Secciones
Laprida

Infidelidad y un conflicto previo: las nuevas pistas que siguen los investigadores en el crimen de Daiana

Hay cinco policías detenidos y acusados de "homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y por tratarse de miembros de la fuerza de seguridad policial en abuso de sus funciones".

En un nuevo giro durante la causa, la Justicia investiga ahora una presunta infidelidad como posible móvil en el crimen de Daiana Abregú, ocurrido en una comisaría de la ciudad bonaerense de Laprida el 5 de junio pasado.

Los cinco policías de la Provincia apresados -Vanesa Soledad Nuñez, Juliana Zelaya, Adrián Osvaldo Nuñez, Pamela Di Bin y Leandro Fhur- fueron indagados este martes por el fiscal de la causa, José Ignacio Calonje. Sin embargo, la Justicia puso su mirada en Vanesa Núñez, ya que según surgió en la investigación -aún no figura en el expediente- Abregú mantendría una relación cercana con el novio de esta oficial, que está embarazada.

La indagatoria con esta policía duró dos horas, aproximadamente, no solo por ese dato, sino también porque fue quien encontró a Abregú "colgada con su campera". En su declaración, Núñez, de 34 años, sostuvo que "intentó reanimarla durante quince minutos hasta que llegó la ambulancia", al tiempo que admitió haber falseado su firma en el acta de procedimiento. Además, nombró a funcionarios que estuvieron presentes en la seccional. Por lo tanto, a partir de esta confesión podría haber más detenciones en el lapso de esta semana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Asimismo, el novio de Núñez sería citado a declarar sobre los mensajes que recibió de su pareja y su posible vínculo con Daiana.

​Durante el martes por la tarde fueron indagados los otros cuatro detenidos: Zelaya, de 35 años, Adrián Núñez, de 34, Di Bin, de 25, y Fuhr, de 33. La causa está caratulada como "homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y por tratarse de miembros de la fuerza de seguridad policial en abuso de sus funciones".

Las detenciones ocurrieron tras un giro que dio la pesquisa con el resultado de la segunda autopsia al cuerpo de Abregú, realizada en La Plata, exigida desde el inicio por la familia de la joven, representada por el abogado Sergio Roldán, y por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) que, en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, interviene en la causa como particular damnificada.

En esa reautopsia, los forenses establecieron que en el cuerpo de la joven "se constataron hallazgos compatibles con un síndrome general asfíctico", sin que se advirtiera surco de ahorcadura, lesiones en partes blandas (músculos del cuello) ni alteraciones en laringe ni del hueso hioide, lo que descarta de plano que se haya colgado con su campera, tal como indicaba la versión policial y avalara la primera autopsia.

En la causa, la familia de Daiana está representada por el abogado Sergio Roldán, mientras que en las últimas horas se sumó como particular damnificado el Gobierno bonaerense a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia, a cargo de Matías Moreno.

Daiana fue hallada muerta la tarde el 5 de junio último en una celda de la Estación de Policía Comunal de Laprida, unos 430 kilómetros al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, tras ser aprehendida cerca de las 7 de la mañana porque se encontraba alcoholizada y realizando disturbios en la vía pública.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!