Secciones
Policiales

Horror en Villa Ballester: encontraron a una nena de 5 años dentro de una caja de madera y cemento

La madre dijo que la nena sufrió "una broncoaspiración" que le habría quitado la vida. La detuvieron. 

La localidad de Villa Ballester, partido de San Martín, volvió a convertirse en el escenario de un verdadero horror: una nena de tan solo 5 años fue hallada muerta dentro de una caja de madera que estaba tapada con cemento en una casa ubicada de la calle Catamarca al 3900. Por el crimen, fue detenida Vanesa Mansilla, de 27 años, quien fue identificada como la madre de la menor y confesó que fue ella quien la había colocado en esa caja.

El hallazgo ocurrió el lunes, luego de que Mansilla se presentara en la comisaría y ante los efectivos que la atendieron declarara que tenía a su hija muerta en su casa. De acuerdo con sus dichos, la pequeña sufrió "una broncoaspiración" que le habría quitado la vida. Pero como no supo qué hacer se "asustó", metió el cuerpo de la menor dentro de una caja y la llenó de cemento.

Luego de la confesión de la mujer, los policías de la comisaría N°2 de San Martín se dirigieron rápidamente a la casa ubicada en la calle Catamarca y encontraron rastros de sangre en uno de los colchones. Luego se toparon con la caja de madera que mencionó Mansilla y al remover el concreto, encontraron el cuerpo de la nena dentro de una bolsa de nylon. “Se me broncoaspiró, me asusté”, confesó -no judicialmente- la madre.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo con el portal Vía Szeta, los policías dieron intervención a la Justicia, que ordenó que detengan todo tipo de movimiento y trasladen el cuerpo hacia la sede del Cuerpo Médico Forense de San Martin. El caso quedó en manos del fiscal Daniel Cangelosi, quien ya pidió que se envíen a analizar las muestras de sangre que fueron levantadas en el colchón de la vivienda, para intentar determinar si corresponden a la víctima.

Villa Ballester había sido noticia en junio de este año cuando encontraron a Alfredo Kuchalski. de 83 años, muerto y maniatado en su casa de esa localidad bonaerense. El informe preliminar de la autopsia había determinado que Kuchalski falleció asfixiado. Los pesquisas habían establecido que no hubo indicios de "robo" debido al estado en el que se hallaba la vivienda: la víctima padecía el síndrome de Diógenes, que se manifiesta en la compulsión por acumular objetos.

Al momento del hallazgo, el anciano estaba sentado en una silla y con las manos atadas hacia atrás con precintos, en su vivienda en la que convivía con una de sus hijas de 43, que tiene Síndrome de Down. Kuchalski llevaba todas las mañanas a un centro de día ubicado a unas cuatro cuadras de su domicilio, y como no fue a retirarla aquel día como era habitual, las autoridades del lugar se comunicaron con la Unidad Policial de Prevención Local (UPPL). Los efectivos posteriormente acudieron a su casa y hallaron su cadáver.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!