Secciones
Policiales

Está desaparecida desde hace un año y la investigación es por un femicidio: por qué no hay detenidos

Abigail Carniel fue vista por última vez el 16 de abril de 2021. La fiscalía la busca muerta, pero no hay rastros sobre su paradero.

Durante la madrugada del 16 de abril de 2021, Abigail Carniel se bajó del colectivo en el que iba con una supuesta amiga y esa fue la última vez que su rastro quedó registrado. Luego aparecieron testigos y versiones sobre lo que ocurrió esa noche, aunque lo cierto es que no hay datos concretos que permitan saber qué le pasó a la joven de 18 años.

Lo que sí está claro es que gracias a las pruebas aportadas por la investigación se logró detener a tres hombres vinculados con el narcotráfico, pero poco tiempo después quedaron libres. A un año de la desaparición de Abigail, su familia tiene miedo pero sigue adelante: quieren saber qué le pasó y dónde está.

Para recordarla, el pasado sábado 16 realizaron una movilización en la que los allegados de Abigail estuvieron acompañados de organizaciones sociales y de otras familias víctimas de diferentes delitos. Allí recordaron a la joven a un año de su desaparición y pidieron saber la verdad.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Mi familia está destruida, la verdad que desde que Abigail no está, nada es igual. La causa no tiene movimiento de nada, está caratulada como femicidio porque llegaron a esa conclusión por escuchas de un grupo narco que obtuvo la Policía federal", explicó a BigBang Verónica Carniel, mamá de la adolescente.

Es que hace no tanto, el fiscal Carlos Torres ordenó la detención de Matías Díaz, Martín Márquez y Cayetano Chumacero, acusados como sospechosos del crimen de Abigail. Lo que los investigadores creen es que Díaz fue quien ordenó el asesinato de la joven, que Chumacero la entregó y que Márquez fue quien la mató. 

A esta conclusión se llegó por testigos que vieron a Carniel acompañada de Chumacero durante la madrugada de su desaparición, mientras que además existen unos audios de la ex pareja de Márquez, quien lo acusó de haber matado a "la chica desaparecida".

"Una jueza les dio prisión preventiva por las escuchas, los testigos y las pruebas que hay, pero hicieron una audiencia, cambiaron la jueza, y otros dos jueces y una jueza nueva dijeron que no había pruebas suficientes para tenerlos detenidos con prisión preventiva. Son narcos, son transas y hay mucha plata en juego y mucha gente poderosa", aseguró Verónica respecto a por qué la causa avanza tan poco.

Actualmente Márquez está detenido pero por haber cometido violencia de género contra su ex, a quien amenazó por los audios que le mandó, mientras que Díaz también está preso pero por narcotráfico y lavado de dinero. Ninguno lo está por la causa de Abigail.

Según lo que pudo reconstruir, Verónica explicó a este sitio que su hija tenía problemas de consumo, por lo que cree que ahí conoció al menos a Chumacero. "Lo que se sabe es que el jueves 15 fue a un bar de San Martín en el centro, se fue a eso de las 2 de la mañana y subió a un colectivo que iba hacia mi barrio, pero bajó en Sargento Cabral, que es cerca, a 15 cuadras de donde vivimos. Ahí discutió con una supuesta amiga, que después nos enteramos que era cómplice, y cuando se bajó, justo enfrente de la parada estaba la casa de otro supuesto amigo. Se quedó en esa casa y ahí se encontró con Chumacero. Después de eso, la vieron con él hasta altas horas de la madrugada", contó.

Desde que comenzó la investigación hasta ahora, el fiscal ordenó tres rastrillajes que no arrojaron ningún resultado positivo. Todos se llevaron a cabo cerca del barrio Sargento Cabral, por el asentamiento Jorge Newbery. "Ahí quedaron 10 casas nada más y todo lo demás es ruinas. Hay varias versiones que nos han llegado de que busquemos por ahí, que Abigail puede estar en un pozo séptico, nos han mandado mensajes diciendo eso. El último rastrillaje en la zona se hizo el 10 de febrero pasado, pero fue una burla. Fueron dos bomberos y cinco policías. No la buscan como se debe, no entran a ese barrio como se debe porque hay gente de poder y de la política metida", sostuvo Verónica.

La fiscalía busca en esas zonas el cuerpo de Abigail, porque la principal hipótesis es que la mataron esa madrugada en que desapareció. Aún así, hasta ahora nunca se encontró una sola gota de sangre ni un cabello de la joven.

La familia de la adolescente sostiene que el fiscal Torres no trabaja como corresponde, y están seguros que los jueces que liberaron a los acusados recibieron dinero para hacerlo. "Una vecina de uno de los jueces nos dijo que le dieron mucha plata para dejarlos libres, así que imagínate, nosotros no podemos hacer nada contra eso y te llena de bronca la vida. Me han hablado que estos mismos tipos mataron a otras chicas, una mujer me contó que a uno de sus hijos se lo devolvieron en pedacitos, así que te podés dimensionar de la gente que estamos hablando", se lamentó la madre de Abigail.

Además, dijo que no entiende cómo los sospechosos no están presos, porque ella misma escuchó los audios donde incriminan directamente a Márquez y porque leyó los relatos de los testigos que ubicaron en la zona y junto a su hija a Chumacero.

Verónica es querellante en la causa, y en el último rastrillaje pidió la participación del perito y adiestrador de perros Marcos Herrero (irá a juicio por los delitos de falsa denuncia, falso testimonio, encubrimiento y usurpación de títulos y honores), aunque el fiscal no quería que formara parte de la búsqueda y lo dejó hacer solo una pasada rápida. Desde entonces el vínculo con él se enfrió, y ya no la tiende, sino que lo hace su jefe.

Actualmente está vigente a nivel nación una recompensa de $2.000.000 para quienes aporten datos sobre lo ocurrido con la joven o sobre su paradero, y otra de $550.000 en la provincia. Aún así, nadie sumó nuevos datos y lo que cree la familia es que no hablan "por miedo".

"Es difícil, encima que no tenés a tu hija, tenés que salir sola y cuesta. Pero yo le juré a mi hija que voy a seguir luchando hasta que aparezca, todos los días queremos encontrarla y saber que pasó, si la mataron, quiero poder llevarle flores, si nunca más puedo darle un beso voy a seguir luchando por ella, por las que no están y por las que seguirán matando", cerró la mamá de Abigail.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!