Secciones
Crimen

Horror: temen que el infanticida de Uruguay haya atacado a los amigos de Felipe

La escalofriante historia del brutal asesinato y abuso sexual que sacudió a Uruguay podría tener otros capítulos: los investigadores no descartan que Fernando Sierra, el DT infanticida que mató a Felipe Romero, haya podido atacar a otros chicos del club en el que trabajaba.


Felipe tenía 10 años. Sierra lo secuestró, abusó de él y lo asesinó.

Todas las miradas están puestas ahora en el club en el cual entrenaba el joven, Defensor de Maldonado. Y es que el asesino tenía una extraña costumbre de organizar reuniones en su casa con los chicos que entrenaba, lo que lleva a los familiares a cuestionarse si el abuso podría haberse extendido hacia otras víctimas. La pregunta que más de uno se hace: ¿hay otros "Felipes"?

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
El entrenador organizaba reuniones en su casa con los chicos que entrenaba.

“La Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI) puso a disposición del club asistencia psicológica. Así que un equipo se va a acercar a contener a los chicos", contó al diario Clarín Miriam Sosa, secretaria del club y madre de un chico que tuvo a Sierra de entrenador. "Si le hizo algo a alguno de ellos, buscamos que puedan expresarse y salir adelante”.

Según el Facebook del asesino, Felipe era su "hijo".

La mayor preocupación proviene de las reuniones que el asesino mantenía con los chicos que entrenaba. "Hacía almuerzos y meriendas de las que participaban varios nenes. Los invitaba, por ejemplo, a ver algún partido de fútbol de la selección uruguaya", reconoció Sosa.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!