Secciones
Investigación

Maddie McCann: las pruebas que complican al imputado y la escalofriante teoría sobre el crimen

El alemán está detenido, acusado de haber violado a una anciana en 2005.

A pedido de la Justicia portuguesa, finalmente Christian Brueckner fue declarado oficialmente como sospechoso en Alemania de la desaparición en 2007 Madeleine McCann. Está acusado de haber raptado a la pequeña de 3 años y de luego haberla asesinado.

Según lo reconstruído, la noche del 3 de mayo de 2007 Madeleine McCann fue secuestrada de la habitación del hotel del sur de Portugal, donde vacacionaba junto a sus padres -Gerry y Kate McCann- y sus dos hermanos menores. Si bien no está comprobado como alguien ajeno al complejo pudo entrar, lo cierto es que la habitación daba a la calle y el acceso no era dificultoso.

A pesar de que todavía hay muchas cosas por determinar, con esta acusación formal se logrará que el hombre de 45 años sea trasladado desde Alemania -donde actualmente está preso por los delitos de violación y drogas en otras causas- a Portugal, para un interrogatorio formal.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sucede que en los últimos meses los investigadores encontraron evidencia concreta contra el sospechoso, y si bien pasó mucho tiempo desde la desaparición de "Maddie", aún hay información que puede rastrearse.

Según el medio Telegraph, Brueckner  vivía en una casa rodante cerca del complejo vacacional Praia da Luz en Portugal cuando Madeleine desapareció en 2007. Eso lo ubica próximo al lugar del hecho, lo que podría haber sido para él algo estratégico a la hora de ver que la niña se quedó sola en el cuarto.

Por eso mismo, ese vehículo -se cree que le fue prestado por alguien- ahora es fundamental para que la policía reconstruya el caso. Lo que sì se sabe, es que visto en el área alrededor de Praia da Luz en el momento en que desapareció Madeleine, por lo que queda determinar cuáles fueron sus movimientos durante esa noche.

Brueckner también manejaba un Jaguar. El auto tenía matrícula alemana y estaba registrado a su nombre, pero el día después de la desaparición de Madeleine, el acusado se puso en contacto con las autoridades de licencias de vehículos en Alemania y volvió a registrar el coche con el nombre de un conocido. Con toda la evidencia registrada ahora, esa actitud es más que sospechosa.

Actualmente el delincuente está detenido por la violación de una estadounidense de 72 años en 2005 en el sur de Portugal, pero no por el caso McCann.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!