Secciones
Policiales

Intentaron robarle a un policía con un arma de juguete: un ladrón murió y el otro está internado

Ocurrió en Merlo.

El último fin de semana, Fabián García tuvo franco. Desde hace más de una década forma parte de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y aprovechó sus días libres para salir de compras. Por eso, partió para Merlo.

 

En horas de la tarde, cuando salía de un comercio en donde compró un par de zapatillas, el comisario de la Delegación Departamental Zonal de Comunicaciones AMBA Norte fue interceptado por dos jóvenes que andaban en moto en la esquina de las calles Brunet y Fraga, en el barrio Pompeya, ubicado en Merlo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En ese momento, vestido de civil, el comisario tenía entre su ropa el arma reglamentaria, la sacó y les disparó a ambos, que aún seguían sobre la moto. Uno murió al instante y el otro fue atendido por médicos del SAME y fue trasladado al hospital zonal donde se encuentra internado en grave estado. 

 

Horas después, los delincuentes fueron identificados como Franco Agustín Rivero y Nahuel Antonio Azuaga. Los de 22 años de edad. Los ladrones se trasladaban en una moto Honda Twister roja y blanca sin patente, que tenía pedido de captura, según determinaron horas después, ya que había sido robada hacía varios meses. 

 

Según pudieron reconstruir, uno de los jóvenes, sin bajarse del rodado, le apuntó al comisario para que le entregara el celular y la billetera. En ese momento, el policía les disparó. Cuando cayeron heridos y les sacó el arma, se dio cuenta que se trataba de una réplica de juguete. 

Además, en su declaración, García afirmó que dio la voz de alto y luego disparó, al menos, seis veces. Uno de los motochorros, de nombre Azuaga, recibió tres tiros en la espalda, uno en una pierna y el otro en el glúteo. El otro ladrón, llamado Rivero, fue herido en su espalda. 

 

Tras ser trasladados a los hospitales Eva Perón y al Zonal General de Agudos Héroes de Malvinas, fueron operados de urgencia. Rivero murió el sábado, mientras era sometido a una intervención. Azuaga está en grave estado. 

 

La causa quedó a cargo de la UFI N.º 5 de Morón y en primera instancia, el comisario quedó libre. El fiscal cree que el policía actuó en “legítima defensa”. Además se determinó que los motochorros habían realizado un raid, cometieron varios robos con el arma de juguete y la causa en su contra fue caratulada como “robo agravado por el empleo de arma de utilería en grado de tentativa”.

 

En las redes sociales, los amigos y familiares de los ladrones despidieron al que murió. Lucía, que era amiga de Rivero, publicó: “Todavía no caigo, te voy a extrañar plaga. Me quedo con lo mejor de vos y las giras y after, verte en la plaza. Descansá en paz, amigo”.

 

Otro amigo de los motochorros escribió en Facebook: “Los pibes sabemos lo que son, que sigan hablando los grupos y todos los putos que hablan mal que la chupen, son unas grandes personas, unos re amigos para todos y nosotros no los juzgamos por nada, así que los que dicen giladas… para la familia y a los amigos es un momento feísimo y doloroso. Franco Agustín y Nahu Ezequiel con ustedes siempre, digan lo que digan, acá los pibes estamos con ustedes siempre”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!