Secciones
Policiales

Femicidio de Quimey: el giro por "Western Union" por el que cayó su presunto femicida

Se llegó hasta el sospechoso por un giro de dinero que su hizo su padre y que fue retirado por una mujer también oriunda de República Dominicana.

Un ciudadano dominicano con antecedentes penales que era buscado por el femicidio de Noelia Luna Quimey Lambert Tamay, una joven de 19 años asesinada de un balazo el 9 de septiembre pasado en la localidad bonaerense de Burzaco, fue detenido este viernes en una casa de José C. Paz, después de una intensa lucha que mantuvo la familia para que dieran con su paradero.

El acusado es Maikel Rodrigo Figuereo Pérez, de 24 años, quien usaba la falsa identidad de César David Aranguibel Quero y tenía tres alertas rojas de Interpol por dos asesinatos cometidos en su país y en Chile, además del de la joven de 19, con la que mantenía una relación sentimental.

La detención de Figuereo Pérez fue confirmada a este portal por la familia de la víctima, y según indicó Télam, se concretó a las 3.30 de este viernes en un domicilio ubicado en la calle Lacroze, entre Varsovia y Estocolmo, de la localidad bonaerense de José C. Paz.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La clave para su aprehensión fue el seguimiento de un giro de dinero, por la suma de $15.000, que hizo el padre del prófugo y que una mujer de identidad colombiana pasó a retirar por una terminal de la empresa “Western Union” de José C. Paz.

Esa mujer fue seguida por los policías que habían montado una vigilancia encubierta hasta el domicilio de la calle Lacroze, donde observaron en un pasillo la presencia de un hombre de similares características al fugitivo.

La fiscal de la causa, Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Temática de Violencia de Género de Lomas de Zamora, ordenó entonces un allanamiento de urgencia, donde se detuvo a Figuereo Pérez y quedó aprehendida la mujer, que sería una amiga del imputado, también de nacionalidad dominicana.

En el lugar, la policía secuestró una pistola marca Sig Saur calibre 45 con numeración suprimida, una caja con 54 balas del mismo calibre y tres celulares. También se incautaron varios documentos extranjeros, como cédulas de Colombia y Venezuela, con identidades masculinas y femeninas, que ahora se investiga si son apócrifas.

Interpol informó en el expediente que Figuereo Pérez fue miembro de fuerzas especiales de la Policía Nacional de República Dominicana, razón por la cual tiene amplios conocimiento en armas de puño y procedimientos.

Respecto a sus antecedentes, está comprobado que en 2016 le ocasionó la muerte a un ciudadano dominicano y que luego se radicó en Chile, donde en 2018 cometió otro homicidio en la ciudad de Santiago de Chile con un arma de fuego, para luego ingresar a la Argentina, donde usaba una identidad falsa.

El dominicano quedó detenido a disposición de la fiscal Juanatey, quien en las próximas horas lo indagará por “homicidio agravado por haber sido cometido por una persona con quien ha mantenido una relación de pareja”, delito que prevé una pena de prisión perpetua.

El femicidio de Quimey

Quimey Lambert fue baleada en su estómago el 9 de septiembre pasado, se cree en la vivienda que compartía con su pareja en la localidad de Burzaco. Tras el hecho, Figuereo Pérez le dijo a la familia de la joven que habían sido víctimas de un robo en la calle, y que como no tenían nada para entregarle a los delincuentes, ellos le habían disparado a la chica.

"El 9 de septiembre a las 11.30 de la mañana él (Mickel) llega desesperado a la casa de mi hermana María, le dijo a ella que lo ayudara, que Quimey se moría. Ella estaba en el asiento de acompañante y tenía un disparo. Mi hermana preguntó qué había pasado. Le dijo que habían salido a comprar y como no tenían nada para darles, le habían disparado a ella", contó Lucía, la hermana de Quimey, a BigBang.

Aunque fue trasladada de urgencia al hospital Lucio Meléndez, de Adrogué, falleció poco después, y en lugar de quedarse en el centro médico para ver cómo salía todo, el sospechoso desapareció y nunca más volvió a ser visto.

Únicamente, en la noche del hecho le mandó un mensaje a la mamá de la víctima para avisarle que en realidad no había sido un robo, sino que estaban manipulando un arma y que el tiro se había escapado.

A raíz de esta situación, y luego de que Maikel se encontrara prófugo, la Justicia comenzó a buscarlo y se dictó una orden de captura nacional e internacional. Los familiares de Quimey lucharon incansablemente para que se detuviera al prófugo, y de hecho, el pasado 27 de octubre se manifestaron frente al Congreso de la Nación para pedir avances en la investigación.

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género, comunicate al 144

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!