Secciones
Se cree que mantenían una relación

Horror: mató a una joven de 14 años a escopetazos y luego se suicidó

Nicolás Ruiz, 21 años mayor que la adolescente, fue encontrado sin vida a unos 170 metros del lugar del ataque con el arma homicida a su lado. 

Los vecinos de la localidad de Brea Pozo, en el departamento santiagueño de San Martín, quedaron horrorizados luego de que una adolescente de 14 años fuera abusada y asesinada este último domingo de dos disparos de escopeta por un hombre de 35 que, tras el femicidio, se suicidó. El hecho ocurrió en un camino vecinal del paraje Pozo Mositoi, a unos 300 metros de la casa de la adolescente.

De acuerdo a las primeras pesquisas, el fiscal de la Unidad de Género del Ministerio Público Fiscal santiagueño, Diego Cortés, calificó la causa como homicidio doblemente agravado en el marco de una relación de abuso, ya que la víctima era menor de edad y el acusado, identificado como Nicolás Ruiz (35), era 21 años mayor.

El fiscal explicó que este lunes recibirá las testimoniales realizadas por la policía de la División Homicidios Complejos y especialmente la de la madre de la menor. Además, agregó que ya declararon otros tres integrantes del entorno de la adolescente a la espera de los resultados de la autopsia de la víctima y del femicida, así como de los estudios periciales y de balística que confirmen la principal hipótesis de la mecánica de los hechos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El fiscal se hizo presente ayer en el lugar junto con los investigadores policiales y dispuso el secuestro del teléfono celular de la adolescente y de la escopeta empleada para cometer el crimen. Según explicó el fiscal, "la madre de la menor la había enviado a cargar el celular a un lugar cercano, ella fue en bicicleta alrededor de las 12.45 de ayer y a las 13.45 un chico de 14 años encontró a la adolescente en el suelo, por lo que fue a avisar a los familiares y luego llegó la policía".

Si bien se esperan los resultados de las pericias, a simple vista se determinó que la chica tenía dos disparos, uno en la espalda, que habría sido el primero en recibir cuando quiso huir, y otro en el rostro. A unos 170 metros del lugar del ataque, los pesquisas encontraron el cuerpo del Ruiz, quien se habría disparado con el mismo arma que fue encontrada a su lado.

De acuerdo con los testimonios de los vecinos, que serán llamados a declarar, la menor y el homicida mantenían una relación afectiva, que ocultarían por la enorme diferencia de edad entre ambos. Quienes sugirieron la existencia del vínculo, añadieron que solían verse a escondidas, no solo por la diferencia de edad, sino también porque, al parecer, también había una presunta relación de parentesco lejana.

Los femicidios no se detienen

Un total de 92 femicidios de mujeres y niñas, cinco transfemicidios y siete femicidios vinculados de varones adultos y niños se produjeron durante los primeros cuatro meses del año y en el marco del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), según confirmaron desde la organización La Casa del Encuentro.

El informe del Observatorio de Femicidios "Adriana Marisel Zambrano" titulado "Pandemia de Género" confirmó que en ese lapso en la provincia de Buenos Aires fueron cometidos 29 crímenes, seguido de Córdoba con 10, y luego por la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero y Santa Fe con 7. 

En Tucumán hubo 6 femicidios, 4 en Salta, 3 en Chaco y La Rioja, y 2 en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Formosa y Jujuy. Por último, en las provincias de Catamarca, Corrientes, Misiones y San Luis se registró un femicidio en cada una de ellas. Respecto al vínculo con el femicida, 32 fueron cometidos por parejas y 27 por exparejas, 10 por conocidos/vecinos y 7 por otro familiar. Además, en un caso el femicida fue el padre o padrastro, y 20 sin vínculo aparente.

El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue el de 31 a 50 años, con 40 femicidios, seguido por el de 19 a 30 años con 35, y de 51 a 65 y 66 a 85 años con 6 casos. De acuerdo al informe de La Casa del Encuentro, 12 víctimas habían realizado una denuncia previa, mientras que la mayoría de los asesinatos fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, con 35 y 27 casos, respectivamente.

En tanto, 25 de las mujeres fueron baleadas, 21 apuñaladas, 17 golpeadas, 8 incineradas, 5 ahorcadas, 4 estranguladas, 3 degolladas y por traumatismos, y 2 fallecieron ahogadas, asfixiadas y atacadas con hachas o machetes, según indicó el Observatorio. Las víctimas colaterales de estos crímenes en durante el primer cuatrimestre de 2021 fueron 103 hijas/hijos, de las cuales 65 son menores de edad.

Según los datos de la organización, 10 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y en la misma cantidad fueron agentes o ex agentes de fuerza de seguridad. También se estableció que 6 víctimas eran migrantes, 5 tenían indicios de abuso sexual y 5 eran mujeres trans, 4 estaban embarazadas, 2 estaban en situación de prostitución, y una era perteneciente a pueblos originarios. Respecto de los femicidas, 11 de ellos se suicidaron tras cometer los crímenes.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!