Secciones
No es joda

Escapó de prisión, volvió a robar y lo atraparon por un insólito motivo: abrazó a su víctima y le dio un consejo

El delincuente asaltó a una mujer y, antes de escapar con sus pertenencias, la abrazó para decirle que lo hacía para darle de comer a sus hijos. ¡Era mentira!

Kevin Parson es el protagonista de esta historia. Era una de las personas más buscadas desde la semana pasada tras haberse escapado en moto de la cárcel de Viedma y protagonizó un raid criminal que terminó de la manera más insólita en la ciudad de Bahía Blanca: fue detenido otra vez porque abrazó a una de las víctimas para disculparse y le dio un consejo antes de abandonar la escena del crimen. "No dejes la puerta de tu casa abierta", le dijo y se fue. 

Todo ocurrió el pasado jueves, cuando Parson atacó a un guardia de la cárcel de Viedma y escapó ayudado por un cómplice en moto del lugar. Afortunadamente fue atrapado nuevamente este martes, aunque poco después de que cometiera un nuevo e insólito robo en la ciudad de Bahía Blanca. La última víctima de este malhechor se llama Patricia Morales, quien fue asaltada en su casa ubicada en Castelli al 900 del barrio Pacífico.

De acuerdo al relato de la víctima, el ladrón se quedó con los 10.000 pesos que guardaba en su cartera, el teléfono celular y hasta con sus pastillas de un ansiolítico. “Se tomó tres Clonazepam”, afirmó Morales. Pero lo particular del caso llegó cuando, paradójicamente, el atacante estaba por irse. “Me dio un abrazo y me recomendó que no deje más la puerta sin llave”, dijo la víctima y agregó: “Me dijo que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, para la decepción de la mujer, la justificación de Parson resultó ser una mentira. De acuerdo con su expediente, no hay ninguna familia para mantener detrás sino un abultado prontuario que lo había llevado tras las rejas y todas las autoridades buscándolo después de su evasión del penal rionegrino. Según trascendió, Parson cumple condena desde el año 2016 por una causa de robo calificado.

Finalmente, el prófugo fue recapturado este martes cuando trató de entrar a robar en otros dos domicilios, en las calles Pueyrredón al 400 y Santa Fe al 1200. Fue reducido a los golpes y con gas pimienta. Tampoco actuaba solo. Junto con él cayeron dos cómplices: Victoria Solange Silva, de 19 años y Rocío Aldana Vivencio, de 21. 

Supera la ficción

Un caso similar ocurrió días atrás en la provincia de Córdoba cuando un presunto delincuente que era perseguido por la policía improvisó una insólita puesta en escena para evadir a las autoridades. Incluso, logró fugarse y la persecución, que fue captada por las cámaras de seguridad de la zona, se viralizaron con rapidez en las redes sociales. 

El ladrón, junto a otro hombre, intentaba huir de una persecución a bordo de un 307. Como las autoridades le pisaban los talones, se arrojó del vehículo en movimiento y, para despistar a los oficiales que lo seguían, decidió abrazar a un desconocido que caminaba por ahí para hacerse pasar por su amigo. De esta manera, consiguió despistar a los policías, aunque lo atraparon poco después gracias a las cámaras de seguridad.

El hecho ocurrió el martes pasado, luego de que una discusión entre automovilistas terminara con un hombre baleado en una pierna en el barrio Manantiales de la capital cordobesa. De acuerdo a lo que informó la prensa local, el tirador escapó a bordo del Peugeot 307 junto con un acompañante, quien sería el protagonista de la insólita escena que quedó grabada por las cámaras de seguridad de la zona. 

Aquella pelea se inició en la zona norte de la ciudad y continuó mientras ambos automovilistas se persiguieron hasta la zona sur, hasta que intervino la policía. La persona herida fue trasladada al hospital de Urgencias de la zona donde fue atendido y dado de alta. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!