Secciones
Policiales

GTA del Conurbano: se robó un micro, chocó más de 20 autos y se tiroteó con decenas de policías

Carlos Alberto Cáceres tiene 43 años y fue detenido. 

Carlos Alberto Cáceres tiene 43 años y fue el protagonista de su propia versión del juego Grand Theft Auto (GTA): robó un micro escolar vacío, chocó contra 21 vehículos, le disparó a la policía y fue detenido luego de una persecución de aproximadamente 22 kilómetros que se inició en el barrio porteño de Villa Luro y finalizó en la localidad bonaerense de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría.

Todo corrió anoche, cuando Cáceres robó el colectivo escolar que estaba estacionado en el cruce de las calles Zelada y Mozart, del mencionado barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Según detallaron las autoridades, el dueño del transporte -al ver que había desaparecido- realizó la denuncia al 911 y se dio inició a una intensa búsqueda mediante las cámaras del Anillo Digital.

 

Fue entonces que los agentes divisaron que el micro estaba circulando sobre la avenida General Paz, a la altura de Emilio Castro, y que se dirigía con dirección a la provincia de Buenos Aires. Con esta información, personal de la Comisaría Vecinal 8C junto a efectivos de Despliegue Intervenciones Rápidas y Servicios Especiales (DIRySE) de la Policía de la Ciudad comenzaron una feroz persecución.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
 

El delincuente, que se encontraba armado, continuó hacia la autopista Juan Domingo Perón, más conocida como Camino Negro, razón por la cual entraron en acción también efectivos de la Policía bonaerense. La persecución siguió hacia Camino de Cintura, donde Cáceres perdió el control del micro y colisionó con al menos 16 autos particulares, una ambulancia y cuatro móviles policiales. 

El intento de fuga fue transmitido en vivo a través de las redes sociales, por Twitter y Tik-Tok, y las imágenes no tardaron en viralizarse. La persecución llegó a su fin cuando los policías dispararon contra el motor y los neumáticos del micro, provocado que detuviera su marcha en la colectora de Camino de Cintura y San Martín, en la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría, a unos 30 kilómetros aproximadamente de dónde todo comenzó.

 

Cáceres tiene antecedentes por una tentativa de robo en febrero de 2020. El hombre -con domicilio registrado en la localidad de Burzaco- estuvo detenido bajo control del Servicio Penitenciario Bonaerense por el delito de desobediencia. Fue entre junio de 2018 y febrero de 2019, por orden de la Justicia de la localidad de Lomas de Zamora. Tras su detención, fue trasladado al hospital Santamarina de Monte Grande para ser atendido por algunos traumatismos que fueron provocados durante la persecución. El arma que portaba no fue hallada mientras que el colectivo Mercedes Benz, visiblemente dañado, quedó secuestrado.

 

La causa quedó en manos de la fiscal Verónica Ciffarelli, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Esteban Echeverría. “Estoy muy agradecido a ese efectivo que los siguió y a la gente de la provincia que se expuso cómo cruzó la camioneta, esto es un desastre, podría haber sido peor. El conductor la tenía muy clara manejando, no sé si estaba drogado o no, pero la tenía clarísima manejando. No es un improvisado este tipo. Me aconsejaron que no me acercara porque estaban armados. Le pido disculpas a toda la gente que estuvo en el accidente”, declaró la víctima y dueño del micro luego de la persecución. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!