Secciones
Policiales

Femicidio en Bahía Blanca: un soldado mató a su novia y confesó el crimen varios días después

Era buscada por la policía tras la denuncia de sus compañeros de trabajo por su desaparición.

Termina el mes de noviembre y empieza diciembre sin una mujer más. Otra vez, hay una víctima más del sistema patriarcal y machista en el que vive la sociedad. Donde te quitan el privilegio de vivir solo por ser mujer.

 

Agustina Yoselie Nadal Herrera de 21 años era soldado voluntaria de la Base Aeronaval Comandante Espora de Bahía Blanca y estaba desaparecida desde el último sábado, tras la disputa del partido entre Argentina y México. Si bien esa tarde fue de mucha alegría para todo el país, en la capital del básquet estaba pasando lo peor. Lo que pasa todos los días en todo el país. Un femicidio más.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Debido a su falta al trabajo, hecho que llamó la atención de sus autoridades laborales, sus compañeros decidieron efectuar la denuncia por desaparición, ya que tampoco lograban contactarse con ella. Cabe remarcar que la joven era oriunda de Mendoza, y su pareja de Chaco. El último, identificado como Jorge Rojas de 23 años, también desempeñaba tareas como soldado en el mismo lugar que la víctima.

Debido a las denuncias de sus compañeros, la policía local comenzó una ardua búsqueda por la ciudad, de la cual participó el asesino, pero tras la intensa organización de los efectivos policiales, el hombre reveló que él era el autor del crimen. Sin embargo, no dio detalles ni de como la mató ni de donde estaba el cuerpo. Motivo por el cual tuvieron que continuar con una búsqueda más minuciosa.

 

En las primeras horas del día de hoy, se encontró el cuerpo de la joven en el arroyo Napostá ubicada a la altura de la calle Berutti al 2300. En el mismo, que esta ubicado en un lugar con mucha vegetación y agua sucia, se había realizado un operativo de rastrillaje con la intervención de buzos del equipo de bomberos de la Policía Bonaerense y rescatistas, pero no se había encontrado nada. 

Debido a que hoy se retomó y se repitió el procedimiento, se pudo encontrar el cuerpo de la mujer. Se cree que debido a las corrientes de agua, el cuerpo pudo ser movido o corrido de lugar. Hasta el momento se esperan los resultados de la autopsia para constatar las causas de la muerte, o mejor dicho la manera en la que el femicida Rojas la asesinó. El autor del crimen se encuentra detenido y en la espera del inicio de su causa judicial.

Lorena, la tía de la joven habló con La Brújula, el diario local de la ciudad e hizo su descargo: “Estamos destrozados, consternados, pero sinceramente sabíamos muy poco. A fines de julio ella vino a Guaymallén tiempo atrás junto con Rojas y lo presentó como amigo. La sensación que daba era de una persona sumisa, no daba la sensación de que fuera posteriormente el asesino de mi sobrina”.

 

Sin embargo, la mujer reveló que había algo de la personalidad extrovertida de Agustina que al femicida no le gustaba ni lo podía aceptar. 

Ella le comentó a sus primas que estaba saliendo con esta persona. Se trataba de una chica muy extrovertida y a este hombre no le gustaba ese rasgo de su personalidad, como todo psicópata, un hombre tóxico. No sabíamos que compartían departamento y que iban a pasar los fines de semana juntos. Creíamos que vivía en la Base”.

“Ellos se conocieron trabajando en Bahía Blanca. A mi sobrina nunca se la escuchó decir nada respecto de un maltrato físico, lo psicológico lo comunicó luego a sus primas. Y ahora, cuando se produjo la desaparición, nos comunicamos con sus compañeras de la Base y ellas les dijeron que la maltrataba”, consideró, en otro tramo de la nota radial.

“Yoseli era una topadora, con un carácter muy fuerte, le hacía frente a todos. Si Rojas la mató, la había madrugado porque mi sobrina era capaz de enfrentar a quien fuera. Ella ya venía mencionando que no lo soportaba más porque era un sujeto muy obsesivo, controlador y tóxico. Creo que esta última discusión pudo haber derivado en que actúe como todo psicópata que no se aguantó la decisión”, comentó Lorena.

“Vio el partido con otras personas y él (Rojas). Incluso nos mandó una foto besando la camiseta, feliz de que la Selección haya ganado y posando con el asesino a su lado. Luego, ella se fue a comprar una gaseosa y no volvió más. Al rato les comentó a sus amigas que había discutido con su novio”, contó sobre los últimos momentos con vida de la joven militar.“El lunes, cuando había que presentarse a la Base, ella no se presentó. Él fue a trabajar y le preguntó a todos si sabían algo de su novia porque no la había visto desde el sábado. Para ese entonces ya la había matado y se había descartado del cuerpo”, concluyó la tía de la víctima. 

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!