Secciones
Violencia

Femicidio en Glew: la asesinó de un escopetazo, lo descubrieron y se pegó un tiro en la boca

La localidad de Glew amaneció esta mañana conmocionada, después de que los vecinos del lugar se enteraran de que un hombre había asesinado a su mujer de un tiro en la cabeza.


Ante el terrible hecho, el sospechoso se quitó la vida, y por el ruido de los disparos, un tío del agresor descubrió lo que había pasado y llamó a la Policía.

Daiana Devuono fue asesinada de un disparo en la cabeza por su pareja.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo que se sabe es que el ataque ocurrió ayer a las 22 en un domicilio de la calle Montevideo y Kellertas en el barrio Villa París, en Almirante Brown, y que la discusión entre la pareja comenzó después de que Daiana Elizabeth Devuono, de 27 años, le dijera a Sebastián Andrés Vedoya que quería separarse.

 

Según contaron testigos del hecho, después de haberse escuchado gritos y disparos, el tío del femicida salió a la calle para ver qué había ocurrido, y se encontró con su sobrino, quien se pegó un tiro en la boca en plena vereda.

Desesperado, el tío llamó a la policía, y cuando los oficiales llegaron al lugar, se encontraron con que tanto Devuono como Vedoya tenían impactos de bala en su cabeza y que estaban en estado grave.

Sebastián Vedoya ya no vivía en la misma casa que su novia.

El arma, una pistola marca Bersa Thunder 9 milímetros, fue secuestrada en la calle, junto a un árbol, en el lugar donde Vedoya se autodisparó.

Los efectivos de la comisaría 7ma de Glew trasladaron de urgencia a la pareja hacia el Hospital Lucio Meléndez, de Adrogué, donde finalmente Devuono falleció con un cuadro de pérdida de masa encefálica, mientras que Vedoya quedó internado unas horas en estado crítico hasta que hoy murió también por la gravedad de la herida que presentaba.

Allegados de la pareja explicaron que Vedoya y Devuono tenían una mala relación desde hacía tiempo, y que incluso el femicida ya no vivía en el mismo domicilio que su mujer.

Devuono murió al llegar al hospital.

De todos modos, el agresor no tenía antecedentes ni denuncias previas de violencia, aunque los familiares de la fallecida aseguraron que la pareja solía ir y venir mucho, y que su relación era conflictiva.

La causa, por ahora, fue caratulada como “femicidio y suicidio”y quedó a cargo de la fiscal Marcela Juan de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 Especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género, llamá al 144

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!