Secciones
Policiales

Horror en Merlo: una agente de la Policía Federal mató a su bebé de 2 años y se suicidó

Belén Elizabeth Aquino fue encontrada sobre su cama, muerta de un disparo en el cuello. A su lado estaba el pequeño Thian, asesinado de un disparo en la cabeza con una pistola Bersa Thunder 9 milímetros.

Dos horas antes de quitarse la vida, Belén Elizabeth Aquino, de 29 años, utilizaba sus redes sociales para compartir algunas imágenes junto a su hijo, Thian Benjamín, de tan solo dos años. En la postal se los puede ver a ambos sonriendo ante la cámara sobre una cama matrimonial, felices a la vista de terceros. Por este motivo, los vecinos de la ciudad de Merlo no caen de su asombro y no pueden creer que la secuencia haya mutado en un final fatídico para ambos.

Belén Elizabeth Aquino, de 29 años.

Este miércoles, Aquino -que se desempeñaba como agente de la Policía Federal, destinada a la división Seguridad y Custodia- fue encontrada sobre esa misma cama, muerta de un disparo en el cuello. A su lado se encontraba el pequeño Thian, ya sin signos vitales, asesinado por el mismo arma que terminó con la vida de su madre: una pistola Bersa Thunder 9 milímetros que se encontraba en la mano derecha de la mujer de 29 años.

 

La espeluznante escena fue descubierta por la madre de Aquino, quien se encontraba en la parte delantera de la casa ubicada en la zona del barrio de Pompeya, específicamente la calle Antaquera al 1500. De acuerdo con su versión, escuchó una serie de disparos alrededor de las 9 de la mañana, horas antes de las últimas publicaciones de Aquino, y al entrar con desesperación en la habitación de su hija, descubrió los cadáveres de ambos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Rápidamente, la abuela del chiquito llamó al 911 y al llegar, los efectivos encontraron al bebé con un disparo en la cabeza sobre el regazo de Aquino, mientras que la agente de la Policía Federal tenía un disparo en el cuello. En la mano derecha de Aquino se halló una pistola Bersa Thunder 9 milímetros, que sería el arma con la que la agente de la Policía Federal ejecutó los dos disparos que terminó con su vida y la de su hijo.

Del caso intervino la UFI Nº 5 de Morón, a cargo del Dr. Claudio Oviedo, quien ordenó que el lugar sea preservado para que actúen los peritos y que, por ahora, la única hipótesis del caso que maneja apunta a que la agente de la Policía Federal mató a su bebé y luego se suicidó. "Al fin y al cabo la muerte va tan segura de ganar, que de ventaja te da una vida", fue uno de los últimos posteos que realizó Aquino en una story en su cuenta de Facebook.

Días atrás, un hecho similar ocurrió en la provincia de Tucumán: un policía perteneciente a Infantería decidió quitarse la vida mientras se trasladaba en un colectivo, donde viajaban otras personas. El hecho ocurrió el pasado jueves cerca de las 7 de la mañana, cuando un colectivo se traslada desde la Capital provincial hacia la localidad de Famaillá. En medio del traslado, el efectivo tomó su arma reglamentaria y se quitó la vida.

 

El agente gravemente herido fue trasladado al Hospital de Famaillá, donde se constató su muerte. "El uniformado, de quién no se conoce aún su identificación, viajaba de San Miguel hacia el sur para trabajar. Iba en el servicio común de la empresa de trasporte público Exprebus”, expresaron desde sitio Monterizos sobre el policía.

Sergio Fernando Moyano se suicidó frente a una comisaría en Lanús.

Otro caso de suicidio en la fuerza sucedió el 24 de septiembre último: un efectivo policial, el Sargento Sergio Fernando Moyano, perteneciente al Comando de Patrullas de Tigre, se quitó la vida frente a una comisaría tras enterarse que su madre, María del Carmen Machado de Moyano, de 66 años, se había arrojado a las vías del Tren Roca, en la estación Lanús.

Los compañeros del uniformado informaron que el efectivo les dijo que saldría a la calle para tomar aire. Fue entonces cuando escucharon el disparo. En la vereda ubicada frente a la dependencia policial, ubicada en la calle General Bernardo O´Higgins al 1800, Moyano sacó del bolsillo su pistola reglamentaria, una Bersa Thunder 9 milímetros, con la que se quitó la vida de un balazo en la cabeza.

También en septiembre, pero el jueves 16, Mariana Ayala, oficial que cumplía funciones en la DDI Zárate-Campana, fue encontrada por su pareja, Omar Barrientos, también policía, con un disparo en la sien y la pistola 9 milímetros apoyada sobre su torso en la casa que ambos compartían, ubicada en la avenida Luis Vernet al 1400, cerca del cruce de Fair y Malvinas.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!