Secciones
Policiales

Jeringas y pastillas: así cayó el chofer de Uber que drogaba y violaba pasajeras

El acusado tiene 43 años y es de nacionalidad peruana.


En las últimas horas, un hombre de 43 años fue detenido en Constitución. El chofer de Uber, de nacionalidad peruana, fue acusado de drogar y abusar sexualmente de, al menos, una pasajera durante un viaje que habían realizado a fines del año pasado.

Tras la denuncia de la mujer, la Policía montó un operativo para dar con el violador. Luego de dos allanamientos, los efectivos incautaron una gran cantidad de fármacos, que el hombre utilizaba para sedar a las mujeres y luego abusar de ellas dentro del rodado. 

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La División de Delitos Informáticos Complejos de la Policía de la Ciudad fue la primera en llegar al domicilio del detenido, ubicado en Mompox y Avenida Brasil, al sur de la Ciudad de Buenos Aires. Tras los allanamientos a pedido de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 12, a cargo de Martín López Perrando, los efectivos efectuaron la detención. 

 

El hecho en cuestión ocurrió en la noche del 19 de diciembre. Esa noche, una joven pidió un Uber a través de la aplicación. Unos minutos después de subir al auto, en pleno viaje, fue sedada y violada por el chofer. Tras la denuncia de la mujer, comenzó una larga investigación. 


Luego de mirar horas y horas de los registros de las cámaras de seguridad de las calles por donde circuló el vehículo el día del abuso, los agentes pudieron identificar al acusado en pocas horas. Enseguida confirmaron que dentro de la plataforma de Uber tenía varios perfiles. Según informes, los usuarios registrados del detenido serían más de 70. 

 

 

Tras un trabajo en conjunto con la aplicación de viajes, la Policía también determino que, cada vez que salía a trabajar, cambiaba el nombre de usuario, su mail y el número de celular. De esa forma, podía elegir a la víctima sin ser identificado. 
Tras los allanamientos, los policías detuvieron al violador en su propiedad, luego de utilizar el sistema de geolocalización de la plataforma Uber. En el lugar y en el auto encontraron todos los elementos que lo vincularían directamente con el abuso sexual. 


Según informaron desde la Justicia, en su vehículo, el violadro tenía varios medicamentos como ampollas medicinales, jeringas, pastillas de diversos tipos y dos teléfonos. Además en su propiedad y en una segunda vivienda allanada, encontraron cajas de medicamentos y diversos elementos de la aplicación Uber. 


En total, incautaron 24 ampollas, cuatro jeringas de las cuales dos estaban en sobres y otras dos ya abiertas, una tableta con cinco unidades de Kemanat Keterolaco de 10mg, una tableta con tres unidades del mismo fármaco, una bolsa con una pastilla, 75 agujas y cuatro jeringas. 

 

A eso se le sumaron 10 unidades de paracetamol, dos de sertralina, dos cajas de tacrodem, tres unidades de ribata, una de dermexane, uno de quetiapina, dos ibuprofenos, dos eritromicinas, dos comprimidos de esomeprazol, tres buscapinas, tres bisturís, 13 ampollas de solución fisiológica, entre otras, además de cinco celulares, de los cuales uno de ellos pertenece a la mujer que sufrió el abuso. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!