Secciones
En santa cruz

Horror: un capataz de una estancia asesinó a su hijo de 13 años y luego se quitó la vida

Se investiga si se trató de un femicidio vinculado. La madre del menor había viajado a cuidar a su padre.

La localidad santacruceña de Gobernador Gregores no sale de su asombro. Durante el domingo se conoció la terrible noticia de que un hombre había matado a su hijo de 13 años, y que después de haber cometido el terrible hecho, se quitó la vida.

El capataz de una estancia en Santa Cruz mató a su hijo.

El crimen ocurrió mientras la madre del nene se encontraba en la localidad de Piedra Buena, asistiendo a su padre enfermo. El asesino y padre del menor fue identificado como Alexis Saiz, quien se desempeña como capataz de una estancia.

Según indicaron fuentes policiales, una amiga de la madre del menor fue quien encontró a la víctima sin vida cuando se acercó a la vivienda para chequear cómo estaba el chico, que había quedado solo en la casa. En base a lo que se pudo reconstruir, lo que pasó es que la mamá del niño se preocupó porque él no le respondía los mensajes, por lo que le pidió a una amiga que fuera a ver si el menor estaba bien. "¿Gorda, podés pegarte una vuelta por casa? El nene no me atiende los mensajes y me preocupé”, le dijo la mujer, ya asustada.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando la amiga llegó a la vivienda, se encontró con que el chico estaba muerto en su dormitorio, por lo que inmediatamente llamó a la Policía. Al arribar el personal policial, se constató desorden en el acceso a la casa, manchas de sangre y en el interior de una de la habitación estaba decúbito dorsal al menor sin signos vitales.

Con el pasar de las horas, una mujer le informó a la Policía que había recibido el llamado telefónico de su pareja, que trabaja en la Estancia María Rosa, a 90 km de Gobernador Gregores, quien le había contado que esa tarde mientras retornaba al casco de dicha estancia encontró muerto a su patrón, Alexis Saiz, sin especificar mayores detalles.

Ante esta situación, los investigadores se dirigieron hasta el lugar, y encontraron que a 3 km del casco principal de la estancia, a metros de un vehículo Chevrolet Cruze, estaba el cuerpo sin vida de Saiz, quien se había disparado en la cabeza con un arma calibre 22.

El hecho ocurrió en la casa en que vivía la familia.

Se espera que en las próximas horas su cuerpo y el de su hijo sean trasladados a alguna Morgue Judicial para que les realicen las autopsias correspondientes.

La causa quedó a cargo de la jueza de instrucción Noelia Ursino, quien no descarta que se trate de un femicidio vinculado, el cual se trata de personas que fueron asesinadas por un femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a una mujer.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!