Secciones
Policiales

El freno en vivo que se pusieron los papás de un rugbier a la hora de hablar de la familia de Fernando

Juan Pedro es uno de los dos imputados que fueron liberados, aunque siguen en la causa. Regresó a Zárate.

Después de 24 días de detención, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino abandonaron el lunes por la tarde el penal de Dolores y regresaron al barrio privado en el que viven con sus familias, Altos del Casco, ubicado en las afueras de Zárate. La fiscal de la causa, Verónica Zamboni, reconoció en su fallo que no había "pruebas suficientes" que justificaran un pedido de prisión preventiva en contra de dos de los diez imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa. La fría bienvenida de la ciudad y la palabra de los padres de Guarino.

"Este verano realmente fue un infierno", reconoció la madre de Guarino, en una improvisada conferencia de prensa que tuvo lugar en el ingreso al barrio cerrado en el que viven. Hasta ahora, fueron pocos los padres de los imputados que hablaron con los medios. Lo hizo el papá de Máximo Thomsen, uno de los más implicados en la causa, y en un breve mano a mano con la prensa se negó a hablar de "asesinato".

Leé también | La pista del rugbier número 11: el misterioso joven que aparece en todos los videos del crimen de Fernando

Los Guarino ya habían dado una nota a la salida de la comisaría de Pinamar. En la misma, la mujer aseguraba que su hijo le había dicho que no estuvo en la escena del crimen y se negó a responder preguntas. En esta oportunidad -y a diferencia de Thomsen padre-, los Guarino hicieron especial hincapié en la familia de la víctima. "Fue un infierno, sobre todo pensando y lo digo de todo corazón en la familia de Fernando. Mandamos a nuestro hijo de vacaciones, se iba cuatro días y nunca imaginamos que iba a suceder esto".

"Estábamos tranquilos desde un primer momento porque sabíamos que era inocente, creímos siempre en su palabra. Que salga en libertad no nos tomó por sorpresa porque todas las pericias y lo que iba sucediendo (en la causa) lo iban desvinculando de la situación. Eso nos iba dando paz respecto a nosotros", precisó la mujer. En efecto, ninguno de los testigos pudo reconocer a su hijo.

La primera noche en familia "no fue fácil". "Juan está desorientado, no está bien", advirtió la mamá. "Es todo muy triste", sumó el padre. "Por eso tratamos de sumar a la familia de Fernando y tratamos de dar las condolencias y la fuerza. Queremos que todos confíen en la Justicia. Nosotros creemos que con Juan Pedro se hizo justicia", sumó.

Entre pregunta y pregunta, la madre de Guarino reconoció que no se habían comunicado con los padres de Fernando, aunque aclaró: "Queremos hablar en algún momento, somos así". Atento a lo que estaba diciendo su mujer, Raúl Guarino la interrumpió para evitar posibles cuestionamientos sociales: "Pará un poquito, no es este (el lugar) los medios. Tratamos de dar una palabra para que (los periodistas) estén bien y hagan su trabajo. Pero es muy doloroso esto. Nosotros tenemos a nuestro hijo acá, no quiero ni pensar en lo que está sintiendo el papá de Fernando".

Leé también | ADN en las uñas de Fernando: la pericia por la que uno de los rugbiers podría volver a la cárcel

"Nosotros no hicimos nada, Juan Pedro no hizo nada y nos seguimos sintiendo mal, pese a que se comprobó", sumó el padre. Consultados sobre si Juan Pedro habló con ellos sobre la noche del asesinato, la mamá aclaró: "Él estaba alejado, nunca se metió. La misma gente lo alejó más todavía".

Atento a la cantidad de preguntas, el padre decidió dar por terminada la improvisada conferencia de prensa: "Hasta acá llegamos. Quiero agradecerles, pero no tenemos más nada para decir. Es de terror tener a un hijo en prisión sabiendo que es inocente, pero si la justicia requería tenerlo detenido, para nosotros estuvo bien, por más doloroso que sea. Creemos en la Justicia y queremos que todos crean en la justicia".

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Fernando Báez Sosa
  • Rugbiers
  • Villa Gesell
  • Homicidio agravado

Comentarios

Juan Pedro es uno de los dos imputados que fueron liberados, aunque siguen en la causa. Regresó a Zárate.