Secciones
Caso báez sosa

Hermano de uno de los rugbiers de Gesell cayó preso por amenazar con un arma

Se trata de Ramiro Marcos Pertossi. Ya había sido detenido en octubre del año pasado.

El hermano de uno de los rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años que falleció como consecuencia de una paliza grupal en Villa Gessel, fue detenido por otro delito en las últimas horas. Se trata de Ramiro Marcos Pertossi, hermano de Ciro Pertossi, que fue detenido en las últimas horas por haber amenazado con un arma de fuego una persona.

Si bien se le inició una causa, la Justicia dictó una medida de restricción para con su víctima y lo dejó en libertad. El hecho por el cual el joven de 18 años fue detenido, y luego liberado, sucedió el lunes cuando un hombre, de 43 años, denunció que Ramiro primero amenazó por teléfono a uno de sus hijos y luego apareció en su casa arriba de una moto, armado.

Por ese motivo, la fiscal Andrea Silvana Palacios, de la Unidad Funcional N° 7 de los tribunales de Zárate – Campana, resolvió caratular la causa como “ Amenazas agravadas”. A la vez que dispuso la incautación del vehículo y de un celular del sospechoso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

No es la primera vez que este Pertossi tiene problemas con la ley. En octubre del año pasado fue registrado por una cámara de celular cuando se subió a una camioneta para ayudar a escapar a un delincuente que pretendía evadir a la Policía. 

En el video se lo puede ver manejando una camioneta por las calles de Zárate y ayudando a escapar a un hombre. En el vehículo, marca Isuzu de color rojo, iban otros dos jóvenes. Los tres fueron testigos de la persecución y se los escucha decir “mirá cómo corren a los guachos. Mirá se van corriendo”.

Mientras avanzan siguen hablando y se preguntan entre ellos si lo suben a la camioneta. “Sí subilo. No lo voy a dejar morir”. Al llegar a una esquina encuentran al ladrón y a los gritos le dicen: “Subí, dale subí. Tiráte abajo, escondéte".

A pesar de la fuga, el delincuente fue detenido por personal de la Comisaría Primera de Zárate. Su cómplice también fue aprehendido y la policía secuestró la moto que habían robado. Pertossi fue imputado por encubrimiento del robo.

En la causa interviene la Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Juvenil Número 2 de Zárate-Campana. Fuentes de la investigación confirmaron a este medio que a raíz de la difusión del video, Marcos Germán Pertossi, padre de Lucas y Ramiro, se presentó en la comisaría y reconoció que es el dueño de la camioneta.

El crimen de Báez Sosa

El mes pasado la Cámara de Apelación y Garantías de Dolores sobreseyó a Alejo Milanesi, uno de los imputados en la causa por el crimen y confirmó que los otros ocho rugbiers, acusados por el homicidio, deberán continuar detenidos a la espera del juicio oral, tras rechazar una serie de nulidades que habían sido planteadas por la defensa, informaron fuentes judiciales.

A partir de esta resolución, Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21), quienes cumplen prisión preventiva en en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero, serán juzgados por el delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

En un principio, en el marco de la causa también había sido detenido el rugbier Juan Pedro Guarino (19), pero fue excarcelado y luego sobreseído. En el caso de Milanesi (19), en tanto, los integrantes de la Sala 1 del tribunal, Luis Felipe DefelittoFernando Sotelo Susana Miriam Darling Yaltone, dispusieron por mayoría el "sobreseimiento total", en línea con el planteo hecho en ese sentido por el defensor de los rugbiers, Hugo Tomei.

De este modo, la Cámara confirmó que quienes deben enfrentar un debate oral son los imputados que fueron acusados en el requerimiento de elevación a juicio de la causa por parte de la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Gesell. Zamboni había pedido el sobreseimiento de Milanesi y de Guarino, pero este punto fue rechazado parcialmente por el juez de Garantías 6 de la localidad balnearia, David Mancinelli, al elevar la causa a juicio.

En concreto, el funcionario judicial sostuvo que tanto Guarino (como también Milanesi) no fueron reconocidos ni por los testigos ni por las cámaras de seguridad en la escena del crimen. “Si bien tenían algunas lesiones, no se pudo al momento vincular que esas lesiones hayan sido producidas en virtud de este hecho y por lo tanto no existen elementos suficientes para mantener la detención”, declaró el fiscal.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!