaban como una risa", reza la denuncia hecha por el uruguayo.

Siempre según la acusación, el director teatral participó de la violación. "Pepe lo penetró con los dedos", advirtió la letrada. En su afán de liberarse, Dufort lanzó patadas y codazos hasta que sus agresores lo dejaron ir. "Déjenlo al puto ese, ya va a volver", fueron los supuestos dichos del reconocido dramaturgo en ese momento. "Raphael se defiende y se va, olvidándose la campera, y sus fibras", ´detalló Hermida Leyenda.

En ese contexto, contó que la víctima se tomó el primer Buquebus que encontró para regresar a Uruguay ese mismo día. "Estaba muerto de miedo y golpeado. En esa situación de abuso grupal con acceso carnal se va. Pepe lo llamó más tarde para ver qué le había pasado, le dijo que no estaba preparado para ser el vestuarista y el diseñador de Las mil y una noches, le ofreció un trabajo con el hermano y se disculpó", destacó la abogada.

 

La respuesta de la víctima fue contundente y estuvo cargada de ironía y mucha bronca: "Raphael le dice: 'metételo en el culo', y le cuenta lo ocurrido a varias personas. Hay dos personas que vivieron la misma situación que él con Cibrián. Por eso vamos a pedir el juicio por la verdad porque consideramos que un sobreseimiento por prescripción no es un sobreseimiento. El que se sabe con la verdad no debería tener miedo con que se abra la investigación".

El productor se decidió a llevar esta historia a la Justicia porque hizo terapia después de una relación fallida y esa introspección "y haber pasado los 40" lo llevaron a reflexionar sobre su vida. Además, busca que ningún otro joven pase por el calvario que tuvo que transitar a manos de Cibrián. La causa por "Violación y Abuso sexual grupal" está siendo tramitada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°33.

La denuncia fue ratificada por Dufort ayer, 29 de agosto, por la mañana a través de una videollamada. "Raphael lo denuncia formalmente y convoca a todos los damnificados por este sexo por trabajo a testificar. Él sostiene que es algo habitual en Pepe. Lo que estaba haciendo es ofrecerle todo lo que tenía y el trabajo a cambio de una relación sexual. Tenía que decir que sí al sexo grupal para conseguir el trabajo como vestuarista y para seguir teniendo laburo", cerró Hermida Leyenda. 

Días atrás por América, la víctima se refirió a la denuncia y consultado sobre Pepe Cibrián, sentenció: "A mí me daba asco él, era repulsivo para mí, me revuelve el estómago. Yo no sé cuánto tiempo estuve luchando contra estos tipos que me arrancaban la ropa, fue complicado. A mí me manosearon y me tocaron todos. Él me tocó los genitales. Es un psicópata, manipulador y perverso".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!